N° de Edición 7485
La Matanza

Trágico momento vivió una familia que lo perdió todo

TESTESTE
Trágico momento
Trágico momento

 La tragedia ocurrió en el Barrio Don Juan, dejando con graves heridas a una nena de 4 años y un bebé de 18 meses. La familia necesita de donaciones tales como pañales y alimentos ya que perdieron todo.

Por Mailén Britos: britoscostamailen@gmail.com

El martes 24 de abril, María se encontraba en su casa ubicada en la calle Urdiminea 7683 con sus tres hijos: Leonel de 11 años, Valentina de 4 e Ibrahin de 18 meses cuando cerca de las 17 comenzó a sentir olor a quemado. En cuestión de segundos se acercó a ver de dónde salía ese olor y observó que desde la anteúltima pieza de la casa se había originado un pequeño incendio, pero instantáneamente llegó la tragedia: explotó una garrafa y el fuego comenzó a crecer.

La casa -ubicada en el Barrio Don Juan- es de loza pero tiene en el fondo una habitación de chapa y tirantes, ahí es donde se produjo el incendio, aparentemente por un corto circuito. Está habitada por diez personas: seis chicos y cuatro mujeres, entre ellas hay una de 69 años y otra de 18 que está embarazada.

Una familia
Una familia

Leonel jugaba en el patio de adelante mientras que Ibrahin y Valentina estaban acostados en sus camas en la última habitación de la vivienda, el fuego comenzó en la anteúltima habitación y eso provocó la desesperación de María, que la llevó a convertirse en una super mamá atravesando la pieza del terror para rescatar a sus dos hijos.

Cuando los agarró para poder salir del hogar, explotó la garrafa y el incendió comenzó a crecer, lo que le provocó quemaduras a María pero sobre todo a Ibrahin y Valentina, que actualmente se encuentran internados en el Instituto del quemado con lesiones en sus manos y caras.

“Los bomberos que llegaron no trajeron la manguera y tardaron en venir, cuando llegaron no pudieron hacer mucho y tuvieron que dar aviso a la policía, para que ellos den aviso a otras dotaciones de bomberos para que lleguen al lugar. Habrán tardado 40 minutos en venir, mientras tanto los vecinos tiraban agua al techo de la casa pero imposible frenar tanto fuego”, expresó Viviana Villagra, referente del Barrio Don Juan en diálogo exclusivo con NCO.

Una familia
Una familia

El fuego se convirtió en un mounstro imparable que destruyó la casa por completo, el dormitorio de chapa se calcinó y los ladrillos de la casa fueron comidos -en gran parte- por el incendio, lo cual significa que si llega a llover, el agua va a entrar por esos recovecos.

Desde el martes que la familia no puede dormir bien por dos cosas: por un lado, la tragedia quedó marcada a flor de piel en cada integrante y por el otro lado, van y vienen al hospital llevándole las donaciones recibidas a María, que está al lado de la cama hospitalaria de sus hijos.

Una familia
Una familia

En los momentos que el recuerdo se borra de sus mentes, Marta -la mujer de 69 años y mamá de María- duerme bajo los escombros que dejó el incendio, en una cama que le donó Viviana. Mientras que el resto de los integrantes, se hospeda en la casa de un familiar.

“Perdieron todo. No tienen colchones, no tienen frazadas, no tienen comida, no tienen nada. El barrio Don Juan es un barrio donde cada uno vive con lo justo, mucho no sobra. Los vecinos intentan ayudar de la mejor manera posible, pudieron juntar dos cremas platsul y gasas para llevarle a María pero necesitan mas ayuda”, agregó Viviana.

Una familia
Una familia

En la misma línea señaló que la familia también necesita -en carácter de urgencia- leches, pañales y alimentos ya que, además de Ibrahin de 18 meses, hay un niño de dos años y una chica embarazada. Las mujeres no pueden trabajar porque están ayudando a María en el hospital y están intentando limpiar la casa ya que está bajo escombros y hollín, lo cual genera un olor bastante tóxico.

“Pedimos a quienes puedan, que se solidaricen con la familia donando alimentos, ropa, frazadas, artículos de limpieza, gasas, crema platsul, colchones, pañales, todo sirve. Están desesperados, perdieron absolutamente todo, hasta los barrales de las camas”, concluyó en un tono desesperado Viviana.

Hay una familia que nos necesita, así que quienes quieran colaborar pueden acercarse a la calle Urdiminea 7683 en el Barrio Don Juan, localidad de Laferrere o comunicarse con Viviana Villagra al 1166189374.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba