N° de Edición 6870
La Matanza

Se realizó la clase pública de Medicina contra los despidos en la UNLaM

unlam-medicina

El ex ministro Daniel Gollán y los Dres. Ricardo Gené y Graciela Uriburu, participaron de la anunciada clase pública de Medicina. En la misma reclamaron una dirección democrática de la institución donde “no se respeta ni la reforma universitaria de 1918”, ante la persecución sindical y desmantelamiento de la carrera de Medicina, denunciada por los 20 docentes despedidos y por el sindicato SIDUNLAM.
Por: Valeria Virginia Villanueva
villanueva.valeriavirginia@gmail.com
Bajo la consigna “El silencio no es salud”, profesionales de sanidad referentes a nivel nacional ofrecieron una clase pública en las puertas de la Universidad Nacional de La Matanza. Fue el pasado jueves por la tarde, ante un centenar de profesores, estudiantes y organizaciones sociales que se solidarizaron con el reclamo por la reincorporación de los 20 docentes despedidos de materias de Medicina por cuestiones sindicales.

Las exposiciones de la Dra. Graciela Uriburu, el Dr. Ricardo Gené y el Dr. Daniel Gollán –ex ministro de Salud de la Nación durante el último gobierno de Cristina Fernández-, denunciaron accionar autoritario de la dirección de la Casa de Altos Estudios por negar derechos básicos de la comunidad universitaria como son la afiliación sindical y la libertad de cátedra -obtenidos con la Reforma Universitaria de 1918- y enfatizaron la necesidad de abordar la salud desde una perspectiva sociopolítica hacia una atención integral del paciente.

Dicha orientación, señalaron, es la que fomentaba el plan de estudio inicial de Medicina en la UNLaM, pero que a partir de 2016 comenzó a desmantelarse con los desplazamientos de profesores afiliados al sindicato SIDUNLAM que apoyaban tal proyecto innovador de la carrera, en coincidencia con la asunción de la gestión macrista. Incluso desplazaron al reconocido médico sanitarista e impulsor de la carrera, Dr. Mario Rovere, del cargo de Decano del Departamento de Salud.

Asimismo, varias agrupaciones estudiantiles manifestaron al final de la clase su rechazo a aprietes e intimidaciones recibidas por apoyar el reclamo de reincorporación por parte del personal que responde al rector Daniel Martínez, como el control de asistencia que estaba llevando a cabo el Centro de Estudiantes dentro de la UNLaM al momento de la actividad.

La salud es social

La comprensión psico-social-ambiental de la salud es una de las aristas revolucionarias de la medicina que se proponía para brindar al paciente no una simple “cura plana y analgésicos” -en palabras del Dr. Gené- de momento sobre una patología puntual, sino un tratamiento que conozca a la persona con sus problemáticas en lo familiar, laboral, económico, y comprenda las enfermedades dentro de ese entorno.

En ese sentido, citaron la lucha que en esa misma jornada desarrollaban en la Maternidad Estela de Carlotto de Moreno, donde fueron desplazadas dos directoras que lideraban un proyecto de parto humanizado que respete la salud de las madres. Al respecto, los disertantes de la clase pública remarcaron que en dicho hospital apenas se realizaba un 13% de cesáreas contra casi un 50% que se realiza en hospitales públicos, y hasta un 80% de cesáreas en algunos sanatorios privados.

“Salud es luchar, sentirse libre, cuando uno está oprimido poder luchar contra esa opresión, es sentirse solidario con los compañeros, es constituirse en sujeto individual y colectivo”, expresó el profesor Giglio Prado, moderador de la clase. Sin embargo, el gobierno nacional va en contra de este paradigma alternativo que comenzó en Medicina en la UNLaM pero había empezado a replicarse a otras universidades, y aboga por una “salud como oportunidad de negocios y no como derecho”, observó el Dr. Daniel Gollán y detalló “no van a querer construir un sujeto social y profesional que lleve adelante la propuesta de salud como derecho”.

Defensa de derechos universitarios y de la educación pública

“Da pena” “que “la reforma universitaria que estamos por cumplir 100 años acá no llegó, acá se funciona de una manera que todavía no emplea los principios básicos de lo que es el funcionamiento de una universidad pública”, lanzó el Dr. Gollán. En referencia también a la emblemática reforma de 1918 liderada por Deodoro Roca, la Dra. Uriburu señaló que lo “anticuado del sistema de gobierno en línea con un gobierno monárquico” dentro de la institución, ya que principios básicos como el gobierno tripartito –de docentes y estudiantes en conjunto-, la existencia de varias cátedras a elección y la asistencia a clases libre –no obligatoria, que no tome presentismo- no se respetan en la UNLaM, donde además el 75% de estudiantes son mujeres.

Para que exista una dirección más democrática como reclamaron los referentes es necesaria la organización sindical: “poder armar un sindicato acá está prohibido y es el punto principal” reclamó la docente de Crecimiento y Desarrollo que fue echada en el año 2015, y que llamó a seguir luchando por una educación pública, gratuita democrática y laica.

“Esta clase es un hito en la lucha, haremos futuros pasos, no vamos a abandonar el terreno para defender esta visión y articulando con actores relevantes de la política y de la ciencia” anunció el Prof. Giglio acerca de la continuación del plan de lucha con paro indeterminado de actividades en Medicina.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close