N° de Edición 7092
La Plata

ACV, un grave ataque que en La Plata golpea dos mil veces por año

En Argentina se producen 60 mil episodios anuales. Mañana se recuerda su Día Mundial y especialistas remarcan la importancia de una rápida atención, ya que cada minuto resulta clave.

ACV, un grave ataque que en La Plata golpea dos mil veces por año
ACV, un grave ataque que en La Plata golpea dos mil veces por año

“Por cada minuto que pasa luego de un ACV, mueren 1,9 millones de neuronas. Por eso es fundamental que la atención llegue lo más rápido posible, y para eso la ambulancia es fundamental. Nuestra ciudad en ese sentido es casi ideal para llegar a tiempo, lo que no siempre sucede, pero en otros puntos del país, donde las distancias son más largas, el panorama es peor. Igualmente, en La Plata se dan unos 2 mil ACV por año, y en la totalidad del país, entre 50 y 60 mil”.

La reflexión médica es clara para entender la gravedad de una afección que provoca alta mortalidad y secuelas permanentes y de la que mañana se recuerda su Día Mundial.

Y si bien no se cuenta con cifras oficiales respecto a la incidencia de la enfermedad, un estudio epidemiológico del centro de rehabilitación neurológica Fleni difundidos ayer resultan coincidentes con lo anteriormente mencionado.

“El Estudio Epidemiológico Poblacional sobre ACV (Estepa) es único en su tipo en Latinoamérica, y evalúa durante seis años la prevalencia, incidencia, mortalidad y carga de la enfermedad en el partido bonaerense de General Villegas, que tiene 18.275 habitantes, y que dada la similitud de su población con la población argentina en general, permite proyectar que entre 50.000 y 60.000 casos nuevos de accidente cerebrovascular (ACV) ocurren cada año en la Argentina”, explicaron los autores del estudio.

Los datos de prevalencia muestran que el 2% de los mayores de 40 años en esa ciudad son sobrevivientes de un ACV”, precisó Sebastián Ameriso, jefe del Centro Integral de Neurología Vascular de Fleni y director de la investigación, de la que participan expertos de la Sociedad Neurológica Argentina y el Hospital de General Villegas.

El especialista señaló que en base a esos datos “se podría inferir que alrededor de 340.000 personas que viven en Argentina han tenido un ACV”.

“Estos resultados sugieren una prevalencia más alta que la de otros países de la región y similar a la de países del hemisferio norte, posiblemente porque tenemos una pirámide poblacional en envejecimiento”, sostuvo por su parte Virginia Pujol Lereis, subjefa del Centro Integral de Neurología Vascular.

Actualmente, el equipo de investigación de Estepa está trabajando en las etapas conocidas como incidencia, que detecta casos nuevos de ACV, y mortalidad, que calcula el porcentaje de muertes que representa el ACV sobre el total de las causas de fallecimiento del país.

La duración estimada de la etapa de incidencia es de cinco años, y ya finalizaron los primeros dos años de recolección de datos.

“De acuerdo a esta información, se puede estimar que en la Argentina se registran entre 50.000 y 60.000 casos de ACV nuevos por año. La cantidad es levemente mayor en hombres y aumenta a medida que envejece la población”, detalló Matías Alet, también miembro del Centro Integral de Neurología Vascular.

Con respecto a la mortalidad, los datos de seguimiento del segundo año muestran que el ACV es la tercera causa de muerte, detrás del cáncer y la enfermedad cardiovascular.

El ACV es más devastador que un ataque cardíaco, en especial por la incapacidad que provoca: generalmente parálisis de medio cuerpo y muchas veces pérdida del habla. Por eso debemos recordar que es una enfermedad prevenible, tratable y recuperable”, aseguró por su parte Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), y precisó que el 90% de los casos de ACV están vinculados a factores de riesgo que “pueden evitarse a través de conductas saludables”.

 

Coágulos

El 80 por ciento de los ACV son isquémicos, es decir que ocurren cuando un coágulo sanguíneo bloquea una arteria e impide el paso de la sangre. El 20 por ciento restante son hemorrágicos, y se producen cuando una arteria del cerebro se rompe.

El ACV es más devastador que un ataque cardíaco, en especial por la incapacidad que provoca: generalmente parálisis de medio cuerpo y muchas veces pérdida del habla. Por eso debemos recordar que es una enfermedad prevenible, tratable y recuperable”, aseguró por su parte Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), y precisó que el 90% de los casos de ACV están vinculados a factores de riesgo que “pueden evitarse a través de conductas saludables”.

 

Coágulos

El 80 por ciento de los ACV son isquémicos, es decir que ocurren cuando un coágulo sanguíneo bloquea una arteria e impide el paso de la sangre. El 20 por ciento restante son hemorrágicos, y se producen cuando una arteria del cerebro se rompe.

Fuente: El dia.
Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close