N° de Edición 6824
La Plata

La Plata, capital de la solidaridad

Desde vecinos que reparten comida a quienes viven en la calle hasta mamás que recolectan útiles escolares, las propuestas para dar una mano no paran de crecer.

Las manos de Facundo y Nancy van y vienen separando medialunas, cortando panes y preparando bolsitas de nylon casi contrarreloj. Son las seis de la tarde y en la sede de “Sumando Voluntades”, una ONG ubicada en 6 entre 37 y 38, todos ayudan y envuelven las viandas que, en un par de horas nomás, saldrán a repartir los voluntarios por las calles de la Ciudad. El mismo día pero a varias cuadras de distancia de ahí, en Gonnet, un grupo de amigas le dan forma al “Proyecto Mochila” y ultiman detalles para que aquellos padres que no puedan tengan posibilidad de darle una mochila con útiles escolares a sus hijos. Entre unos y otros no se conocen pero forman parte del mismo fenómeno: el de la solidaridad que, en tiempos de crisis, parece agigantarse y sumar seguidores. Sea comida, útiles escolares, ropa o hasta herramientas de trabajo, las opciones se multiplican y, a fuerza de ejemplos, hacen de La Plata una verdadera capital de la solidaridad.

“Cada vez hay más gente que quiere ayudar a quien lo necesita”, asegura Pablo Pérez, quien comenzó con un grupo de amigos dando apoyo escolar a chicos en villas y terminó, a fines de los noventa, fundando “La Plata Solidaria”, una ONG que impulsa colectas para llevar alimentos, útiles escolares y ropa de abrigo a familias en la periferia de la Ciudad.

“Día a día se nota un incremento tanto en las ganas de participar como en las donaciones que uno recibe -dice Pérez-. Nuestra última campaña de recolección de donaciones para los inundados del litoral da fe de lo dicho; en pleno enero en la ciudad se recaudó una cantidad impresionante de donaciones y esta colecta era muy difícil, ya que la gente debía comprar para donar porque desde las zonas afectadas nos solicitaban alimentos, artículos de limpieza, agua. Y el platense, en plena tarde de sol y en medio de la plaza Moreno, respondió de una forma maravillosa”.

No muy distinto es lo que apunta Nancy Maldonado desde su ONG de la calle 6. “Así como crece la necesidad de la gente y la cantidad de personas que viven en situación de calle -asegura-, también crece los que sienten la necesidad de ayudar. Nosotros tenemos 65 voluntarios y notamos que cada vez se acercan más. Antes, por lo general, donaba el que tenía mucho o al que le sobraba, pero ahora vemos que donan incluso los que tienen problemas económicos. Es tan desoladora la situación que la gente se acerca sólo para ver en qué pueda ayudar o qué puede donar”.

En tiempos virtuales está claro que las redes sociales vinieron a darle un gran impulso a las movidas y los grupos solidarios. A través de ellas pueden rendir cuentas del trabajo y las donaciones que realizan, convocar voluntarios, difundir necesidades y, por qué no, contagiar a otros para que se involucren.

“Lo que hacemos no es caridad, sino solidaridad”, dice Cecilia Bosch desde “Proyecto Mochila”, y aclara que una de las particularidad de su iniciativa es que no son ellas quienes entregan las mochilas sino que lo hacen los propios padres de los nenes. “La mochila para un chico tiene un valor muy simbólico -apunta-, y sea cual fuera la situación económica de su familia, merece tener un mochila nueva e igualmente equipada que la de todos sus compañeros”.

Si bien no existe un número oficial de los grupos, entidades y ONG’s que operan actualmente en La Plata con fines exclusivamente solidarios, quienes participan del fenómeno saben que la cantidad suma protagonistas casi a la misma velocidad en que crecen las necesidades.

“Dar un número preciso sería muy difícil -opina Pérez-, pero si uno recorre las redes sociales, en La Plata son decenas los grupos que realizan alguna tarea solidaria. Creo que la gente está cansada de la política y ha encontrado en estos grupos un lugar para canalizar sus inquietudes sociales. Y en el caso de nuestra ciudad, la tragedia del 2013 fue un antes y un después: despertó en muchos platenses las ganas de ayudar”.

Lo que dice Pablo no lo escucha Nancy pero ella habla como si lo estuviera oyendo. “La gente está desahuciada pero no pierde la voluntad de ayudar -asegura-. Actualmente en La Plata tenemos por lo menos 85 personas viviendo en la calle, al menos las que contamos nosotros, y en el día a día te das cuenta de que van creciendo y que los que se quedan sin techo no son marginales ni gente sin educación sino personas que hasta hace poco podían pagar un albergue pero ya no tienen con qué. Es un drama social que no para. Y lo único bueno que tiene, si algo bueno se puede rescatar, es que así como crecen las necesidades también crecen los que necesitan dar una mano. Y a veces son tantos que te sorprenden. Son tantos que emociona”.

Algunos lugares para dar una mano

• Red solidaria La Plata: 6014801

• Sumando voluntades: 5389296

• Proyecto Mochila: mochilaproyecto@gmail.com

• La Plata Solidaria: se la puede contactar a través de su página de Facebook.

Fuente: El dia.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close