N° de Edición 6870
La Plata

La Plata: compró una casa, fue a limpiarla y encontró muertos a un hombre y a su perro

El cadáver es del casero de la vivienda. Aún no pudieron contactar al hombre que vendió la propiedad. Los detalles. 

El barrio San Carlos, donde todos se conocen, nunca tuvo una historia así. Como aún no hay respuesta, los vecinos de esa localidad de La Plata se debaten entre un relato macabro u otro con ribetes insólitos. Una mujer compró una casa, algo que se concretó con total normalidad. Pero cuando se decidió a remodelarla, en pleno arreglo, se encontró con que había un cadáver. Y junto a él, el cuerpo de un perro, también muerto.

El barrio San Carlos, donde todos se conocen, nunca tuvo una historia así. Como aún no hay respuesta, los vecinos de esa localidad de La Plata se debaten entre un relato macabro u otro con ribetes insólitos. Una mujer compró una casa, algo que se concretó con total normalidad. Pero cuando se decidió a remodelarla, en pleno arreglo, se encontró con que había un cadáver. Y junto a él, el cuerpo de un perro, también muerto.

Curiosamente, este caso ocurrió 24 horas después de que se conociera uno muy similar en Wisconsin, Estados Unidos. Mark Weisbrod compró una casa en Tucson, en el estado de Arizona. Previo a mudarse, acudió al lugar para hacer una limpieza general y en el patio trasero halló un baúl. Cuando lo abrió encontró huesos de un niño.

La casa de La Plata donde fue el hallazgo es pequeña, de una planta, con paredes de cemento. Estuvo cerrada, casi tapiada, durante varios meses antes de la compra. ¿El comprador no entró antes de adquirirla? ¿Sólo le interesó el terreno? ¿O el cuerpo se depositó en su interior luego de la compra? Las preguntas se acumulan entre los vecinos, mientras los investigadores esperan los resultados de las pericias que serán claves para saber qué pasó y cuándo.

Lo que se sabe hasta el momento es que la casa, sobre calle 136, entre 524 y 525, tenía un casero desde hacía años. Era amigo del dueño, un vecino del barrio. Dado el estado de descomposición, según pudo saber Clarín, lo identificaron a partir de los documentos hallados en su pantalón. Se trata de Mario Alberto Diazi, de entre 55 y 60 años. El perro que estaba a su lado era su mascota.

Ahora los vecinos atan cabos y afirman que, en los últimos meses, el hombre dejó de hacer las compras en la almacén como había habitualmente. Al parecer, el hombre no tenía relación con su familia, por eso nadie habría notado su muerte. A la espera de las pericias y ante la ausencia de signos evidentes de violencia, todo indicaría que falleció por causas naturales.

El exdueño de la casa, que a vive a 20 cuadras, le vendió la propiedad a otra vecina de San Carlos, que reside a la vuelta. Se especula que la mujer, que conocía la vivienda de antes, no habría ingresado al momento de cerrar el trato.

Según trascendió, la compraventa se concretó entre privados -no a través de inmobiliaria- previo adelanto importante del dinero.

El lunes, a las 17, la dueña de la casa, llave en mano, decidió entrar para empezar con los primeros arreglos. Ella y su familia llevaron baldes y otros elementos de limpieza. También enduido para hacer algún pequeño arreglo. El olor, nauseabundo, se percibió apenas abrieron la puerta.

Germán Dardo, de 22 años, es el hijo de la dueña y quien, alrededor de las 20 del lunes, hizo la denuncia. En la causa, caratulada como «Averiguación de causales de muerte», interviene la fiscal María Eugenia Di Lorenzo, titular de la UFI n° 17 de La Plata.

El cadáver del hombre estaba en uno de los dos cuartos. El del perro, a su lado. El casero era discapacitado, le faltaban ambas piernas, y había sido visto por última vez en noviembre. El misterio es aún mayor porque el ex dueño de esa casa, aún no fue localizado por la Policía. Según los vecinos, se habría ido de vacaciones.

Un dato importante es que hacía sólo unos días que en esa puerta se le había puesto un candado. ¿La cerraron desde afuera sin chequear si había alguien en su interior? Restan conocerse los resultados de la data de muerte y los datos que aportó la policía científica a la Justicia.

Fuente: Cronica.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close