N° de Edición 7126
LOGO

El pasado jueves se aprobó una ley que precariza a estos trabajadores

El pasado jueves se aprobó una ley que precariza a estos trabajadores.

Alejandro Falero, residente de primer año de Psiquiatría del Hospital Piñero ubicado en el barrio de Flores, dialogó con Diario NCO sobre cómo trabaja día a día y las medidas que se tomaron como consecuencia de la nueva ley que regula el trabajo de los residentes y concurrentes.

Un residente es un profesional de la salud. Por años estudian, se reciben y concursan por un cargo. “Uno ingresa a la residencia y/o concurrencia por un examen unificado, dependiendo del resultado se arma un orden mérito para luego poder tomar el cargo. No es lo mismo ser residente que concurrente. Estos últimos no reciben un sueldo mensual, ART, obra social, ni vales para el comedor. Trabajan menos horas, por lo menos en salud mental. En otras disciplinas trabajan a la par del residente”.

El entrevistado explicó: “No solo les mediques ingresamos al hospital para hacer residencia, sino también psicólogues, trabajadores sociales, kinesiologues, odontologues, enfermeres, entre otres. Les residentes actualmente  tenemos contrato de 8 a 17 de lunes a viernes”, aunque en algunos casos se retiran del hospital pasadas las 21.

Durante los días que la mayoría tiene libre, los residentes no duermen y no ven a sus seres queridos. “Les residentes de primer año hacemos guardias los sábados, domingos y feriados. Estamos 24 horas, la mayoría de las veces sin supervisión de un profesional de planta. Nuestras guardias no son pagas, en nuestro resumen del sueldo no están contempladas y hacemos de seis a siete por mes”.

“Además muchas veces después de cumplir con las 24 horas de guardia nos tenemos que quedar a atender pacientes. Así que no se respeta el post guardia, que es un derecho conseguido por les residentes y concurrentes. Estoy convencido de que nadie que trabaja por 24 horas está capacitade para seguir haciendo su labor. A esto llamo precarización laboral”, denunció Falero.

“Hacemos trabajos de la disciplina, pero también tareas administrativas, de camilleros y demás”

El conflicto actual estalla cuando el Gobierno, que debe garantizar el acceso a la salud para todos los ciudadanos y resolver los problemas de precarización laboral a los que se enfrentan los profesionales, saca una nueva ley que no toma en cuenta a los residentes y concurrentes como trabajadores.

El médico declaró: “Nos enteramos de que el legislador Quevedo había impulsado un proyecto de ley que rige para residentes y concurrentes en CABA sin previa consulta con los gremios que nos representan. Luego de la lectura de la ley nos pusimos en campaña en consultas a otras residencias y concurrencias para saber si estaban al tanto de la situación pero no había circulado mucha información al respecto”.

El entrevistado explicó lo que incluye esta ley votada el 28 de noviembre: “Establece un máximo de 64 horas de trabajo semanales; menciona un régimen disciplinario; no deja en claro cómo se calcula nuestro salario cuando actualmente cobramos menos de 150 pesos la hora; menciona a las guardias como formación intensiva”.

“Nos quita la posibilidad de votar a un par que ha finalizado el recorrido de la residencia y se postula para jefe de residentes; nos quita derechos adquiridos sobre licencias; y otras cuestiones”, añadió el doctor.

Y contó la violencia sufrida en la jornada siguiente. “El día que se votó este proyecto de ley marchamos a la Legislatura porteña para mostrar nuestra disconformidad con este proyecto y vivimos represión por parte del personal policial que nos arrojó gases y nos agredió físicamente. Además se votó de manera exprés”.

Tres legisladores del Frente de Izquierda salieron a defenderlos de la agresión policial y no los dejaron entrar nuevamente

“Como no fuimos escuchades, hicimos una asamblea general ese mismo día y decidimos de forma unánime el paro del 29 con movilización. Tampoco decidieron escucharnos ese día y decidimos un paro de 12 horas en nuestro servicio y el domingo paro de 24 horas”, señaló Falero.

Y narró: “El día lunes hubo un paro de 24 horas sin guardia y nos movilizamos a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad donde tampoco nos escucharon y marchamos al Ministerio de la Ciudad donde les representantes de cada hospital hablaron con la ministra Bou Pérez, quien se mostró a favor del proyecto diciendo que no pensaba vetar la ley”.

“Se le transmitió que desde nuestro lado era veto o paro y ella más tarde se reunió con los responsables del CODEI de cada hospital, los cuales plantearon también vetar la ley y sentarse a discutir otra que nos escuche a les que trabajamos en la salud pública. Martes y miércoles seguimos con las medidas de paro sin guardias”, dijo el médico sobre la función de un Gobierno que no garantiza el acceso a la salud.

El entrevistado reveló: “El miércoles nos movilizamos a la jefatura con acampe. Tanto residentes y concurrentes somos los que mantenemos el hospital público y privado, somos los que más horas estamos en los servicios y junto a les pacientes”.

“Creo que a medida que pasen los días les diferentes jefes de servicios nos irán apretando para volver a nuestras actividades debido a la masividad de gente que atendemos por día y que no es viable que no haya residentes y concurrentes en los hospitales. La unión que conseguimos en esta semana es histórica”, transmitió el médico en un balance personal sobre las medidas de fuerza tomadas.

Falero concluyó: “Diferentes profesionales de planta que ya han hecho un recorrido en el hospital nos dicen que nunca han visto semejante colectivo defendiendo nuestros derechos. Marchamos por les pacientes a les que vemos todos los días, esta lucha es por elles también y para que  la salud sea pública, de calidad y universal”.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba