N° de Edición 7095
La Matanza

Viejos son los trapos

Viejos son los trapos

Viejos son los trapos

El 17% de nuestra población es adulta mayor, es decir que tiene 65 años o más. Las proyecciones indican que este sector de la población será del 25% hacia 2030.Un dato estadístico que ilustra  la evolución de la expectativa de vida:

Las personas de 80 años y más constituyen el grupo de edad que presenta el mayor crecimiento relativo en el total de la población argentina.

Por Walter Fresco

En 1970, solo el 1% de la población tenía 80 años y más.

En 1980, el 1,3%.

En 1991, el 1,6%.

En 2001, el 2,1%.

En 2010 representan el 2,5%.

No obstante, en la Ciudad de Buenos Aires trepan al 5,1%; en Santa Fe, al 3%; en Córdoba, al 2,7%; en Buenos Aires, al 2,6%; y en La Pampa, al 2,6%.

Frente a esta realidad, ¿qué hacemos como estado? ¿qué hacemos como sociedad?

¿Damos cuenta de estos cambios? La respuesta es NO.

Los llamamos “viejos”, “abuelos”, los definimos por su edad o por su rol. ¿Todos los adultos mayores son viejos? y por lo tanto, ¿medicables, encerrables, descartables? ¿Todos los adultos mayores son abuelos? es decir ¿los definimos por un rol? Hasta el abuelazgo cambió; cada vez somos abuelos a edades más jóvenes.

Los adultos mayores son PERSONAS. Sí, personas. Sujetos de derechos.

Necesitamos que se deje de invisibilizar a este sector tan importante y valioso de la sociedad, que sean tenidos en cuenta a la hora de decidir políticas públicas.

Necesitamos ciudades amigables con los adultos mayores.

# Acordar con las empresas de transporte público para tengan unidades que contemplen las necesidades del adulto mayor (altura de la puerta de ascenso y descenso, que los colectivos paren siempre cerca de la vereda, que no arranquen furiosamente cuando un adulto mayor sube o baja de la unidad).

# Deben existir rampas en veredas y deben estar a 12 grados.

#Las entidades financieras que se ocupan de jubilados y pensionados deben adaptar sus lugares de atención para que los adultos mayores no deban hacer grandes filas parados en la vereda, muchas veces en condiciones de frio o lluvia.

#Tener en cuenta siempre que los lugares de alojamiento de adultos mayores (geriátricos) no son depósitos de personas. Nadie puede ser encerrado contra su voluntad, deben poder entrar y salir de esos lugares sin restricciones y pueden recibir visitas siempre.

En suma, ni abuelos ni viejos. Personas mayores que tienen derechos.

Por eso propongo que nos pongamos a trabajar para que estos derechos se cumplan:

# Respeto a su autonomía. Su opinión debe ser tomada en cuenta siempre.

# Derecho a la opinión y participación política, social y cultural sin restricciones.

# Derecho a una sexualidad y una vida amorosa plena.

# Garantizar siempre las prestaciones de salud acordes a su edad y necesidades.

# Asegurar la transitabilidad en los espacios públicos.

# Derecho a recrearse, estudiar y trabajar.

En un contexto donde toda la sociedad pierde derechos, es necesario atender las demandas de este sector que contribuye a la vida social tanto como otros.

La calidad de nuestra sociedad también debe medirse por como tratamos a nuestros adultos mayores.

Todos vamos a estar en su lugar.

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar