Número de edición 7644
La Plata

Docentes del Normal 2 de La Plata rechazan la extensión de la jornada escolar

El ministro de Educación nacional, Jaime Perczyk, anunció que pretende aumentar las horas de clases aunque sin inversiones, ni consultas con los involucrados. La mayoría de las y los trabajadores de educación trabajan doble cargo para llegar a fin de mes, el 80% del sector son mujeres, muchas sostén de hogar.

Docentes del Normal 2 de La Plata rechazan la extensión de la jornada escolar
Docentes del Normal 2 de La Plata rechazan la extensión de la jornada escolar

La semana pasada, el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, expresó que pretendían lograr un “cambio cualitativo” sumando una hora más de clases a los turnos mañana y tarde o una jornada los sábados para el nivel primario, con el fin de lograr “más conocimientos y una mejor educación”.

La noticia tuvo un amplio rechazo entre las y los docentes, quienes no sólo sostuvieron la educación durante lo más duro de la pandemia, de manera virtual y en el reparto de alimentos, sino que actualmente trabajan en condiciones precarias dos o tres turnos para llegar a fin de mes.

Ante esta situación un grupo de docentes del Normal 2 de La Plata, una de las escuelas con mayor cantidad de estudiantes de la ciudad, realizaron una asamblea y decidieron llevar a cabo una acción de protesta. En la institución ubicada en la manzana comprendida entre diagonal 78, calle 57 y 5, pegaron carteles que denunciaban: “Exigimos plata para arreglos edilicios”, “Calidad= más aulas y más cargos docentes”.

En este sentido, las trabajadoras de educación explicaron, “antes de hablar de la extensión del horario, el Gobierno debería tener en cuenta cómo son las condiciones en las que estudiamos y trabajamos, en el Normal hay solo dos baños para los más de 700 alumnos que concurren a diario”. Además afirmaron, “hace años que en la escuela no hay maestro bibliotecario, el cargo no volvió a salir a acto público, por lo que no contamos con un taller en biblioteca, ni el acceso que deberíamos tener a la misma”.

“En esta escuela, que tiene tres niveles, primaria, secundaria, y terciario no contamos con una cocina, por lo que, de extenderse el horario, en pleno invierno, los estudiantes no recibirían nada caliente. Se sabe además que en muchas escuelas, varias veces a la semana tienen suspensión de clases por falta de agua o luz”, sostuvo Lucila, docente de la agrupación La Marrón.

Asimismo, afirmó que «hay escuelas que por ejemplo, ya tienen la implementación de la jornada completa, pero que no se lleva a cabo por falta de aulas, y así las y los alumnos siguen yendo cuatro horas”, y agregó, «no olvidemos que en la Provincia hay 30.000 docentes ATR que trabajan 20 horas semanales en los pasillos de las escuelas, sin derechos laborales».

El Gobierno nacional busca poner la responsabilidad de la crisis educativa sobre las y los docentes, ocultando una realidad de desmantelamiento de recursos y falta de inversión del Estado que lleva décadas, y que se agrava ante la situación actual, con una pobreza que alcanza a 17 millones de personas en todo el país.

Mujeres y la triple jornada laboral

Los trabajadores de educación son en su gran mayoría mujeres, representan alrededor del 80 por ciento del plantel. La crisis económica y social lleva a que muchas de ellas tengan que realizar doble jornada laboral, además de ser madres sostén de hogar, y tener a su cargo las tareas de cuidado (comida, vestimenta, el cuidado de las infancias y adultos mayores).

El problema no es sólo que la medida haya sido inconsulta, como expresó Baradel, ni tampoco alcanza con discutir de cuánto sería el aumento salarial correspondiente, cómo propuso la Celeste. Reacciones que muestran los límites que tiene una conducción burocrática que se alinea en defensa de un Gobierno y no de los trabajadores que representa, que deja pasar en silencio un ajuste brutal, que fue co-responsable del vaciamiento gobierno tras gobierno.

El problema es que este anuncio es, además, una avanzada contra los derechos de los y las trabajadoras que deben soportar cada vez mayores niveles de explotación, mientras la inflación no para de crecer y la plata se va para el FMI.

La candidata a congresal por la Lista Multicolor, Florencia Beveraggi analizó: “Una maestra de grado gana por cargo $58.000 aproximadamente. Muchas de ellas son sostén de hogar, con hijes a cargo. Muchas pagan alquiler, actualmente los alquileres para una familia, con al menos dos habitaciones, sale como mínimo $40.000, es decir que sólo la vivienda se lleva un cargo entero”.

Continuó, “un kilo de carne para milanesas sale aproximadamente $1.000 y rinde seis porciones de comida. A una familia de tres integrantes le alcanza para dos almuerzos (sin contar la cena), por lo tanto, estirando el sueldo del segundo cargo a penas llegamos a fin de mes”.

Por otro lado, sostuvo, “una maestra de grado tiene a cargo promedio 30 pibes, muchos vienen además con toda la carga de las durísimas realidades que viven en sus casas, muchos trabajan, almuerzan en el comedor de la escuela, las docentes le enseñan a leer, a sumar, a restar, a ser amables con sus compañeros. Haciendo un promedio rápido, contemplando los dos cargos, más las horas para planificar, corregir, preparar los materiales, una maestra de grado trabaja alrededor de 12 horas por día”.

A todo esto se suma el cuidado de sus hijos, de adultos mayores, las tareas del hogar, que siguen recayendo especialmente sobre las mujeres, Florencia se pregunta “¿Cuándo van a almorzar? ¿Cuándo van a disponer de tiempo para pasar con sus hijes? ¿Cuándo van a disponer de tiempo para estar solas, para mirar una película, para pasear?”

Por su parte la delegada y congresal de suteba y candidata a secretaria general en las próximas elecciones, María Díaz Reck afirmó, «Ahora SUTEBA-Ctera exige reunión paritaria, ¿pero con qué mandato? ¿con cuántos docentes consultaron qué debatir en la paritaria? Esos dirigentes hace años no trabajan ni pisan una escuela, ¡basta que decidan por nosotros! Exigimos a la conducción Celeste de SUTEBA la convocatoria inmediata de asambleas en toda la provincia, para discutir desde las escuelas junto a estudiantes y familias un plan de lucha para imponer nuestras demandas. Desde las seccionales Multicolor se están convocando instancias de deliberación y medidas de lucha para lograr la unidad de la docencia en la provincia e imponer a Baradel y la Celeste un programa de lucha».

Te puede interesar:

https://facebook.com/diarionco

https://diario-nco.com/radio

En ese sentido, desde la Lista Marrón en la Multicolor se preparan para pelear por la conducción de las seccionales de Suteba en las elecciones provinciales que se realizarán el 11 de mayo, no sólo para evitar el avance sobre las ya extenuantes horas de trabajo y la precarización laboral, sino también por la reducción de la jornada con un sueldo igual a la canasta familiar, por mejoras en las condiciones edilicias, por la creación de cargos, para que no haya más docentes sin trabajo.

Pero además, cómo sostuvo Florencia, “para que las niñeces sean libres y gocen de todos sus derechos. Para que el tiempo sea nuestro y no tener que venderlo para sobrevivir,”.

Fuente: LaIzquierdaDiario.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba