N° de Edición 6508
La Matanza

Una escuela ganó una feria de ciencia, pero no puede pagar el viaje

Una escuela ganó una feria de ciencia, pero no puede pagar el viaje
Una escuela ganó una feria de ciencia, pero no puede pagar el viaje

Se trata de la escuela primaria Nº62 “General Lamadrid” ubicada en Ramos Mejía, partido de La Matanza. Este año participaron en la feria de Eco Ambiente que tuvo lugar en Concordia, provincia de Entre Ríos presentando su proyecto de investigación escolar con un tinte científico el cual salió ganador y obtuvo un pase para competir de forma internacional en Brasil. Sin embargo, la institución no puede abonar los pasajes en avión para los dos alumnos, los dos docentes y la estadía en Belo Horizonte.

Por Mailén Britos

britoscostamailen@gmail.com

@mailenbritosC

El proyecto recibe el nombre de “Eco Arte” el cual está ligado a las ciencias y el arte. Todos los ciclos de la escuela primaria lo trabajan junto a sus docentes en diferentes escalas y logran resultados increíbles. Este año se presentaron en la feria nacional de Concordia y salieron campeones. El premio es el pase a la competencia internacional en Brasil el próximo año, pero la escuela no tiene como pagar el viaje.

El encuentro se va a realizar en Belo Horizonte pero no llegamos ni a retiro, lo vemos bastante lejano. Lo único que nos bonificaron es el stand que es bastante caro, pero de todas formas el resto del viaje no lo podemos pagar porque la escuela también tiene sus necesidades. Es una idea que está buenísima pero no la creemos muy posible sin que nadie nos ayude”, comentó Lorena Licciardi, maestra del colegio en diálogo exclusivo con Diario NCO.

Nacimiento de EcoArte

El proyecto nació en el año 1999 y su trabajo es científico químico, tal como lo definieron las autoridades del colegio. Los alumnos trabajan sobre la separación de mezclas: sistemas homogéneos, heterogéneos, solutos y solventes que está ligada a la hipótesis central del proyecto la cual establece que el agua es un disolvente universal.

Los alumnos realizan la investigación utilizando el proceso científico a raja tabla. El mismo consiste de seis partes: observación, hipótesis, experimentación, comparación, generalización y verificación. Las maestras y los niños lo definen como “el método científico escolar” porque se realiza dentro de la jornada escolar.

El método científico te permite reformularte. Supongamos que ponemos el papel el agua para ver si se disuelve, pero vemos que no sucede eso, pero lo que si podemos observar son otras cosas que le pasó al papel. Todo eso se registra y ahí entran en juego las matemáticas porque tienen estadísticas, se hacen gráficos de torta o ejes cartesianos y también la parte de lengua porque los chicos tienen que armar el informe escrito”, expresó Gloria Palermo, directora de la escuela Nº62 en diálogo exclusivo.

En el mismo sentido, la mujer hizo hincapié en que muchas veces los resultados no son los esperados pero no desechan sino que se sigue intentando hasta ver en profundidad aquello que está en el foco del trabajo. “Una vez experimentamos con los colores de la remolacha, salieron unos colores divinos y los guardamos en un frasco pero cuando los utilizamos para pintar en el papel se mostraba como un violeta pálido entonces teníamos que trabajar de otra manera. Es un ida y vuelta permanente”.

Premiaciones

En 2016 el proyecto fue presentado en una feria de ciencia y tecnología regional, en la cual salió como mejor trabajo científico. Esto les permitió competir en la feria que se realizó este año en Concordia, provincia de Entre Ríos donde tuvieron que presentar el proyecto reformulado ya que en dicha ciencia se trabajaba el medioambiente.

La modificación que se hizo fue en la parte vinculada al arte y a la química: las obras realizadas se hacían con papel reciclado y el foco del trabajo estuvo puesto en saber si el agua disolvía el papel desde la parte netamente química. Nuevamente, el proyecto salió ganador y esta vez el premio les garantizaba un pase directo a la competencia internacional que se realizará en Brasil entre febrero y marzo del próximo año.

A nivel nacional es la primera vez que ganamos. Los chicos lo viven con una emoción tremenda, aparte saben que están en representación del colegio y es el esfuerzo de mucho tiempo de trabajo. Nosotras estábamos más felices que los chicos todavía, es lo mejor que le puede pasar a un docente: enseñar y que ellos aprendan. Es nuestro lingote de oro”, declaró en un tono cargado de emoción y felicidad la directora del establecimiento.

Lo que falta para competir de forma internacional

Pero no todo es color de rosas, si bien la escuela festeja el premio que recibieron por tanto sacrificio y tanta investigación, por otro lado no se ilusionan mucho con la idea de viajar a Belo Horizonte ya que no cuentan con el dinero para poder costear ese viaje. Necesitan al menos cuatro pasajes de avión para poder llevar dos alumnos y dos maestros responsables y dinero para poder cubrir la estadía en el país vecino.

Necesitamos todo tipo de donaciones. Por más que nosotros organicemos una rifa, es muy poco lo que podemos recaudar, no es mucho más que seis mil o siete mil pesos. Si alguien nos ayudaría donando algún elemento que se pueda poner en la rifa, eso nos facilitaría las cosas. O aunque sea otro tipo de donación para poder viajar allí, pero sin ayuda de afuera no vamos a poder pagarlo, además de que la escuela tiene sus propias necesidades”, mencionó Licciardi.

Un laboratorio hecho con amor

Nunca nadie ayudó al colegio para desarrollar este proyecto, de hecho el lugar donde se lleva a cabo la investigación es armado por las autoridades del establecimiento. Trabajan sobre mesas grandes para desplegar todos los instrumentos, pero no cuentan con refrigerantes ni un lugar para calentar, cuando necesitan agua caliente transportan una jarra desde la pileta de la cocina hasta la mesa.

Nunca recibimos ayuda de nadie, siempre hicimos todo nosotros a pulmón. Solamente en 2015 recibimos un laboratorio ambulante con los materiales pero nada más, y tampoco tenemos a nadie quien nos pueda prestar los materiales. El bastidor es caro, la madera es cara, las pinturas son caras”, señaló Palermo.

Anuncios
Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close