N° de Edición 6911
LOGO

Amor, dedicación y solidaridad: La ONG bonaerense que lucha contra la indiferencia y el hambre

Amor, dedicación y solidaridad: La ONG bonaerense que lucha contra la indiferencia y el hambre.

En medio de una difícil situación económica para los argentinos, Diario NCO charló con la organizadora de la ONG “Calles Solidarias”, Raquel Meoniz, acerca de lo importante que es tender una mano a las personas que lo necesitan y más aún en tiempo de crisis.

Buenas acciones

“Calles solidarias “se formó en mayo de 2013 cuando su fundador Santiago Di Mateo acudió a una recorrida en Capital Federal y quiso traer la idea a Zona Oeste. Su puntapié inicial era compartir un plato de comida a las personas en situación de calle, empezar a crear un vínculo para conocer sus historias, el por qué la falta de un hogar y cómo se los puede ayudar.

Su accionar se basa en las recorridas nocturnas los miércoles y domingos a partir de las 20.30 horas en la plaza La Roche enfrente de la estación de Morón, donde no importa si hace frio o calor, los voluntarios están al pie del cañón para no solo ofrecer una comida, sino una charla, una anécdota o un abrazo.

“En el 2013 empezamos entregando 10 bandejas de comida y terminamos el año entregando 70/80, pasando a 100, 120. Actualmente se entregan 250 bandejas de comida”, señaló la entrevistada. Este aumento se debe a la mayor participación de los ciudadanos año a año, que llegan a las plazas para aportar su pequeño granito de arena a la gente que más lo necesita.

Sin embargo, Meoniz destacó que a pesar de que hay personas con una situación económica estable, muchas de ellas se acercan a los encuentros para que alguien los escuché y le ofrezcan contención. Esta inesperada convocatoria se debe a la comunión que ofrecen en donde se vive un clima de amor, solidaridad y empatía por el otro.

Para colaborar en la organización, se puede donar algún alimento no perecedero, postularse como voluntario para servir la cena, charlar con las personas o estar con los chicos. Además, hay puestos como voluntario/a de cocina (pueden anotarse mediante el Facebook “Calles Solidarias”) y de transporte. Dentro del voluntariado, se destaca la comisión de eventos encargados de realizar los festejos de cumpleaños y días festivos, así como las seños con su espacio “jardincito” dirigido hacia los y las niñas.

Por una infancia sana

El próximo sábado 23/11 de 16 a 18 horas en la Plaza Seca de Castelar, “Calles Solidarias” estará recibiendo donaciones de útiles (crayones, hojas, dibujos impresos para pintar, afiches, fibrones) para contribuir a su espacio “jardincito”. Además, necesitarán la entrega de alfajores y turrones para festejar los cumpleaños de los niños y niñas que acuden a ellos.

Este ámbito surgió meses después de la creación de la ONG y comenzó gracias a una donación de cuadernos y lápices por parte de un vecino. Los pequeños y pequeñas cuentan con seños que se encargan de realizarles actividades distintas en cada encuentro, como pintar con acuarelas, hacerlos jugar o hacer la tarea.

“El objetivo es que los chicos por un par de horas sean chicos”, aseguró Meoniz. Asimismo, destacó la importancia de que jueguen, disfruten y sonrían, porque su realidad es muy distinta a la que deberían tener. Hay niños que merodean la zona para conseguir plata, otros que tienen que juntar dinero para llevarle a sus padres, o incluso, aquellos que, si bien tiene un hogar, no reciben la contención necesaria del grupo familiar.

Como uno de sus pilares es la escucha que ofrecen al otro, los voluntarios se encontraron con casos muy duros, de niños abusados, con problemas psicológicos y psíquicos, analfabetos, nenes/nenas que dormían solos en la calle, e incluso con personalidades agresivas debido a su crianza en ambientes violentos. Por este motivo, la organizadora explicó que deben tener paciencia con ellos y comprender que cada caso es particular.

Acción frente a la ausencia estatal

“Nunca recibimos nada de la anterior gestión, ni de la actual, de hecho, todo lo contrario, nosotros hacemos muchas tareas que tendrían que hacer ellos”, apuntó la entrevistada, también afirmó que tampoco le gustaría recibir ayuda del municipio ya que no tienen ninguna bandera política y religiosa.

La unión entre la sociedad siempre da buenos resultados, “Calles Solidarias” no depende la Iglesia, del Estado, ni siquiera de donaciones de grandes empresas. Las ollas de comida se llenan gracias a las contribuciones de vecinos y de aquellos que acuden a los puntos de recepción de donaciones, ya sea aportando un paquete de fideos, arroz, e incluso, una caja de matecocido, ya que, para la entrevistada, “todo suma”.

En el año 2017, tuvieron que enfrentar una molesta situación ya que, la municipalidad expusó que “Calles Solidarias” trabajaba para ellos, por este motivo, tuvieron que emitir un comunicado, desmintiendo este hecho porque según la entrevistada, muchos de los vecinos se acercan a ellos con su donación ya que saben que no son ayudados por ninguna entidad.

“Durante los últimos dos años, aumentó mucho la cantidad de personas en situación de vulnerabilidad, personas que caminan 30, 40 cuadras con los chicos para obtener un plato de comida”, evidenció Meoniz. Según el INDEC, en 2018 el índice de pobreza era de 33,6%, pero en este año alcanzó el 35,4% alcanzando a 16 millones de argentinos que no pueden cubrir sus servicios básicos.

Por último, la organizadora rescata de las recorridas los avances de las personas que acuden a ellos cuando consiguen algún trabajo, o comienzan cursos. En el caso de los chicos, la importancia que le dan al colegio, el compañerismo que se gesta entre ellos mismos y también señaló que siempre que llegan hay un grupo de personas esperándolos porque saben que no van a faltarles. Para finalizar, destacó que: “hay mucho trabajo detrás de esto”.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close