N° de Edición 6893
LOGO

 DespaRamos: “la idea es ocupar los espacios públicos con arte”

 DespaRamos: “la idea es ocupar los espacios públicos con arte”.

La coordinadora artística, Laura Bosco, del teatro comunitario “DespaRamos”, dialogó con Diario NCO sobre el trabajo que realiza desde hace 15 años, como surge y cuál es la dinámica de la obra “Mujeres de Ramos”, que tuvo sus inicios en el año 2017 pero continúa en el 2019, en Ramos Mejía y alrededores, con el apoyo del Municipio de La Matanza.

Un grupo de teatro conformado por un equipo de coordinación artística de distintas edades. Cabe recordar que tuvo, varios años, el sostén en dirección, “alma mater” Beatriz Romeo, quien  por cuestiones de salud, en la actualidad dejó a cargo a su compañero Juan Olmos.

Entre ellos, el director ya mencionado Olmos, la asistente, Adriana Koening, el director musical, Nahuel Lacalle y por otra parte, Florencia Rossi  que se encarga de  la comunicación, las redes sociales al igual que Laura Bosco.

En cuanto a la entrevistada hizo cursos de formación teatral, pero como subrayó:”La gran escuela es el teatro comunitario, todo lo que hice fue gracias a eso”. Además, es docente de francés y trabaja en universidades y escuelas.

En su próximo proyecto, mezcla sus dos pasiones, ya que realizará un viaje a Neuquén, a la Universidad Nacional de Comahue, para dictar un curso de capacitación para profesores de francés, con el objetivo de utilizar las herramientas del teatro para la enseñanza de lengua extranjera.

Un recorrido hasta “Mujeres de Ramos”

Un equipo  que creó y estrenó  dos obras anteriores, una de ellas “Ramos hasta acá llegamos” y  “La perla del Oeste”, en las que se contaba la historia de Ramos Mejía, en un sentido cronológico.

De esta manera, la primera obra situó la historia en el año 1500 con la llegada de los europeos y españoles a estas tierras y finalizó  en el año ´50. La segunda, arrancó con el Bombardeo a la Plaza de Mayo, y terminó con el cambio de década en el año 2000.

“Veníamos  con la línea de tiempo  y nos resultaba bastante difícil porque son  procesos muy largos y además, el año 2015 fue un contexto electoral bastante complicado. La verdad que nos pareció mejor encarar por otro lado”, aseguró Bosco.

Dinámica de trabajo: Improvisación

Un extenso proceso conlleva la creación de obras de esta índole, primero, surgió la idea disparadora, luego la trasladaron a todo el grupo y así comenzaron con las improvisaciones sobre distintos personajes o momentos que eran los que querían abordar.

Asimismo, eligieron las más acertadas, las reescribieron  y en conjunto pensaron las canciones. Sobre estas últimas, a veces, son creación colectiva y otras tantas,  fruto de los dramaturgos.

Por eso, a partir del primer “Ni una menos”, se les ocurrió realizar  una puesta en homenaje a las mujeres de sus  pagos y como explicó la entrevistada:”Empezamos a investigar sobre ellas, algunas ya sabíamos y otras no. Sobre personajes individuales más o menos conocidos y colectivos de mujeres. Hicimos una búsqueda con historiadores de la zona, fuentes, con memorias colectivas nuestras”.

Un estreno conmovedor

A raíz de una  invitación en el año 2017,  a un encuentro en Quilmes con otro grupo de teatro comunitario, es cómo surgió la primer presentación , con algunas escenas, de la totalidad que es, hoy 2019, la pieza teatral “Mujeres de Ramos”.

“Fue un año muy difícil, en pocos meses fallecieron cuatro compañeros. Nunca había pasado algo así, se fueron personas entrañables, muy cercanos y para nosotros fue tremendo”, confesó Laura.

Si bien no contó con los ensayos suficientes, llevaron adelante tres funciones.  “Decidimos estrenarlo como un homenaje a ellos que estuvieron en la práctica diaria, en los trabajos y hasta en la escritura. Fue muy emotivo”, expresó la coordinadora.

En el corazón están ELLAS

 Un guión con ocho escenas y se encienden las luces con una “Fiesta de casamiento”, de dos bandos familiares: el de la novia y el novio que muestra los mandatos. Luego, es el turno de las fabriqueras textiles de “La Danubio”, que es ambientada en los años 50,  le siguen “El mundo del Revés” y la escena de “La Justicia”.

Después, la escena de la “Escuela Normal de Señoritas de Mary Sánchez”, “La Desaparición Lucina Álvarez” , “Los Afeites”, que son los mandatos de las mujeres, que sucede en una peluquería  y mezcla el teleteatro. Por último, la culminación con una puesta de la marcha “Ni una Menos”.

Una propuesta que se define como un homenaje a las pioneras históricas más conocidas como María Elena Walsh que vivió hasta su adolescencia en Ramos Mejía. También, a Lucina Álvarez que fue una maestra de Lengua y Literatura, desaparecida, durante los años de la dictadura y que trabajaba en la Escuela de Educación Estética n° 1 de Arte. Y la tercera,  Mary Sánchez, que es la fundadora de SUTEBA, el sindicato de los docentes de la provincia de Buenos Aires.

