N° de Edición 6716
La Plata

La desaparición de la odontóloga en La Plata: el segundo celular y un juego de sábanas, las pistas pendientes clave

Su pareja, la última persona que la vio con vida, se suicidó. Habían discutido porque él tenía una doble vida.

La desaparición de la odontóloga en La Plata
La desaparición de la odontóloga en La Plata

El misterio por la desaparición de Gisella Solís en La Plata ya cumplió una semana. La odontóloga de 47 años había tenido una discusión con su pareja, Casimiro Abel Campos, y unas horas después se le perdió el rastro a ella. Él se quitó la vida encerrado en la habitación de un hotel cuando llegó la policía para interrogarlo. En medio de la incertidumbre que aumenta con cada hora que pasa, el foco de la investigación está puesto en un celular y un juego de sábanas.

Según la declaración de un vecino, Campos salió de la casa de su novia el miércoles por la tarde y así se convirtió en la última persona que la vio con vida. Sin embargo, nunca declaró y lo que ocurrió durante ese encuentro se lo llevó con él. En las últimas horas, además, trascendió que el hombretenía otra pareja y dos hijas en Lobería, y que esa situación habría sido el disparador de la fuerte pelea que mantuvo con Solís.
Cuando la policía entró a la casa de la odontóloga tras la denuncia de la familia por su desaparición, la puerta estaba abierta. En el interior, habían quedado dos copas con restos de vino sobre la mesa y un bolso de la mujer con sus documentos y la tarjeta SUBE. También encontraron un celular que la víctima ya no usaba desde hace un par de meses y, en cambio, el que se había comprado recientemente todavía no apareció.
“Según lo que nos informó la familia ella usaba dos celulares, uno fue hallado en el domicilio y el otro no lo encontramos”, confirmó en TN Ana Medina, la fiscal a cargo de la investigación. Además, explicó que no había denuncia previa por violencia de género, aunque sí “existía una situación de conflicto” en la pareja.
El otro elemento que no se encontró en la casa de la mujer y que resultó por lo menos llamativo para los investigadores fue el juego de sábanas de la cama. El colchón estaba descubierto y tenía una mancha que ya fue peritada para conocer, o descartar, si se trata de sangre.
La funcionaria judicial señaló que en la habitación del hotel platense donde Campos se pegó un tiro en la cabeza, no había ninguna nota. Adelantó también que se seguirán haciendo peritajes, como por ejemplo en la camioneta del hombre que ya fue secuestrada.
Fuente: tn.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close