N° de Edición 7073
La Plata

Natacha Jaitt: los últimos tuits, peritajes en La Plata y un caso que aún conmueve

¿Qué se sabe de la muerte de la modelo? ¿Por qué insisten con el homicidio? Las dudas que siguen latentes y aún no tienen respuestas.

Natacha Jaitt: los últimos tuits, peritajes en La Plata y un caso que aún conmueve
Natacha Jaitt: los últimos tuits, peritajes en La Plata y un caso que aún conmueve

La muerte de la modelo y mediática Natacha Jaitt causó sorpresa y una gran conmoción. Su caso estuvo en las tapas de todos los diarios, en los canales de TV y ocuparon un gran espacio en los portales. Incluso en eldia.com fue una de las noticias más leídas de los últimos meses, lo que demuestra que se trató de un episodio que captó la atención de la opinión pública.

Es que Jaiit en los últimos tiempos estuvo envuelta en escándalos. El último ocurrió dos días antes del episodio que le costó la vida. Ese jueves por la mañana, Jaitt se presentó en el Palacio de Tribunales con un claro objetivo: encarar a los dos hombres que denunció por violación, el director de cine Pablo Yotich y Maximiliano Giusto. Los acusados estaban en el lugar por la indagatoria, y ella decidió cruzarlos y escracharlos con un video. A través de su cuenta de Twitter, la morocha compartió imágenes del tenso momento con un crudo mensaje: «2.30hs ESPERANDO que termine Maximilano GIUSTO, mientras PABLO YOTICH sigue en indagatoria, acá en TRIBUNALES, NI LO RECONOCÍ! salió x otra puerta. Me perseguían a mi 4 policías y LO AGARRÉ GRCIAS DI/OS . ACA LO TIENEN AL OTRO VIOLADOR!!! HJDPTAAA HAGAN RT! Q SE LO VEA». Cabe recordar que Natacha denunció en enero que fue violada por dos hombres en un departamento en Belgrano. Según relató, en un encuentro con ambos comenzó a sentirse «mareada» y al recuperar la conciencia el director de cine y su amigo la estaban violando. «Abro los ojos y me estaban practicando sexo», manifestó a los medios al hacer público lo sucedido.

Lo cierto es que no está claro qué fue lo que sucedió aquella madrugada del sábado 23 de febrero en el complejo de eventos Xanadú de Banavídez. Un profundo misterio aún persiste en torno al fallecimiento de Natacha Jaitt, a tal punto que tanto el abogado Alejandro Cipolla como su familia creen que a la víctima la mataron: “A medida que avanza la investigación cada vez nos lleva más a un complot que terminó con su muerte. Es decir creemos que se trato de un homicidio entre varias personas, de las cuales no se sabe qué rol cumplió cada una. Hay varias declaraciones pero son contradictorias entre sí», había declarado el letrado ante la prensa. En la misma dirección habló Antonella Olivera, hija de la modelo: «Yo no descarto un homicidio, por eso quiero que se investigue hasta el final».

Cipolla, en una entrevista televisiva, apuntó principalmente contra Raúl Velaztiqui Duarte, el productor paraguayo que acompañó a la vedette al complejo para una supuesta reunión de trabajo y estuvo detenido por falso testimonio. Para el abogado la hipótesis más segura es que Velaztiqui Duarte la llevó engañada a este lugar y de ahí se deriva su muerte. «En el caso que lo probemos, voy a pedir el cambio de carátula a homicidio”, había declarado, al tiempo que agregó: “Lo que fue sumamente llamativo fue lo de Velaztiqui, que sustrae el teléfono de Natacha y supo moverse por las cámaras de seguridad que no funcionaban. Eran muy pocas. Lo perdimos en un lapso de seis minutos”.

Por otro lado, se refirió al celular Samsung de Natacha, que fue secuestrado en el Fiat Adventure de Velaztiqui Duarte, cuando se sabía el permanente uso que le daba Jaitt a su smartphone. “Cuando dejó el celular en el asiento del acompañante lo hizo de una forma muy sutil y ya estaba el patrullero atrás de él estacionado”, relató.

Esa fatídica noche, el cuerpo de Jaitt fue encontrado cerca de las 2 de la mañana sobre una cama que había en ese salón de eventos situado en Isla Verde al 600, de Villa La Ñata, con restos de cocaína en las fosas nasales y ninguna lesión externa. El empresario, que estuvo detenido y luego fue liberado, aseguró que no estuvo presente en los momentos previos a la muerte en el lugar de los hechos, salvo en el momento en que intentó reanimarla, en vano. “Es una locura lo que pasó», dijo entre lágrimas en una entrevista, al tiempo que manifestó: “Fue algo que no puedo explicar. Es algo que yo fui a una situación y me encontré con otra. Me explotó una bomba. Se me murió una amiga. Una persona que es mamá. Hay mucho dolor de todos lados, han puesto en peligro mi vida».

Peritajes en La Plata

Sin duda que los resultados de los peritajes toxicológicos que se llevaron a cabo en nuestra ciudad fueron elocuentes. En ellos quedó confirmado que la modelo consumió cocaína y alcohol antes de morir el 23 de febrero pasado en el salón de fiestas Xanadú, de Benavídez, donde había ido a una reunión de negocios, y no detectaron la presencia de ningún veneno, informaron fuentes judiciales. Se trata de los peritajes que se realizaron sobre la sangre, la orina y lo que se denomina el «pull de vísceras», es decir, las muestras de los órganos obtenidas en la autopsia de Jaitt, cuyos resultados fueron entregados a los fiscales de la causa que viajaron a buscarlos hasta la Superintendencia de Policía Científica en la ciudad de La Plata.

En un comunicado de prensa emitido por la fiscalía, se informó que los peritajes confirmaron la presencia de rastros de cocaína en las fosas nasales, sangre, orina y en el contenido del estómago. Los estudios también revelaron que Jaitt tenía 0,7 gramos de alcohol en sangre y no se halló ningún rastro de veneno, pese a que se buscó entre «330.000 sustancias», según detallaron los fiscales en el comunicado. A su vez, tanto en orina como en sangre los expertos hallaron «benzoilecgonina» que, según explicaron las fuentes, es uno de los metabolitos de la cocaína.

«Este hallazgo es un indicador de que era una consumidora habitual y el hecho de la presencia de la cocaína en jugos gástricos revela además que hubo consumo cercano a la muerte», explicó una fuente judicial. Las pericias histopatológicas -análisis de tejidos- revelaron que la modelo presentaba patologías crónicas tanto a nivel cardíaco como pulmonar, lo que sumado al consumo pudo haber influido en su deceso. Por su parte, Alejandro Cipolla, abogado de la familia Jaitt, dijo que con los resultados de los estudios recibidos «no se puede determinar absolutamente nada» y que a él no le despejan ninguna de sus dudas.

El letrado cuestionó que el informe no detalla la «cantidad» de cocaína hallada y adelantó que va a pedir la exhumación del cuerpo para, entre otras medidas, analizar el «cabello». «No puedo descartar que hayan utilizado una droga sofisticada que puede ser hallada en el pelo», indicó Cipolla, quien consideró que también hubo «errores» en la autopsia. Si bien para el letrado los resultados de los peritajes toxicológicos no le aclaran ninguna cuestión, éstos corroboraron los testimonios que indicaban que Jaitt había consumido drogas la noche de su muerte. También se confirmó el consumo de cocaína, marihuana y alcohol en algunas de las personas que estuvieron compartiendo la noche con la modelo.

Lo cierto es que el dueño de Xanadú, Gonzalo Rigoni, y su vecino Gustavo Andrés Bartolín, alias «Voltio», tenían consumo de cocaína y alcohol; mientras que Gaspar Esteban Fonolla, también amigo del primero, dio positivo en las tres sustancias: cocaína, marihuana y alcohol. En el caso de Raúl de Jesús Velaztiqui Duarte, el empresario paraguayo amigo de Jaitt que estuvo preso por falso testimonio, sólo tuvo consumo de alcohol, mientras que respecto de Luana Micalela Monsalvo no se conoce resultado porque no se habían obtenido muestras de orina ni sangre. Todos esos estudios fueron realizados tanto en los laboratorios de Policía Científica de La Plata como en el Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses del Conurbano Norte del Ministerio Público Fiscal, ubicado en la localidad bonaerense de Munro.

Los tuits en los que «adelantaba» su muerte

Haciendo un repaso tuitero de la cuenta de Jaitt, hay uno que no pasó desapercibido. El mismo está relacionado a su visita al programa de Mirtha Legrand el sábado 31 de marzo de 2018,. Allí la mediática se presentó en la mesa más famosa del país y, en medio de un escándalo de prostitución de menores, intentó involucrar a varios famosos. El 5 de abril, cinco días después y cuando su figura había tomado gran notoriedad para la prensa, en Twitter escribió: «AVISO: No me voy a suicidar, no me voy a pasar de merca y ahogar en una bañera, no me voy a pegar ningún tiro, así que si eso pasa, NO NO FUI. Guarden tuit».


Por otro lado, la noche anterior a su muerte, utilizó la misma red social para avisar que iba a una reunión con un retuit de hace tres días. «Ya vengo tengo una reunión laboral… *se pone el porta ligas *».

 

Otro del 12 de enero que tampoco pasó desapercibido:

 

Los audios con su hermano

Natacha tenía una relación muy cercana con su hermano Ulises. Eran uno dependiente del otro e incluso desde hacía 7 años vivían juntos con Valentino, el hijo menor de la modelo. Constantemente se comunicaban por WhatsApp, por lo que se filtraron los últimos audios que intercambiaron antes de la muerte. «¿Dónde estás, Ulises? ¿Dónde carajo estás, boludo? ¿Te espero en el subte de Los Incas o acá en casa? Atendé, Uli”, se escucha que Natacha le dijo a su hermano en uno de los audios. Si bien no se especifica en qué circunstancias fue enviado el mensaje, está claro que ella y Ulises habían quedado en encontrarse en las inmediaciones de su casa, en Villa Urquiza.

Otro de los mensajes lo envió la mediática horas antes de su fallecimiento. Cabe aclarar que Ulises estaba en las playas de Ferrugem, Brasil, junto a su sobrina mayor, Antonella Olivera. Con el humor que la caracterizaba, la conductora bromeó con su hermano y le sugirió que subiera otras fotos a su cuenta en Instagram. “Boludo, pero tirá una foto… Estás ahí con el mar de fondo con remera. Metele onda, boludo”, le dijo Natacha a su hermano en ese audio. Finalmente, el otro que se difundió está vinculado a un trámite en la Asociación de Actores Argentinos. “Ya te dejé autorizado en Actores para que cobres vos a tu nombre el cheque”, le dijo a Ulises.

Los llamados al 911

Hubo tres alertas al centro de emergencias. El primero fue realizado por Gonzalo Rigoni, dueño del complejo: «Necesito una ambulancia urgente. Hay una chica que se desmayó. Parece que no respira». Minutos después, se dio una segunda comunicación, que pertenece a Raúl Velaztiqui Duarte, quien estuvo detenido por falso testimonio. “Vine a buscar a una amiga que me llamó que estaba descompuesta y no respira”, se le escucha decir, pero luego corta cuando el operador le preguntó la edad de Jaitt, que necesitaba asistencia.

Finalmente, Rigoni reiteró el pedido de la ambulancia, debido a la demora en la atención. «Pedí una ambulancia urgente hace rato. Se desmayó una amiga y no respira. Me parece que estaba con drogas o algo así», manifiesta en un audio que se filtró.

Fuente: El dia.

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close