Y a las más anónimas también, que son grupos o colectivos de mujeres, como ser las fabriqueras de Danubio, las maestras, las que forman parte de “Ni una menos”, y sin dudas, las mujeres de Ramos y La Matanza, en general.

¿Qué es el teatro comunitario?

En cuanto al origen, los primeros grupos que fueron “Catalinas de la Boca”, que  llevan más 30 años y el “Circuito Cultural Barracas”, con 20 años de trayectoria; surgen después de la dictadura. Mientras que la otra etapa, explota de forma masiva, en la crisis del 2001 y es el período donde se ubica “DespaRamos”.

Un tipo de teatro con sus propias características como ser: el “nosotros”, desde una primera persona del plural e inclusivo,  donde las escenas son comunitarias con todo el elenco en escena. Además, cuenta con nuevos escenarios, públicos donde se conjugan la música, el teatro y que como eje fundamental está formado por vecinos del barrio.

Una alternativa que apunta a ser parte del espacio público con el arte para la transformación social, que como planteó Laura Bosco:“Es el lema de la Red de Teatro Comunitario a la cual pertenecemos junto con más de 40 grupos en todo el país”.

Es importante mencionar, que se fusionan distintos géneros, entre ellos: la tragicomedia, la murga, la farsa, el teatro callejero, el sainete. En síntesis, existen distintas disciplinas que se van mezclando de acuerdo a la propuesta y al grupo del teatro que se forma.

Un fenómeno colectivo

 Un ensamble de entre 35 y 40 personas, por lo que hacen más de un personaje cada uno, es decir, un promedio entre  seis o siete porque se van turnando para tener más de una versión, por si alguno de ellos no asiste. “En mi caso, me gusta mucho hacer Mary Sánchez, pero también interpreto a un perro y es muy divertido”, detalló la entrevistada.

No sólo abordan funciones en espacios públicos como calles y veredas,  sino que también en exteriores y otros lugares como escuelas, clubes  municipalidades y hasta lugares privados. “Sucede que muchos de los espectadores, es la primera vez que presencian teatro comunitario y es una gran responsabilidad”, confesó Bosco.

 “Estar en las calles y no enrejarnos, estar en la plaza y poder dejar  nuestros bolsos, en comunidad y que alguien que esté caminando, con el mate; vea algo colorido, que le llamó la atención  y se acerque a ver de qué se trata el teatro de vecinos, para  otros vecinos”, afirmó Laura.

La transformación social está en la esencia

 Un sitio donde no se dictan clases de teatro sino que se ensaya y entrena esta disciplina .Donde los intereses son diversos ya que muchos abrazan la resistencia desde la cultura, pero en general, llegan porque tienen un amigo o un pariente.  Otros se suman porque ven las obras y hasta se acercan los jubilados que siempre anhelaron hacer teatro.

Una gran familia que trabaja por un objetivo que es el arduo proceso para llegar a realizar las puestas en escena. Bosco contó que hay casos de niños frutos del teatro comunitario, como por ejemplo, ellos tienen a Cielo, la hija de una pareja formada en este ambiente.

“A  veces somos atolondrados y pensamos con mucha utopía, pero ya el hecho de poder hacer la obra, todos juntos, incluyendo varias generaciones, la más chica tiene tres años y las más grande 82; con los ensayos, la organización, los vestuarios, la escenografía, los viajes y la búsqueda de formas de auto sustentarnos; es algo que no existe mucho”, expresó la coordinadora.

“Para mí y para todos mis compañeros, es un camino de ida ya que no es como el teatro convencional. No me imagino los sábados sin “DespaRamos”. De alguna manera oriento mis decisiones en la vida desde varios aspectos”, confirmó Laura Bosco.

La coordinadora artística explicó que el público de la zona se emociona con cuestiones que tiene que ver con el pago, pero aseguró:” Hay tres escenas claves: en la de “La Justicia” siempre se levanta un aplauso y hay dos más que resultan conmovedoras, el momento de la muerte de Eva Perón y el cierre con la marcha de: Ni una menos”.

Un grupo apasionado por lo que hace, que disfruta de sus funciones todas las semanas del mes de noviembre. En esta oportunidad, el día 9 se presentarán en  Plaza Mitre a las 19, con entrada libre y gratuita, en playón.

Para continuar, el fin de semana largo (16, 17 y 18)  harán gira por Olavarría, en el “Encuentro Nacional de Teatro Comunitario” al cual fueron invitados y contarán  con el apoyo de la Municipalidad de la Matanza, quien les ofrece un micro para ir y quedarse allá los tres días.

“Los invito a todes a vivir esta locura”

Bosco explicó que no es necesario tener experiencia previa para ser parte del grupo teatral comunitario y aclaró que los chicos deben ir acompañados de sus padres. A su vez, informó que en simultáneo con el comienzo de clases, a principios de marzo, comenzarán el ciclo lectivo teatral 2020.

 Para quienes deseen conocer más novedades podrán ingresar en sus redes, Twitter como @DespaRamos, Instagram: @desparamos. También, se los puede contactar por su una página web: Grupo DespaRamos Teatro Comunitario y su dirección de email es: prensadesparamos@yahoo.com.ar.

“Mujeres de Ramos”, continua modificándose porque, el teatro comunitario es transformación en vivo. “Siempre hay cambios, algunos ingresan, otros se van, muchos se mantienen; pero seguimos haciendo teatro comunitario”, culminó la entrevistada.

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close