N° de Edición 7293
La Matanza

Tapiales: Alumnos de Secundaria N°4 comprometidos con el estudio del clima

TESTESTE

ALUMNOS NASA

Tapiales. El pasado miércoles 23 de marzo se celebró el Día Meteorológico Mundial, una fecha que invita a reflexionar al menos sobre la infinidad de advertencias que sobre el clima hacen los científicos y los distintos organismos dedicados a su estudio.

“El clima está cambiando”, dice en su página oficial la Organización Meteorológica Mundial de las Naciones Unidas. Una frase con la que ha crecido una generación de niños y jóvenes en todas partes del mundo, gracias a la persistente tarea de crear conciencia de miles de organizaciones científicas y sociales en general, dentro de las cuales la escuela cumple un rol fundamental.

Proyecto de investigación

En el distrito de La Matanza, la Escuela Secundaria Nº4 “Eduardo Acevedo” de la localidad de Tapiales, logró sumergirse en esta problemática a través de un proyecto de investigación que lleva adelante desde el año 2014 y cuyos resultados son reportados a la NASA, la agencia aeroespacial de los Estados Unidos.

“Nuestro proyecto tiene que ver con tomar las distintas variables meteorológicas o atmosféricas como la temperatura, la humedad, la presión y también la observación de nubes que es muy importante para el estudio que hacen en la Agencia Espacial”, explica Norberto Pugliese, docente de la Secundaria Nº4 a cargo del trabajo.

Tras la aceptación de la NASA a la solicitud enviada por la escuela para participar de este programa a nivel mundial, comenzaron a recibir apoyo de distintos organismos, entre ellos el Servicio Meteorológico Nacional, todavía ligado a la escuela a través de visitas periódicas que realiza a la institución.

Para Pugliese, los chicos “lo viven como una experiencia única. Participan alumnos de distintos cursos porque esto es algo extra curricular. Se formó un grupo muy lindo que este año continuará con otros profesores de la escuela”.

Con la puesta en marcha del proyecto comenzó el envío de los registros una vez por semana a la NASA. “Ellos hacen una devolución constatando los datos de dos satélites, el Terra y el Aqua, y comparan lo que vemos nosotros desde la Tierra con lo que ven ellos desde los satélites”, señala el docente.

El año pasado, el grupo se propuso avanzar hacia otra instancia del proyecto: el lanzamiento de una sonda o globo meteorológico, que tenía como misión  recabar datos en los distintos niveles de la atmósfera hasta la estratosfera.

“Este tipo de trabajo lo hacen todos los equipos meteorológicos del mundo, por lo menos una o dos veces al día, para estudiar un corte específico de la atmósfera”, dice Pugliese. “Lo que hicimos fue lanzar ese globo con una serie de equipamiento, además de una radiosonda. Y los chicos iban en tiempo real recibiendo los datos que emitía la sonda a través de un receptor de radio”.

Entre otros datos, “la experiencia permitió comprobar que a un nivel de aproximadamente 22 mil metros de altura la temperatura descendía a 60 grados bajo cero, por decir solo un dato”.

Si el proyecto fue significativo por el valor de los datos en sí mismos, más lo fue por la movida que implicó llevarlo a cabo. En términos del profesor: “fue algo descomunal”.

 

Apoyo del Servicio Meteorológico

En primer lugar se decidió como lugar de lanzamiento la ciudad de Pehuajó, adonde debió trasladarse todo el grupo. Tuvieron el apoyo del Servicio Meteorológico que envió un móvil meteorológico y también de la Fuerza Aérea Argentina, a quienes tuvieron que solicitar la reserva del espacio aéreo para realizar el lanzamiento. Gente deAMSAT, la asociación mundial de satélites de radioaficionados y también de Investigación Aplicada (INVAP), otra empresa argentina de alta tecnología, contribuyeron con la experiencia.

“Era un globo grande con un montón de equipamiento y por eso tuvimos que hacer una reserva del espacio, y completar el seguimiento y finalmente la recuperación de todo el instrumental”, explica Pugliese. “Movilizamos todo Pehuajó, hasta asistió el intendente y fue declarado de interés cultural”, contó.

Según la Organización Meteorológica Mundial, -una agencia creada en 1950 para asegurar y facilitar la cooperación entre los servicios meteorológicos nacionales, promover y unificar los instrumentos de medida y los métodos de observación- el cambio climático “no se trata simplemente de una hipótesis de futuro, sino que ya es una realidad”

En su sitio oficial advierte claramente que “el clima seguirá cambiando en los decenios venideros a medida que se vayan acumulando en la atmósfera más gases de efecto invernadero que atrapan el calor emitidos por actividades humanas” y aporta datos como que “el período de cinco años 2011-2015 ha sido el más cálido jamás registrado”.

La iniciativa de la Secundaria Nº4 de La Matanza logró aunar la necesidad de investigar, con la curiosidad y el enganche de sus alumnos por este tipo de temas. Para el docente “esta bueno que sepan de meteorología porque el país necesita meteorólogos. Este proyecto lo que hizo fue motivar a muchos chicos a que quizás sigan, el día de mañana, una carrera de este tipo”.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba