N° de Edición 7124
La Matanza

Violencia de género: la otra pandemia que se agudiza cada vez más

Violencia de género: la otra pandemia que se agudiza cada vez más.

Lucina Acuña, referente del Frente de Mujeres y Diversidad Eva Perón de La Matanza, habló sobre la situación alarmante de casos de violencia de género durante el Aislamiento Social.

En diálogo con “Haciendo Radio”, una producción de Diario NCO que se emite de lunes a viernes de 10.30 a 13 por la 20.20 NCO Radio (https://diario-nco.com/radio/), la integrante de la organización matancera reconoció que los casos de violencia machista se incrementaron durante la cuarentena y además habló sobre el proyecto Gestión Menstrual.

Se sabe que además de la pandemia del coronavirus, Argentina atraviesa otra pandemia que se trata sobre la violencia machista y los femicidios, que, lamentablemente, no solo que no cesan, sino que, con el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio se incrementaron aún más.

Es que muchas mujeres que sufren violencia por parte de algún hombre- generalmente allegados a ellas-, en muchos casos viven hasta bajo el mismo techo, y es por ese motivo que la pandemia las dejó expuestas frente a esta problemática, que aún sigue sin tener soluciones.

Si recibís violencia de género podés comunicarte con Frente de Mujeres Eva Perón a través de Facebook. “Pueden poner de donde son y se las va a articular con alguna compañera de algún punto cercano”.

Puertas adentro, otra pandemia

Lucina Acuña reconoció que la situación es realmente “alarmante” y “preocupante” porque se siguen matando mujeres y “no hay una solución” o un camino que las guie a un “posible reparo” frente a esta situación que vienen padeciendo desde hace “siglos”.

“Ahora por suerte con todo el movimiento de mujeres, con todas las organizaciones sociales y políticas también, que se han puesto al hombro esta cuestión, se están visualizando muchísimo más”, confesó.

Y agregó que “hay cosas que ya no se aceptan en la sociedad con el tema de que ya no hay una justificación de porqué apareció muerta o golpeada una mujer. Creo que justamente ya hay un castigo desde la sociedad para con ese violento que ataca a una mujer”.

En este sentido, la integrante de la organización peronista manifestó que no se tuvo en cuenta la problemática de la violencia de género que antes de la pandemia ya venia siendo “muy grave” y ahora se agudizo “muchísimo más”.

Soluciones que tardan en llegar

Asimismo, admitió que en la actualidad no hay posibilidades de acompañar a las víctimas como antes, en las plazas, en lugares públicos, con actividades organizadas o visualizando la problemática. “Sabemos que la solución tampoco es rápida, pero sí es necesario aclarar que la pandemia agudizó este tema, así como tantos otros”.

También cuestionó el ámbito policial y judicial en cuanto a que mayoritariamente las mujeres son las que tienen que hacer abandono de hogar cuando se realiza una denuncia, y al violento “no se lo cuestiona”.

“A la que pasan por todos lados y se pasan la pelota es a la mujer, a la víctima, y en muchos casos termina en un refugio, donde debería ser al revés. Tienen que sacar al violento del hogar, pero bueno, son cuestiones que hay que ir charlando y visualizando, ponerlo en agenda como para buscarle una posible solución a este problema tan profundo”, sostuvo.

“Es un problema tan profundo que nosotros acompañamos los casos, no les podemos dar una solución porque no somos el Estado, somos una organización política que trata de hacer el nexo justamente con el Estado para que la compañera pueda tener alguna posible solución o alguna respuesta”, afirmó.

Condiciones dignas para todas

Por otra parte, se refirió al Proyecto Gestión Menstrual que intentará que el Municipio matancero garantice los insumos necesarios como son toallitas, tampones o copas menstruales para que las mujeres más vulnerables puedan transitar su ciclo menstrual de una manera digna.

La compra de los insumos para muchas mujeres se vuelve un gasto que no lo pueden sostener y por eso, Acuña confesó que “no debería ser algo de privilegio poder usar toallitas o tampones sino justamente algo de salud, que lo tome la salud pública y que lo garantice”.

“Si bien no es una solución a tantos problemas que atravesamos las mujeres, pero sí es algo concreto que puede darles respuestas a las mujeres mas vulnerables de los barrios populares como el no poder acceder a transitar la menstruación en condiciones dignas”, dijo.

Y concluyó con que menstruar debe dejar de ser un “tabú”. “Hay personas menstruantes y hay que hablar de eso, que implica una cuestión de salud y no de cosmética como se malentendió por mucho tiempo”.

Imagen: Telam y La Voz

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba