N° de Edición 7269
La Matanza

Virrey del Pino: Varios barrios continuaban sin luz y se realizaban cortes de ruta

TESTESTE

Tras el temporal del miércoles pasado, miles de vecinos seguían, hasta la tarde de ayer, seguían sin suministro eléctrico. Las protestas se multiplicaron en varias localidades. El fin de semana, el servicio de transporte público, fue suspendido a partir de las 22.00.

En la tarde de ayer, varias zonas de Virrey del Pino continuaban sin suministro eléctrico y los damnificados cortaron la Ruta Nacional Nº 3 a la altura

El enojo de los damnificados por los cortes de luz, se debió a la falta de respuestas por parte de la empresa. Si bien el viernes por la tarde noche algunos barrios volvieron a contar con el servicio, varias manzanas de la zona del arroyo Morales, hasta el kilómetro 42 continuaban a oscuras.
Si bien se informó que las medidas de seguridad se ampliarían en La Matanza, Moreno y Quilmes como parte de una orden directa de la presidenta de La Nación, Cristina Fernández, con el apoyo de Gendarmería y Prefectura en las calles, poco fue el movimiento que se vio en Virrey del Pino.
En este sentido, los vecinos denunciaron que durante las noches de los últimos días, aprovechando la oscuridad, fueron muchos los actos delictivos que se dieron lugar en la calle, casas y negocios.
Otro fenómeno que se expandió durante la realización de protestas y cortes de ruta y calles, fue el “cobro de peajes”, para los automovilistas que quisieran continuar circulando. Ante la falta de luz y de garantías de seguridad, el sábado por la noche, los colectivos cortaron los servicios antes de las 22.00.
Ante el panorama desolador, la “viveza criolla” no se hizo esperar. Los vecinos de las zonas afectadas se quejaron de repentino aumento de los paquetes de vela, que en algunos casos llegaron a los 20 pesos, de los bidones y botellas de agua y de alimentos frescos para consumir en el momento.
En los negocios que si tenían luz, también cobraron para cargar los celulares y además de la falta de luz, se sumó el corte de agua en la red de agua potable.
Los comerciantes afectados por los cortes de luz, sufrieron la pérdida total de los productos que perdieron la cadena de frío. Lo mismo sucedió en casas de familia que habían realizado compras de alimentos para varios días.
La tensión por la situación desatada el miércoles se fue acrecentando con el correr de los días, a los hechos de inseguridad consumados, se le sumo la constante ola de rumores sobre saqueos, rumores que en algunos casos se concretaron.

Protestas e incidentes en otras localidades

En la noche del viernes, un grupo de vecinos realizó un corte en la Ruta 21 y la calle Almagro en el barrio El Triangulo de González Catán, para protestas por la falta de luz y agua. El reclamo tomó otro causo al momento que un grupo de personas forzaron las persianas de un supermercado y comenzaron a saquearlo.
Transitar por las calles de esa zona durante la realización de los cortes, fue sumamente complicado, debido al “cobro de peaje” por parte de los manifestantes, en muchos casos, a quienes intentaban ingresar a sus barrios, tras salir en búsqueda de agua y alimentos en sitios en los que sí había luz.
Un grupo de delincuentes aprovechó la situación de la falta de suministro eléctrico, para saquear la Escuela Nº 178, ubicada en Manuel Arias y Tinogasta.
Los cortes y protestas tuvieron replicas a los a lo largo del distrito. Durante el fin de semana, se llevaron a cabo reclamos en Isidro Casanova, a la altura del kilómetro 25 de la Ruta Nacional Nº 3.
Lo mismo sucedió en el kilómetro 28 y Federico Russo, en Villa Scasso, donde hasta la tarde de ayer continuaban sin luz, y en el kilómetro 27, en la intersección de la Ruta 3 y la calle Leonardo Da Vinci, y en la Ruta provincial Nº 21 y Carlos Casares en Gregorio de Laferrere

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba