N° de Edición 7271
La Matanza

Villa Luzuriaga: 18 Años De Cárcel Por Matar Y Ocultar A Su Hermana

TESTESTE

MAT4 POLICIAL

La condena se aplicó sobre un hombre que en 2013, golpeó, estranguló y enterró a la víctima en un pozo ciego de una casa del barrio Los Pinos, de Villa Luzuriaga. Antes, había denunciado que la mujer había desaparecido.

Fuentes judiciales informaron que la pena recayó sobre Ariel Morales, de 41 años, por el “homicidio simple” de Beatriz Morales, de 45, pese a que había llegado imputado por “femicidio” y era la primera vez que juzgaban a un hermano por ese delito.

En ese sentido, el fiscal Alfredo Luppino había solicitado al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 5 de La Matanza la pena de prisión perpetua por “Homicidio agravado por el estado de indefensión de la víctima (alevosía) y por violencia de género”.

 

Habrá Apelación

 

Si bien, el “Homicidio agravado por violencia de género” suele utilizarse cuando un hombre mata a una mujer que es o fue su pareja, en este caso, el fiscal tomó en cuenta la convivencia entre ellos y los abusos que la víctima sufrió.

No obstante, para los jueces Matías Deane, Javier González y Gabriela Rizzuto no se comprobó que el ahora condenado haya asesinado a su hermana por su “condición de mujer”.

Según las fuentes, el fiscal Luppino apelará el fallo del TOC Nº 5 porque consideró como agravantes que la víctima era “discapacitada mental” y que sufrió abusos tanto por parte de su padre hasta que éste murió como por los amigos de su hermano.

Los jueces basaron su acusación en los testimonios de algunos vecinos que evidenciaron que, una vez que el hermano se hizo cargo de la mujer, ella sufrió maltratos, padeció desnutrición e, incluso, fue abusada sexualmente en reiteradas oportunidades.

 

El Caso

 

El hecho que se ventiló en el debate fue descubierto el 13 de julio del año pasado en una vivienda situada en Atenas 195, del barrio Los Pinos, en Villa Luzuriaga, donde la víctima residía con su hermano Ariel. Este hombre había denunciado la desaparición de la mujer el 12 de junio en la comisaría local.

Sin embargo, otro hermano de Beatriz fue hasta la casa y advirtió que Ariel tampoco estaba en el lugar y, luego, vio cabellos y una mano a través de una abertura del pozo ciego de la vivienda, por lo que llamó a la central de emergencias 911.

Ante esa situación, los efectivos se trasladaron hasta el lugar y el personal de la Policía Científica y de Bomberos inició una búsqueda hasta que encontró el cuerpo de la mujer en el pozo ciego, donde también se encontraron restos de cemento.

Tras el hallazgo, los pesquisas apresaron a Ariel en el partido bonaerense de Morón.

Los médicos forenses que realizaron la autopsia al cadáver de Beatriz determinaron que sufrió “múltiples fracturas” en el cráneo producto de golpes y que también fue “ahorcada”.

Los peritos, además, estimaron la data de muerte en unos 30 días anteriores al hallazgo, es decir, en la fecha aproximada en que la mujer desapareció.

El cuerpo de Beatriz fue hallado en un avanzado estado de descomposición, con una casi completa degradación de la piel y aun conservaba un pantalón de jogging, restos de una remera en los brazos y un rosario en el cuello, elementos que permitieron su primera identificación.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba