N° de Edición 7146
LOGO

Cortaberría: «Salimos a pronunciarnos porque si las trabajadoras no pueden visibilizar estas situaciones de violencia lejos estamos de modificarlas»

Cortaberría: «Salimos a pronunciarnos porque si las trabajadoras no pueden visibilizar estas situaciones de violencia lejos estamos de modificarlas».

La secretaria gremial del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) habló sobre casos de prácticas de violencia patriarcal en el área.

La Argentina, la llegada de la pandemia producto del coronavirus obligó a decretar el aislamiento social que condujo a la suspensión de actividades que pudieran implicar la concentración de numerosos grupos de personas con el propósito de intentar disminuir la propagación del virus.

En este contexto, diversas actividades tuvieron que adaptarse al uso e implementación de mecanismos y recursos virtuales que les posibilitaran intentar con su desarrollo como es el caso de la actividad educativa.

En este sentido, la secretaria gremial de SADOP de La Matanza, Romina Cortaberría, dialogó con el programa radial Haciendo Radio (lunes a viernes de 10:30 a 13 por la 2020 NCO Radio) para comentar qué implica el sindicato y también para dar detalles sobre el comunicado que lanzaron acerca de situaciones de violencia de género en el sector.

Gremio docente

En relación a lo que implica SADOP, Cortaberría explicó: «Es el Sindicato Argentino de Docentes Privados que tiene más de 70 años de historia, pero en particular en La Matanza y en el distrito de Cañuelas este año justamente cumplimos 10 años en el territorio con la oficina propia».

En este sentido, la entrevistada comentó que «representamos a los trabajadores docentes de la educación pública, pero de gestión privada y que tiene similitudes y particularidades propias de la relación laboral ya que se establece en el marco de la dependencia por un empleador distinto a los trabajadores de la educación de gestión pública».

Por otra parte, ante la consulta de cómo se desarrolla la actividad educativa desde la gestión privada en el marco de la pandemia, la secretaria gremial de SADOP señaló: «Estamos trabajando desde nuestros hogares, logrando la continuidad pedagógica».

«Como podían al momento uno de la pandemia, los docentes se acomodaron a esta situación trabajando con sus estudiantes con las herramientas que tenían y con los conocimientos que tenían para poder garantizar la continuidad pedagógica» agregó  y remarcó Cortaberría.

Violencia de género en el ámbito educativo privado

Por otro lado, ante la consulta acerca del comunicado difundido por SADOP sobre el hecho de que la violencia patriarcal también está presente en la escuela privada, la entrevistada expuso: «Hay una relación asimétrica de poder entre un empleador y una trabajadora que sobrepasa la relación del vínculo laboral».

En este sentido, la docente amplió su planteamiento y agregó que «se trata de que cualquier trabajadora, y voy a hacer hincapié porque esto pasa mayoritariamente en las mujeres, una cumple con su tarea, con su trabajo por el cual la han contratado en la escuela y por eso nos tienen que pagar nuestro sueldo».

«El tema está que mientras eso sucede y nos pagan el sueldo o no, los vínculos se empiezan a manipular de manera tal que la trabajadora empieza a naturalizar, hasta que dice basta, un montón de prácticas por parte del empleador o en el marco de una empleadora mujer, no tiene que ver con el género del empleador», precisó la profesional.

A su vez, la educadora puntualizó y resaltó: «Las prácticas que tiene de manipulación se dan a través de distintos mecanismos o recursos que van ejerciendo violencia por sobre la trabajadora».

Violencias de género en el espacio virtual

Por otro lado, Cortaberría también se refirió a los casos de prácticas violentas hacia las trabajadoras de la educación en el marco de la modalidad virtual que tiene lugar por estos tiempos de la pandemia y planteó que «como se ha ido naturalizando esas violencias que se daban en el ámbito de la presencialidad se trasladaron».

En este sentido y en cuanto a las maneras en las que se manifiestan las violencias hacia las trabajadoras docentes del ámbito privado en el marco de la virtualidad la entrevistada mencionó: «se trasladaron a dispositivos, audios, llamadas, cadenas de correo electrónico»

«Hay un trasfondo de violencia de género por esto que no se aplica al docente varón y un ejemplo es cuando una trabajadora se enferma y necesita hacer su licencia por enfermedad y el empleador a través de notas también le dice ‘bueno tenés que justificarme a ver si te la concedo o no la licencia’, ejemplificó la docente.

Consecuencias de las prácticas violentas y acciones para erradicarlas

Por otra parte, la secretaria gremial de SADOP habló de casos que atendieron desde el gremio y comentó que «hemos tenido trabajadoras que han trabajado bajo presión teniendo Covid».

En este sentido, la profesional sostuvo: «Ante estas situaciones nosotros salimos a pronunciarnos porque si las trabajadoras no pueden visibilizar estas situaciones de violencia lejos estamos de modificar esas prácticas».

A su vez, Cortaberría hizo hincapié en el hecho de que «esto está tan naturalizado que no le damos el valor que tiene y como esa situaciones van desgastando psicológicamente a las trabajadoras».

En línea con su planteamiento acerca de las consecuencias que genera para las trabajadoras este tipo de prácticas de violencia, la entrevistada mencionó: «Llegan a una instancia de estrés muy grande, de ataques de pánico y la sobrecarga de angustia de no poder cumplir ni física ni psicológicamente con su tarea como docente».

Por otro lado, en cuanto a lo económico, la educadora señaló que hay docentes que cuando se van a jubilar se encuentran con que nunca les depositaron los aportes y agregó que «hay algunas escuelas que ni siquiera están pagando la ART, que tienen trabajadoras en negro y eso va en detrimento de los derechos laborales».

Por último, Cortaberría se refirió a las acciones que realizan desde SADOP para enfrentar las prácticas de violencia hacia las trabajadoras y explicó: «Las acciones son la toma de reclamos desde lo laboral, pero también haciendo estas campañas, el comunicado, gacetillas de prensa para que esto tenga notoriedad».

«La idea es que corra la voz y que podamos empezar a mirar con un poco más de precisión que está pasando detrás de esa sonrisa de la maestra, que otras cosas la atraviesan», finalizó la secretaria gremial de SADOP.

Fuente fotografía: Facebook Sadop La Matanza.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba