N° de Edición 6960
La Matanza

Scioli recorrió La Matanza y le apuntó a la oposición: “Somos el gran contraste con la nueva alianza”

Scioli_Dominguez_Fernandez
El gobernador bonaerense y precandidato a presidente por el Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, afirmó que el kirchnerismo es “el gran contraste con la nueva alianza que encabeza (Mauricio) Macri porque, somos un proyecto que incluye, que integra, cuya prioridad son los trabajadores, la industria nacional y el desendeudamiento».

Sigue la campaña política en la provincia de Buenos Aires

Tras participar de una caravana por la localidad de González Catan junto a la fórmula a la Gobernación bonaerense que integran Julián Domínguez y Fernando Espinoza, Scioli consideró que «La Matanza es el fiel reflejo de un pueblo que no quiere retroceder, sobre esos avances quiere estar cada vez mejor, ese es nuestro compromiso».

En medio de una multitud y acompañado por el vicegobernador Gabriel Mariotto, el precandidato presidencial definió la movilización popular como «una caravana con un sentimiento de gratitud y de esperanza de este maravilloso pueblo de La Matanza, al mensaje que le traemos de compromiso, con estas políticas de inclusión, de integración, de pujanza productiva, de oportunidades para los jóvenes”.

Scioli, que llegó unas horas después de iniciada la caravana procedente de Mar del Plata, se subió al móvil que trasladaba a los precandidatos con una campera naranja que resaltaba en el paisaje y estaba en sintonia con el color del buzo de Domínguez y las gorras que repartía el automovilista Marcos Di Palma.

En declaraciones a los medios durante la recorrida, el gobernador bonaerense destacó el trabajo de Fernando Espinoza y «las políticas que lleva adelante la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) y el trabajo en conjunto que estamos desarrollando».

En esa línea, Scioli puso en valor «la esperanza que le genera Julián Domínguez a este pueblo de La Matanza para poder seguir para adelante ladrillo por ladrillo».

Asimismo, manifestó que en La Matanza «se ven los logros del proyecto que conduce Cristina Fernández de Kirchner», en tanto ponderó que el kirchnerismo «fija prioridades» como la de «levantar las persianas de las industrias».

Las palabras del candidato a presidente del kirchnerismo y su presencia junto a Domínguez y Espinoza en González Catan, generó la algarabía de los militantes que acompañan al titular de la Cámara baja y al intendente de La Mantanza.

Por su parte, Domínguez sostuvo: «Queremos que Scioli sea presidente porque conoce lo que nos falta por hacer y estamos convencidos de que con Fernando en la Provincia y Daniel Presidente vamos a hacer los cambios que faltan».

Durante varias cuadras, los vecinos salieron de sus casas y saludaron el paso de los dirigentes peronistas con expresiones de cariño, especialmente para el gobernador bonaerense, que se mostró amable con la gente que coincidían en un mismo mensaje: “Yo te banco, Scioli”.

Mates, bizcochuelos, la marcha peronista y miles de fotos fueron el denominador común durante el tramo en el que participó Scioli, que tras arribar a uno de los centros comerciales de ese populoso barrio partió en el marco de un show de fuegos artificiales y lanzamiento de papelitos celestes y blancos.

Previo a la caravana en La Matanza, Scioli presenció el ensayo de la Orquesta Infanto Juvenil del municipio de General Pueyrredón en el teatro Colón de Mar del Plata.

Facebook Comments

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Un comentario

  1. ENTREVISTA CON LA VERDAD

    Fernando Espinoza: “Buenos Aires tiene que dejar de ser solidaria con las demás provincias”

    Por DIEGO RODRIGUEZ — El intendente de La Matanza y precandidato a vicegobernador bonaerense en la fórmula con Julián Domínguez por el FpV dialogó en exclusiva con La Verdad y habló de las diferencias con Aníbal Fernández y de la necesidad de replantear la coparticipación nacional, entre otros temas.

    11 de julio de 2015

    Hace 8 años que es intendente del municipio más populoso del país y de un distrito que electoralmente sería como la quinta provincia en términos de población. De hablar pausado, hizo un alto en su raid electoral antes de una cena homenaje al ahora ex jugador Sebastián Battaglia y se prestó a charlar con La Verdad.

    -¿Cómo son estos días de campaña y fórmula compartida con Julián Domínguez? ¿Qué has encontrado de nuevo?

    -Lo conozco hace mucho y siempre tuvimos una excelente relación porque coincidimos muchísimo, sobre todo en la continuación de este modelo iniciado por Néstor y profundizado por Cristina.

    -¿Qué los diferencia con la fórmula Fernández-Sabbatella?

    -Yo digo que es una lista, no es una fórmula (risas). Una de las grandes diferencias es que nosotros somos “la” fórmula de la unidad del Frente para la Victoria, del peronismo, de los distintos sectores de la sociedad. A nosotros sí nos acompañan los empresarios pequeños y medianos, los productores ganadores. Julián va a defender a muerte los intereses de los bonaerenses del interior.

    En definitiva, un ensamble perfecto entre lo que representa Julián con la vida del interior de la Provincia, más rural, y yo, que vengo a representar la vida del Conurbano, esa locura, la gran urbe… a pesar de que soy muy tranquilo, sino no podría gobernar La Matanza (risas).

    -¿Qué es gobernar La Matanza?

    -Soy el quinto gobernador del país, si se lo mide por población. La Matanza era la capital de la pobreza y hoy es la capital industrial de la Argentina. Teníamos 3 mil industrias que habían sobrevivido al desastre que dejó De la Rúa y hoy tenemos 7500. Creamos 300 mil nuevos empleos en la actividad privada, generamos una explosión de construcciones, obra pública, 4 hospitales nuevos, 9 mil viviendas, un gran plan maestro hidráulico que terminó con un 70% de las inundaciones. Es un boom de consumo: el Shopping de San Justo es el segundo de mayor facturación en Argentina y el Mc Donald´s de Laferrere el primero en ventas.

    Y la foto de esa nueva Matanza es la universidad nacional: cuando asumí tenía 10 mil alumnos y hoy tiene 50 mil. Somos la universidad que más creció en Argentina y tiene la mayor tasa de egreso de acuerdo a la inscripción de alumnos. Somos la primer universidad que tiene al 90% de sus alumnos como primer universitario de la familia.

    -Dicen que es muy emocionante ver un acto de egresados.

    -Terrible, no parás de llorar. No se recibe el alumno, se recibe una familia que lo vive como el gran salto en el logro como persona. Pasa a ser el viejo sueño de “mi hijo el doctor”. Un alumno universitario le cambia la vida a una ciudad más que a una familia. La Matanza no volverá nunca más para atrás.

    -La definición de las fórmulas bonaerenses tuvo días de mucha tensión e incertidumbre. -¿Qué los “obligó” a consensuar este esquema?

    La unidad del Frente para la Victoria garantiza la unidad nacional, hacemos realidad un pedido que lo escuché mucho este año con el “júntese, Fernando”.

    -Pero por momentos persistió esa duda. ¿Por qué aceptó ser el vice y no el primero?

    -Yo no soy una cuestión individual. No creo en los divos, creo en los equipos. Dicen que soy un intendente “exitoso”, está mal que lo diga yo (risas). Pero sé de la capacidad de estar al frente de Julián y quería estar en este equipo, con el respaldo de más de 2 millones de matanceros. La Matanza quería que yo fuera el gobernador: tenemos 480 centros de jubilados, 2 mil sociedades de fomento, 2 arzobispados (único lugar en el mundo, San Justo y Laferrere), pero había que balancear todos los intereses.

    -¿Cómo fueron esos días posteriores al pedido de “baño de humildad”?

    -La presidenta nos llamó un jueves a la tarde a Julián, Aníbal y a mí y nos dijo: “ustedes tres son los que irán a las PASO, elijan sus vices y que decida el pueblo”. Pero el sábado cerraba la lista, y vemos a Aníbal en televisión anunciando el acuerdo con Sabbatella. Y con Julián ya veníamos coincidiendo, y terminó siendo una conjunción de sentimientos de muchos intendentes, de los “sabios maestros de la política”. Pero lo definitorio fue la presidenta cuando nos llamó a Julián y a mí nos pidió: “únanse”.

    -¿Hubo predilección entonces de la presidenta?

    -Yo nunca escuché que le haya pedido a Aníbal Fernández “andá con Sabatella”.

    -¿Lo sorprendió esa elección?

    -Son decisiones personales, aunque yo no comparto la decisión de Aníbal. Con el sí de vice a Julián, creo que la mitad de La Matanza se está acordando de mi mamá (risas). Pero Domínguez será un gran gobernador por su capacidad, por su calidad de persona, de mucha firmeza y coraje pero también de mucha sensibilidad.

    El 90% de los intendentes ya nos dio su apoyo. Curto de Tres de Febrero, Insaurralde de Lomas, Giustozzi de Almirante Brown, Bruera de La Plata, Pulti de Mar del Plata, Descalzo de Ituzaingó, Zúccaro de Pilar, Othaecé de Merlo, Granados de Ezeiza, Gray de Esteban Echeverría, puedo estar una hora nombrándote intendentes. Y no te digo los 48 sindicatos.

    -¿Vuelve la tesis de que no se puede gobernar sin territorio?

    -Hay un apotegma del peronismo que dice que “mejor que decir es hacer”. Julián y yo somos de mucho trabajo y nos vamos a romper el alma.

    -¿Qué es lo que más lo desafía en materia de gobierno?

    -Tenemos el plan primer empleo, un programa para la juventud para acceder al primer trabajo, que es uno de los grandes problemas. Se trata de generar facilidades a las empresas en la medida que incorpore chicos en su primer empleo.

    Otro es la vivienda, queremos que por primera vez haya créditos blandos en los bancos. Si tenemos el 40% del PBI nacional también tenemos que generar que las políticas de vivienda vaya en un porcentaje igual para los bonaerenses.

    -¿Eso no implica reclamar más coparticipación? Pese a que se perdió en épocas de –radicalismo, el peronismo nunca recuperó más ese porcentaje.

    -Domínguez va a hacer que la Provincia tenga los recursos económicos que la Nación tiene que generarle, porque es por lo que se produce en nuestra Buenos Aires. Los 8 puntos que no tenemos es el 30% de los recursos que podríamos disponer, hace 30 años que pasa esto. Tenemos que hacer justicia. Ahora que tenemos un país desendeudado, la provincia de Buenos Aires tiene que dejar de ser solidaria con las demás provincias. Durante 3 décadas hicimos de hermano mayor, es hora de que las demás provincias caminen solas. Sé que modificar la ley es un poco complicado, pero abriremos otros canales para compensar esta deuda histórica. Habrá que crear nuevos fondos para los grande centros urbanos, por ejemplo.

    -Pero el bonaerense del interior también verá que hay más coparticipación cuando se reparen las rutas provinciales como es el caso de la 50. ¿No considera que es una gran materia pendiente?

    -Sí, sí, totalmente. Con Julián estamos trabajando mucho en eso. Eso es la gran vía de progreso: rutas, infraestructura en las ciudades. Y sabemos que más calidad de vida para su región es extender la red de gas natural y allí habrá que trabajar con Camuzzi Gas Pampeana para asegurar ese compromiso pactado.

    Pero no dejamos de ver que la demanda por más seguridad es muchísima y ahí tenemos que doblegar los esfuerzos.

    FUENTE : LA VERDAD DE JUNIN ………. ¡¡¡¡¡¡ DE NADA FERNANDITO !!!!!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close
A %d blogueros les gusta esto: