N° de Edición 7265
La Matanza

“Una puerta para el futuro”

San Justo

Cuando uno se dedica tantos años a este oficio, suele ocurrir que hay pocas cosas que a uno lo sorprendan. Esta fue una nota que me sorprendió y, como es bastante larga, la misma va a salir en varias partes.
Se refiere a los Centros de Formación Profesional del Sindicato de Trabajadores Municipales de La Matanza (STMLM) que están a cargo del Secretario de Cultura de dicha organización gremial, José Héctor Jaimes, de 49 años, con quién recorrimos las sedes del gremio donde se dan cursos de formación y capacitación en oficios como Vestimenta, Aparador de Calzado, Peluquería, Mecánica del Automotor, Soldadura Variable, Operación y Reparación de Máquinas Neumáticas e Hidráulicas, Informática, Reparación de PC, Seguridad e Higiene, Idiomas y muchas más.
Lo sorprendente es el nivel de la enseñanza y las herramientas y máquinas que tiene los alumnos a su disposición mientras cursan las materias; los mismos reciben todos los materiales en forma gratuita para el curso desde botines aislantes para soldadura hasta la tela ó los implementos para peluquería.
Pero fue más sorprendente que todo esto se hizo en silencio, sin mucha difusión.
José Héctor Jaimes, Secretario de Cultura del STMLM, recorrió junto a NCO las sedes donde se dictan los diferentes cursos de capacitación y formación. Fuimos a ver chicos cursando el secundario ú operando alguna computadora, pero nos encontramos con talleres y máquinas, que más de una empresa envidiaría.
En esta primera entrega, José Jaimes, nos cuenta cómo se inició todo, cómo se fueron programando los cursos, en fin, de qué manera se construyo en silencio una oferta educativa que supera, por lejos, a muchas experiencias que hemos visto en el distrito.
José Héctor Jaimes, Secretario de Cultura del STMLM, nos cuenta que “Cuando me hice cargo de la Secretaría de Cultura, el Sindicato no tenía ninguna actividad en el orden educativo, a partir de ahí, me contacte con José Lepanto, director del los Centros de Formación Profesional de La Matanza, hablé con él y comencé a organizar los primeros cursos. Recuerdo que estos cursos los hacíamos en el salón de actos ó nos metíamos en la oficina de Sluga (Juan Carlos) cuando él no estaba, hasta que comenzamos a ampliar la oferta de cursos y comenzamos a crecer” y afirma que “El crecimiento fue impresionante y eso llevo a que el STMLM hiciese una inversión importante en infraestructura y construyera el tercer piso, que son 1000 metros cuadrados dedicados íntegramente a la educación. Con está infraestructura pudimos desarrollar mucho más la actividad” y agrega que “En el año 2005 se sanciona la Ley Técnica – Profesional que permite que todos los centros de formación profesional y las escuelas técnicas puedan presentar proyectos, en el orden educativa, para conseguir los elementos necesarios para la formación y la capacitación”.
“Hay que tener en cuenta, que una enorme mayoría de los compañeros municipales, vinieron del mundo del trabajo ligado con la producción” sostiene Jaimes y añade que “Cuando comenzaron a cerrar las fábricas, el estado se convirtió en una alternativa viable de trabajo. Con la llegada del Compañero Néstor Kirchner a la Presidencia, Argentina vuelve a desarrollarse en el aspecto productivo y, es por eso, que apuntamos al perfeccionamiento de una capacitación ligada a lo industrial. Capacitamos al compañero municipal con tecnologías, que tal vez nunca use en el ámbito municipal, pero si le puede abrir puertas para trabajar en el mundo de la industria, donde son tan necesarios los profesionales. Pero hicimos todo esto pensando también en los hijos de los municipales, para su familia, para que se puedan insertar en el mundo laboral con los conocimientos que necesitan. Es decir, fuimos viendo hacia que lado se daba el desarrollo industrial en el país y a partir de ahí, fuimos elaborando los proyectos para que nuestros alumnos pudiesen ser capacitados en el manejo de los elementos tecnológicos de última generación”.
Héctor Jaimes asegura que “Esto fue un trabajo de muchísimos años, por ejemplo, en el taller de soldaduras variables tenemos herramientas que sólo las empresas grandes e importantes poseen y, acá las tenemos listas en el aula, para que el alumno, las use, las manipule, trabaje con ellas y pueda salir capacitado para un empleo genuino” y explica que “El STMLM brinda muchos beneficios a sus afiliados, pero fundamentalmente la educación, la formación para el trabajo es uno de los beneficios más importante que tiene el trabajador y su familia. Por eso sentimos la responsabilidad de visionar y ver de qué manera va desarrollándose el mundo del trabajo y trabajar para establecer una capacitación acorde con la demanda, teniendo los elementos necesarios para que exista una igualdad de condiciones con el mundo del trabajo, para sus afiliados, la familia de los afiliados y para los vecinos. Nosotros trabajamos para eso” y añade que “Ante esta propuesta, nosotros tenemos una respuesta muy importante del compañero municipal, que día a día se capacita para los nuevos desafíos. Cuando ingrese a la municipal, estaba en el área de cementerios y trabajaba con una Olivetti (máquina de escribir). Hoy eso es absolutamente obsoleto, hasta las primeras computadoras son obsoletas, hoy hay computadoras de última generación en todas las oficinas municipales. Antes de que empiece el boom de la computación en el municipio, nosotros en el sindicato ya teníamos en marcha los cursos de informática en el centro de formación profesional. Ahora estamos dando diseño gráfico y autoCad, que le permite al técnico municipal desarrollar sus propios planos; es decir, la oferta educativa que hemos ofrecido y dado durante todo este tiempo, ha cubierto todo el espectro del trabajo”.
El Secretario de Cultura del STMLM afirma que “Cuando comenzamos analizar el crecimiento del país, vimos que el calzado es una de las industrias pujante de este proyecto económico, por eso pusimos en marcha el curso de aparador de calzado, porque sabíamos que íbamos a poder capacitar a mucha gente para que se inserte laboralmente en la industria. Al poner en marcha los cursos, La Matanza se convierte en la capital de calzado pero, no sólo le dimos la formación y capacitación en el oficio sino que también terminaron la escuela secundaria. Es decir, el trabajador o el familiar del trabajador municipal, termina la secundaria y recibe la capacitación y la formación para un oficio. Ahora la UNLaM lanza la Tecnicatura en Calzado; lo que nosotros hicimos es anticiparnos al ver como evoluciona el mundo, cómo se desarrolla un país y, cómo, desde un sindicato ó en este caso, desde la Secretaría de Cultura del STMLM, acompañamos ese desarrollo”.
No sólo dan un curso, sino que también construyeron una escuela, al respecto Jaimes nos cuenta que “Presentamos un proyecto en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para dar cursos en el área de la construcción y electricidad. Con eso en mano, nos planteamos lo siguiente: se puedan dar los cursos con materiales de poca envergadura y que eso se pierda en un container ó desarrollar un proyecto integral que deje una proyección a futuro. Nosotros pensamos que los alumnos deberían cursar la capacitación en su dimensión real, como si estuvieran trabajando en una empresa constructora, tienen que sentir, vivir, tienen que ver el nacimiento de una obra, para poder egresar del curso y comenzar a trabajar rápidamente y, a la vez, dejar algo para los alumnos que vienen detrás. A partir de esta consigna, hablamos con los chicos, planificaron la obra y construyeron una escuela para los chicos que vienen detrás”.
“Tenemos la sede central en San Justo y en Isidro Casanova, Gregorio de Laferrere, Tapiales, Rafael Castillo y González Catan; con más de 1400 alumnos en todas las sedes” afirma Jaimes y agrega que “Los cursos se desarrollan con el conocimiento pedagógico que establece el plan de estudio y, teniendo en cuenta que se esta formando a una persona para el mundo del trabajo y qué, ese mundo del trabajo se da en dos alternativas, por un lado, ingresando a trabajar en una empresa ó la otra, a través del desarrollo propio de un microemprendimiento. Por eso le damos formación y capacitación en administración del negocio, tanto para trabajar en una empresa o para desarrollar una empresa o taller propio”.
A modo de reflexión final, Héctor Jaimes asegura que “Cada vez que recorro las aulas y empiezo a mirar todas las cosas que tenemos y que hemos hecho en materia educativa y, cuando escucho los testimonios de los alumnos que trabajan en tal empresa o que comenzaron su microemprendimiento, miró atrás y veo todo eso, me digo, hemos cumplido con la función y el trabajo encomendado. Sentimos que estamos acompañando y ayudando ante la necesidad de la gente. Ese es nuestro compromiso, venimos a servir. Si a uno o a varios de los miles de alumnos, estos cursos le cambiaron la vida, valió la pena haber hecho el esfuerzo y el trabajo”.

Mostrar más

Articulos relacionados

4 comentarios

  1. Excelente el detalle que describe el compañero Jaimes.
    Evidentemente, la responsabilidad que asumió desde la Secretaria de Cultura, lo llevo a proyectar el futuro de los compañeros municipales con eficacia y eficiencia. Acciones de esta naturaleza, merecen ser difundidas. Felicitaciones!!!

  2. Compañero Jaimes es un orgullo para la Formación Profesional del Distrito el CFP Nº 408 con tal alta calidad tecnologica y de COMPAÑEROS que tienen con su equipo directivo y el cuerpo docente.
    Saludos Javier Quiroz Director del CFP Nº 403 LA MATANZA.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: