N° de Edición 6670
La Plata

El crecimiento de La Plata no supo interpretar el mensaje a futuro de los fundarores

La ciudad de La Plata fue pensada, diseñada, construida y fundada a fines del siglo XIX por urbanistas y arquitectos argentinos y extranjeros. No es el fin de esta nota relatar la historia de La Plata, sino el preámbulo de una breve mirada hacia el pasado y el cumplimento de un deber hacia el futuro. Podríamos decir con mucho orgullo que el trazado es una “marca registrada” platense.

 

El crecimiento de La Plata no supo interpretar el mensaje a futuro de los fundarores
El crecimiento de La Plata no supo interpretar el mensaje a futuro de los fundarores

Cuando leemos el plano original tomamos debida nota de una idea de ciudad muy avanzada; con su eje administrativo como columna vertebral y sus joyas arquitectónicas desafiando a su entorno ecléctico actual, producto de una falta de interpretación al legado de Dardo Rocha, su fundador.

Sus diagonales, las plazas cada seis cuadras y las avenidas de circunvalación le dieron una contención a lo que con el tiempo se llamó el Gran La Plata. Pero ¿ que sucedió? La ciudad fue creciendo hacia sus entornos; creció mal, creció ignorando el orgullo y la impronta urbana tan arraigada en nuestras vivencias. No se supo interpretar el mensaje hacia el futuro.

Las sucesivas administraciones políticas, hasta la fecha, no se adecuaron al legado original. No planificaron ese futuro con un Plan Estratégico que ordene y controle el desarrollo impuesto por la realidad. Posiblemente exista, no lo sé, pero por los resultados debe ser el producto de profesionales sin experiencia académica.

Desgraciadamente el impacto llegó a City Bell y Gonnet. La explosión fue y es un tsunami de ladrillos, hormigones y vidrios sin planificación y muy especialmente sin conocimiento alguno por parte de las autoridades competentes, otorgando permisos de construcciones comerciales, gastronómicas y en especial de un sin número de productos habitacionales de planta baja y dos pisos con más de nueve metros de altura originando conos de sombra y modificando el medio ambiente.

Donde antes había sol, hoy hay sombras físicas y éticas.

Son muy pocos los casos en que se respetaron los factores de ocupación de suelo y total (FOS y FOT) y menos aún los retiros obligatorios. Todas son infracciones intelectuales, de interpretaciones elementales del idioma diario de la arquitectura, amén de las rezonificaciones dándole apertura a la explotación inmobiliaria en detrimento de nuestra calidad de vida; modificando un perfil estético típico de City Bell y de Gonnet.

¿Que explicación han dado acerca no sólo de la infraestructura de servicios, sino también sobre que se piensa hacer con la falta de estacionamientos?

Nuestras calles no tienen el soporte para que el vecino se desplace con cierta comodidad y menos aún los fines de semana que es cuando nos sentimos invadidos por “turistas” y curiosos atraídos por la concentración de ofertas comerciales y gastronómicas

Soy un convencido de que la Secretaría de Planeamiento, antes de proponer una ordenanza referida a City Bell, Gonnet y la zona, debe consensuarla con los vecinos y en especial por caracterizados profesionales de distintas disciplinas preocupados por el crecimiento explosivo y anárquico de la zona.

City Bell en unos pocos años pasó de 30 mil a casi 90 mil habitantes. ¿La Secretaría de Planeamiento sabe si el soporte de infraestructura de servicios (agua, cloacas, electricidad, gas, cabreados aéreos, entre otros ) podrá recibir el embate del crecimiento habitacional y comercial actual y menos aún el del futuro? Creo que no; ya que no se perciben obras en paralelo a los innumerables permisos de construcción.

De ninguna manera queremos que se modifiquen las zonificaciones y demás indicadores en beneficio de una plusvalía entre la venta anterior a la Ordenanza y el producto final, como ocurrió en administraciones anteriores en espacios claves del casco urbano de La Plata.

Ni ustedes, Municipalidad, ni nosotros los vecinos, lo debemos permitir. Si no valorizamos y modernizamos la ética, no vamos a cambiar.

“El impacto llegó a City Bell y la explosión fue un tsunami de ladrillos, hormigón y vidrio, sin planificación”.

Fuente: El dia.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close