N° de Edición 7144
LOGO

“En los últimos tiempos se perdieron un montón de puestos de trabajo”

“En los últimos tiempos se perdieron un montón de puestos de trabajo”.

El secretario general de la Confederación General del Trabajo de La Matanza, Ernesto Ludueña, analizó con preocupación el contexto laboral en el país y en el distrito en particular.

Además, rechazó una reforma laboral y exigió paritarias para todos lo sectores.

En diálogo con «Haciendo Radio”, una producción de Diario NCO que se emite de lunes a viernes de 10.30 a 13 por la 20.20 NCO Radio, Ludueña destacó la administración de la pandemia por parte del Gobierno Nacional pero objetó la falta de previsión con protocolos para que las y los ciudadanos pueda trabajar.

“No se podía vivir encerrados, había que acostumbrarse a participar y a convivir con ella (la pandemia). Que la vida económicadebía seguir su curso. Porque hoy tenemos pérdida laboral, de una u otra manera”, describió el dirigente.

Asimismo, aseguró que, a pesar de la doble indemnización y la prohibición por decreto de despedir a las y los trabajadores, hay mucho empleo informal que se cayó por la crisis económica.

“Está demostrado que hay pérdida laboral en blanco, de trabajo formal. En los últimos tiempos se ha perdido un montón de puestos de trabajo”, sostuvo el sindicalista.

Por otro lado, en cuanto al retorno de las actividades comerciales, consideró que la reapertura aún es parcial y se dio por una “imposición” implícita de los comerciantes ante la necesidad de mantener su fuente de ingreso.

“Mucha regulación, vuelven con un horario restringido, con mucho protocolo, hay muchos establecimientos que no están a pleno, no podemos decir que la actividad se ha normalizado, los shopping, por ejemplo, están cerrados. Los lugares de concentración están cerrados. Y los horarios son restrictivos”, señaló el gremialista.

A su vez, indicó que se necesita elaborar una planificación en conjunto para una mejor organización. En otras palabras, volver atrás es muy difícil, entonces, es preferible regularlo de la manera más segura posible para evitar mayores complicaciones.

“Todo lo que es municipal ha dejado que abran los comercios porque los comercios abrían con protocolo y sin protocolo, en vez de tener una estrategia en común, no hay nada firmado que diga que debían abrir”, aseveró.

Del mismo modo, trajo de ejemplo el rubro gastronómico y la situación de emergencia que “nadie la va a poder remediar”, porque es “una actividad que la están matando”. Igualmente, la construcción es “otro de los sectores muy golpeados que no han tenido ningún tipo de protocolo”.

El panorama en La Matanza

Respecto del distrito más poblado de la provincia de Buenos Aires, Ludueña hizo hincapié en que las y los ciudadanos están acostumbrados a “llevar el pan diario” y no a “pedir el plato de comida o ir a anotarse la IFE”.

“Ellos saben ganarse el pan para llevar a su gente, los compañeros de la construcción y realmente no le han atendido, no han contemplado sus situaciones, se puede organizar un poco más. Si dejándolos en la casa se van a la esquina, a juntarse con los amigos, entonces cuál es el protocolo”, se preguntó el entrevistado.

En este sentido, el dirigente refirió que “no es lo mismo hacer un protocolo en barrio norte que hacerlo en Virrey del Pino”, en referencia a las formas y “condiciones de vida diferentes”, en cuanto a las posibilidades que cada uno cuenta y las diversas realidades.

“Cómo le van a pedir las mismas condiciones de protocolo a una persona que vive en distintas condiciones que otra. En González Catán, Virrey del Pino, donde viven las familias trabajadoras, las condiciones de insalubridad, las condiciones edilicias de la casa, a veces tienen 30 metros cuadrados y viven 8 personas”, graficó el representante de la CGT.

De la misma manera, entendió a quienes no pueden cumplir estrictamente la cuarentena si “esperan que una persona se vaya a trabajar para otro acostarse a dormir”. En decir, el sindicalista explicó que no le puede “decir que se queden encerrados en su propia casa”.

Por otra parte, debido a la densidad poblacional del partido, Ludueña calcula que “en La Matanza seguramente tenemos muchos más de los casos que detectamos”. ¿Cuál es la cifra que piensa?Lo explicitó de la siguiente manera: “Si uno multiplica cada muerto por 1000 personas, yo calculo que estamos en los 600 mil infectados hoy en el distrito con coronavirus, no detectados, obvio”.

La reforma laboral no es opción

Ante la pregunta del conductor de Haciendo Radio, Oscar Pettinato, sobre algunos proyectos que se rumorean, Ludueña fue terminante: “No empecemos por la reforma laboral, qué reforma laboral vamos a discutir si no hay trabajo”.

A fin de reafirmar su postura, postuló como propuesta que “primero hay que hablar de producción”. Es más, recordó la historia reciente del país y concluyó que “acá siempre se empieza por el sector más débil”.

Finalmente, afirmó que el salario no es la variable de la economía que va a salvar la crisis, sino que todo lo contrario. “Hoy la mano de obra para Argentina está muy barata. Y qué reforma laboral si el 50 % de la actividad no está registrada en Argentina. Qué más flexibilización piensan hacer”, se opuso.

Por último y a modo de despedida, dejó un mensaje de esperanza para las y los trabajadores que representa: “Esto va a pasar y vamos a trabajar por un distrito que tenga posibilidades”.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba