N° de Edición 7297
La Matanza

Toma simbólicala de la escuela primaria N°88

TESTESTE

Virrey del Pino Los padres tomaron simbólicamente la escuela primaria N°88 reclamando obras


El establecimiento educativo se encuentra al final de La Matanza, a pocas cuadras del inicio del partido vecino de Cañuelas, en el Km 47 de la Ruta 3, en la calle San Ignacio 5897, entre Cortina y Guaminí, allí donde termina el asfalto, en el Barrio San Carlos de Virrey del Pino. Es la única escuela primaria del barrio y, como sucede en muchas escuelas públicas del distrito, está colapsada por una superpoblación de su matrícula y por graves problemas en la infraestructura edilicia.

Por Emilio González Larrea

Con 47 secciones de grado, 1857 alumnos, con capacidad solo para 1000, con aulas que albergan desde 65 a 80 chicos lo que implica que dos alumnos se tengan que sentar juntos en una silla, clases en el patio, a lo que se le suma baños rotos, filtraciones en los techos, problemas de electricidad, entre otras cosas… Como consecuencia de estas falencias, desde el último viernes ha sido tomada por la comunidad educativa, exigiendo una solución a esta situación.

NCO se acercó al lugar y pudo conversar con Carlos Rivera y Yanina Gelmini, dos de los padres que están permaneciendo “tiempo completo en el establecimiento educativo”.

Un colegio colapsado

¿Pueden contar cuál es el porqué de esta decisión de tomar la escuela?

-Carlos: Estamos desde el viernes pasado con una toma simbólica de la escuela, porque el establecimiento tiene muchas faltantes e inconvenientes para la estadía diaria de los chicos. Hay baños rotos, problemas en el sistema eléctrico, filtraciones en los techos, rejas rotas, podemos decir que el colegio está colapsado, no está en lo absoluto en condiciones para recibir a los chicos, para que puedan aprender en condiciones dignas.  Hemos tenido una reunión con el presidente del Consejo Escolar del distrito, Alejandro  Schvartzman, que prometió resolver algunas cuestiones como los baños, la electricidad y las filtraciones en los techos, pero estamos a la espera de que se cumpla con su compromiso.

-Yanina: Otra cuestión es la explosión de la matricula que supera enormemente la capacidad del colegio. Tiene capacidad para albergar a 1000 alumnos y hay inscriptos para este año 1857. Esta es la única escuela primaria de este barrio, estaba previsto que se terminara la construcción de otra escuela, a varias cuadras de aquí, en Madagascar y Colorado, que iba absorber la demanda de escolaridad de la zona. Pero hace tres años que esa escuela quedó sin terminar, por esa razón todos los chicos a escolarizar convergen en ésta, la única primaria del barrio.

Esta situación ha llevado a nuestra escuela al colapso. Necesitamos que finalicen en forma inmediata la construcción de la otra escuela y que pongan en condiciones la nuestra para que sea habitable para los chicos. Hay que tomar medidas ya, la situación tiende a agravarse, pues hay cuatro jardines en el barrio y muchos de esos chicos el próximo año tienen que ingresar a una escuela primaria, ¿dónde van a ir, entonces?”.

Sin respuestas de Provincia

¿Tienen alguna respuesta de las autoridades de la Provincia, acerca de cuándo se terminaría la otra escuela?

-Yanina: No se han acercado de la Provincia para conocer y dar una respuesta a esta problemática; solo hemos hablado con las autoridades educativas locales como es el caso del Consejo Escolar,  donde se acercó su presidente. Nosotros vamos a seguir atentos y movilizados para que den soluciones, no queremos que pongan  más parches.

-Carlos: Hay solo promesas, ningún compromiso escrito. Por nuestra parte el próximo jueves (por hoy) nos vamos a movilizar a La Plata, junto con el SUTEBA; iremos a la Dirección de Infraestructura  para exigir la terminación inmediata del colegio de Madagascar y Colorado.

Aulas móviles para salir del paso

¿Y mientras tanto va a funcionar la escuela con más de 1800 alumnos?

-Carlos: La Comisión de Padres en conjunto con la Directora y el Consejo Escolar, decidimos solicitar varias aulas móviles y baños químicos para, en forma transitoria se pueda absorber el excedente de la matrícula y que nadie pierda el año, lo cual implica obviamente realizar obras para instalarlas. Pero esto hay que ver en la práctica si se cumple. Nosotros queremos soluciones de fondo, por eso los padres nos hemos organizado y vamos a seguir paso a paso este proceso y movilizados para que nuestros hijos puedan tener el derecho a educarse, algo que tiene que garantizar el Estado como señala nuestra Constitución Nacional.

Nos cansamos de esperar, pues esta problemática viene de 4 años atrás. Para la escuela N°88 está asignada la obra, aprobado el presupuesto y depositado el monto… Solo  tenían que comenzar los trabajos en enero, pero pasó todo el verano y vienen recién en marzo a iniciar la obra de reparación del edificio. Nosotros exigimos dos cosas para una solución de fondo de esta situación: que se termine la obra de la otra escuela para que pueda absorber el excedente de matrícula de este colegio y que se repare y se ponga en condiciones la Escuela 88, para que los chicos puedan aprender en condiciones dignas y los maestros puedan también enseñar mejor, porque en estas condiciones es tremendo el esfuerzo que tienen que hacer, con perjuicio de su salud, lo que es una denigración de la tarea docente.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba