N° de Edición 7218
LOGO

El precio del pan subiría en las próximas semanas

El precio del pan subiría en las próximas semanas.

Los aumentos no dan tregua debido a que en una nueva ocasión golpean la economía del país y el bolsillo de los consumidores, ya que desde la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines informaron un posible ascenso de precios en el pan y sus derivados entre un 10 a un 15 por ciento.

El incremento del costo sería como consecuencia del aumento del precio de la harina, las grasas y la margarina, entre otros productos sumado a la incidencia de los impuestos y la reciente suba de la nafta.

El presidente de la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines, Miguel Di Betta, explicó a través de los medios radiales: “Se anticipa un nuevo precio del pan y de todos sus derivados, que rondará entre un 10 y 15 por ciento”, y agregó: “Esto se debe al aumento de los precios de los insumos para la producción”.

En relación con la fecha en la cual comenzaría a regir esta suba, el dirigente afirmó que podría aplicarse a partir de esta semana y sostuvo que están analizando que en cada provincia se ajusten precios diferentes, debido a que cada una tiene sus costos de fletes.

Por otra parte, el político aseguró que actualmente el kilo de pan cuesta 140 pesos promedio en Buenos Aires, mientras que una docena de faturas oscila entre 240 pesos a 300 pesos dependiendo la zona en donde se compre.

“Venimos en baja de ventas, esto no nos ayuda ni a nosotros ni al público en general. Pero verdaderamente una bolsa de harina hace 15 días valía 1.400 o 1.500 pesos y hoy es 1.800 pesos y otros molinos se encuentran directamente con la venta suspendida”, detalló Di Betta.

Además, según los datos que aportó el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en diciembre del 2020 el kilo de pan registró un precio de 140,13 pesos con un aumento del 1,3 por ciento en comparación con el mes de noviembre.

Las panaderías de barrio

Entre el pan calentito y un rico aroma a faturas por la mañana, salimos a recorrer panaderías de zona oeste para determinar si alguna de ellas ya ajustó el precio de los panificados y cuál es la reacción de los consumidores.

En primera instancia nos dirigimos hacia la localidad de San Justo y conversamos con Lorena empleada de la panadería y confitería ubicada sobre Avenida Perón esquina Illia y expresó: “El último aumento fue en diciembre y de ahí lo mantuvimos Actualmente el kilo de pan está 160 pesos. El único que varía es el pan de grasa que sale 10 pesos más”.

A unas cuadras de ahí, en otro local ubicado sobre Arieta, Silvia Itatí empleada manifestó: “Nosotros vendemos el kilo de pan francés y caseritoa 120 pesosque es el que más lleva la gente. Después lo que es figazzas, pan Felipe y esos el kilo está 150”, y agregó: “El pan lo subimos hace un mes y medio, y la harina aumentó antes de fines de noviembre un 30 por ciento. En diciembre fue el últimoincremento de precio que hubo”.

“El pan ahora lo estamos vendiendo 150 pesos, el surtido y especial a 160 pesos el kilo. La última suba que tuvimos fue el domingo pasado nos llegaron los precios sugeridos y el costo pasó de 120 pesos al precio que esta ahora”, contó Hugo encargado de la panadería “Guadalupe” ubicada sobre Avenida Luro en Gregorio de Laferrere.

Por su parte, Luciana empleada de la panadería “Ariadna” en Avenida Del Tejar de misma localidad, detalló: “Lo que hacemos es ponernos de acuerdo con los panaderos de la zona para que todos tengamos el mismo precio. Ahora el kilo de pan está120 pesos, todavía no se aumentó. No variamos el costo si es casero, flauta, ni por galletas”.

“Si nos dicen que tenemos que ponerlo a 150 pesos nosotros tratamos de tener al costo de la gente, sabemos que estamos todos con una situación terrible así que tratamos de no aumentar demás ni abusar”, aclaró Luciana.

¿Qué pasa con el consumo?

Lorena indicó que pese a que el incremento fue hace un tiempo los clientes no dejaron de comprar y especificó: “Llega el domingo, llega el asado y hay gente que se lleva dos kilos de pan. Además, precisó: “Todo lo que es materia prima si aumentó un montón, nosotros lo que tratamos de hacer es mantener el precio”.

En la misma línea, Hugo también especificó que el consumo no disminuyó, pero tuvieron que incrementar los precios de las faturas y demás productos, ya que tras el aumento de la nafta eso se vio reflejado en la suba de la materia prima.

Sin embargo, no todos percibieron lo mismo debido a que Silvia Itatí describió: “Sí disminuyó el consumo, se nota por ejemplo en que la gente en vez de llevar un kilo lleva medio, en vez de llevar medio lleva dos pancitos. Comen menos pan”, e indicó: “Con la pandemia bajaron las ventas de productos como repostería y después de eso, con el aumento de todos esos productos porque subió la harina y toda materia prima, se notó mucho la baja de ventas.”

Un relato similar brindó Luciana: “Vos decís aumentó el pan y la gente ya no viene tanto. En vez de comprar un kilo compran un cuartosino te compran medio”, y afirmó: “Se incrementó mucho la materia prima y los panaderos no consiguen algunos productos, pero aún no aumentamos el precio de faturas que esta 200 la docena o tortas”.

En suma, el Instituto de Estadística y Censos (INDEC) aportó que el precio del kilo de pan francés tipo flauta aumentó un 29,75 por ciento en los últimos doce meses, al pasar de 108,02 pesos a 140,13 pesos en el promedio para el Gran Buenos Aires.

Los datos oficiales indican que existe una fuerte disparidad de precios en las distintas regiones del país, ya que en el Noreste el kilo de pan francés fue de 97,90 pesos promedio en diciembre de 2020, en Cuyo se ubicó en 96,58 pesos, en el Noroeste 104,96 pesos, en la región Pampeana112,74 pesos y en la Patagonia 140,08 pesos.

¿Qué dicen los clientes?

En esta ocasión realizamos una encuesta a través de la red social de Twitter en la cual preguntamos en primer lugar a cuánto consiguen el kilo de pan en su barrio a lo que un 11, 1 porciento respondió que lo compra a un precio que oscila entre 80 y 90 pesos, mientras que un 22, 2 porciento lo paga entre 90 a 100 pesos y por último el 67, 7 porciento lo compra en un costo que va de los 100 a 200 pesos.

Por otro lado, respecto a la cantidad que suelen consumir un 45,5 porciento compran un kilo, en un escalón por debajo con un 27,3 porciento se ubica el medio kilo, un 18,2 por ciento consume un kilo y medio y en menor medida un 9,1 porciento compra dos kilos o más.

En relación con la disminución del consumo tras los aumentos un 57, 1 porciento aseguró que no dejaron de comprar pese a la suba del precio, contra un 42, 9 porciento que afirmaron el descenso de la compra de pan por el costo.

Por último, los argentinos optan por distintos tipos de panes y se reparten entre caserito con un 8, 3 porciento, flautita en el top con un 41,7 por ciento, mingón elegido con un 33, 3 por ciento mientras que un 16,7 porciento seleccionan otra variedad.

Los impuestos a la masa

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) realiza cada seis meses un relevamiento, en esta oportunidad determinó y dio a conocer el impacto de los impuestos y costos en el precio final de los panificados.

El informe estableció que, en relación con el pan, el precio del trigo se incrementa siete veces desde que sale del campo hasta que se convierte en el producto conformando así el valor final del pan donde un 60 porciento son costos, un 25 porciento son impuestos y tan solo un 15 por ciento son ganancias.

A su vez, respecto a la carga impositivo el 78 porciento corresponden a tributos nacionales, el 19 porciento son provinciales y en un 3 por ciento son municipales.

“Traduciendo de otro modo, de un kilo de pan, 600 gramos representan los costos de producirlo, 250 gramos impuestos y 150 gramos ganancias de toda la cadena. En seis meses, aumentó la participación de los costos y se redujo la de impuestos y ganancia global”, sostuvo Natalia Ariño economista de FADA a Infobae.

Por su parte, David Miazzo, economista jefe de la Fundación, explicó a dicho medio: “El salto que se registra en la panadería tiene una explicación, ya que en este eslabón se combinan dos procesos: producción y comercialización”.

“Tiene un uso intensivo de mano de obra, costos de servicios y costos de alquiler. Adicionalmente, las escalas de producción lo largo de las cadenas son distintas, mientras el trigo y harina se realizan a gran escala, en la panadería es menor, por lo que los costos unitarios son mayores”, agregó Miazzo a Infobae.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba