N° de Edición 6809
La Plata

Pibe de 16 años masacro a mazazos a su amigo de 13

El brutal crimen ocurrió en Córdoba. El sospechoso, que se encuentra detenido y era compañero de la víctima, fue clave para el hallazgo del cadáver.

Pibe de 16 años masacro a mazazos a su amigo de 13
Pibe de 16 años masacro a mazazos a su amigo de 13

Un adolescente de 13 años, desaparecido desde el último domingo en la ciudad cordobesa de Río Segundo, fue hallado este martes asesinado en una zona rural con signos de haber sido golpeado y como sospechoso del crimen fue detenido otro joven de 16, informaron fuentes policiales y la familia de la víctima.

De acuerdo con la información aportada por voceros de la pesquisa, el hallazgo del cadáver se produjo a raíz de indicaciones que el aprehendido suministró al declarar.

El adolescente muerto,identificado como Franco Aráoz, había salido en bicicleta de su casa el domingo para ir a una pileta con amigos y desde entonces su familia no supo mas de él.

Durante la búsqueda, la policía encontró esta madrugada el cuerpo del menor en una zona de mucha vegetación, a unos dos kilómetros al sur de Río Segundo y a 35 kilómetros al este de la capital provincial, según informó a la prensa local el jefe de la Departamental de esa ciudad, Julio Oro.

A simple vista, Aráoz presentaba un golpe en la cabeza que se presume fue aplicado con un elemento contundente, aunque se esperan los resultados de la autopsia para certificarlo.

Si bien los familiares de la víctima dijeron que el golpe fue aplicado con una maza y que además el adolescente presentaba dos puñaladas en el cuello, el comisario Oro dijo que no hay signos a simple vista de heridas punzantes y que por el momento no encontraron el elemento con el que fue golpeado.

Los voceros indicaron que antes del hallazgo había sido detenido por la desaparición de Aráoz un joven de 16 años que aportó los datos para encontrar el cuerpo y que había reconocido ser el agresor.

«Este joven, en principio, confiesa ante un conocido en la localidad de Toledo. Nosotros tomamos participación y logramos dar con él en aquella localidad», detalló el jefe policial.

Y agregó: «Posteriormente nos indica el lugar donde se habrían suscitado los hechos, en donde habría habido una discusión con este desenlace lamentable».

Oro dijo que Franco y el detenido compartían «mucho tiempo, en el secundario y en momentos libres».

Además, informó que la bicicleta de la víctima, que según creen los familiares fue el objeto que el ahora detenido quiso robarle antes de matarlo, fue hallada también en Toledo, aunque no precisó si fue en poder del acusado o si la había vendido a cambio de drogas, como cree la mamá del adolescente.

Soledad Arias, madre del adolescente muerto, dijo al Canal 12 de Córdoba que su hijo «fue asesinado porque le robaron la bicicleta para venderla por drogas».

La mujer contó que la última vez que lo vio fue el pasado domingo a las 15, cuando salió de su casa en bicicleta con intenciones de encontrarse con amigos.

«Eran las 5 y empiezo a llamarlo porque no volvía y, cuando llamo, me daba el teléfono apagado, desde ahí no supe nada más», dijo Arias.

Fue entonces cuando la mujer se trasladó al barrio San Roque a buscar a los amigos de su hijo para tener noticias, aunque tampoco obtuvo allí ninguna información hasta que lo encontraron muerto.

«Por lo que tengo entendido se encuentra con el chico que lo asesinó y se van a andar en bici, a un campo», narró la mujer.

Tras lo cual aseveró: «El otro chico le quiso quitar la bici, se la quitó y la vendió en 2.000 pesos en droga, es lo que yo sé. Cuando van al campo le quita la bici, hay un forcejeo entre ellos porque mi hijo no se la dejaba, hasta que el chico saca la maza y le pega un mazazo en la cabeza».

Arias dijo que Franco y el ahora detenido eran amigos, aunque no muy amigos, y que ella lo conocía de vista porque varias veces había ido a su casa a buscar a su hijo, aunque nunca entró.

«Quiero Justicia, que el asesino pague por lo que hizo, me sacó mi hijo», se lamentó.

Anoche, los familiares y allegados a Aráoz se concentraron en la puerta de la comisaría de Río Segundo para exigir celeridad en la búsqueda.

La abuela de Franco, Alejandra, relató a la prensa que se produjeron incidentes con la policía cuando se enteraron de que habían hallado a su nieto muerto y vieron llegar una patrulla en la que creyeron que iba el detenido, a quien querían «linchar».

La policía disparó postas de goma para dispersar a los manifestantes y se inició una causa ante la Justicia de Instrucción.

En tanto, la Justicia de Responsabilidad Penal Juvenil está a cargo de la investigación por el crimen de Franco, en la que el otro chico acusado de robo y homicidio, quedó alojado en el complejo penitenciario Esperanza.

fuente: cronica.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close