N° de Edición 6960
La Matanza

Reclamo por más seguridad

Reclamo por más seguridad.

Los vecinos de Villa Constructora, en San Justo, encontraron balas perdidas en sus casas, motivo por el cual algunos de ellos efectuaron las denuncias.

Hasta el momento se conocen 11 proyectiles.

La comunidad vecinal se encuentra “muy cansada y preocupada” por los hechos de inseguridad que atraviesan. A través de las redes sociales convocan pequeñas movilizaciones y cada vez son más, los que portan carteles, alzan la voz y deciden protestar.

La ubicación data de la calle Condarco al 3900 (San Justo) y en diálogo con Telenueve,  José, uno de los vecinos, contó que estaba junto a su familia  tomando mate en la vereda de su casa y, como comenzó a llover, entraron a la vivienda. Acto seguido, hallaron una bala perdida.

“La policía mostró y marcó el lugar donde se encontró dicha bala. Cayó en un bidón de aceite y según ratifican las denuncias en el mismo día se encontraron varias. Hasta ahora son seis en 10 cuadras a la redonda”, informó Telenueve.

Las preguntas sin respuesta: ¿quién y por qué?

Una de las vecinas advirtió que José cuida mucho los alrededores linderos y que siempre está con sus hijos. “Tenemos una escuela a una cuadra y otra institución educativa a pocos metros de distancia. Imagínense las mamás que pasan con los chicos”, expresó.

“No se puede ni con los robos, esto es nuevo y es lo único que nos faltaba en el barrio. No tenemos seguridad, por eso precisamos cámaras y sensores”,  añadió indignada.

Otro de los vecinos resaltó que con centros de monitoreo podría haber un poco más de control. Y mencionó: “No se sabe quién, no hay como comprobar, que se haga algo antes de que provoque una muerte”.

En la reunión en la calle indicada, como se manifestó con anterioridad, los habitantes reclaman por su tranquilidad y bienestar. Uno de los tantos carteles que portaban decía: “Queremos móviles y personal capacitado cuidando a los ciudadanos”.

Los detalles del episodio

José contó que son una familia tradicional de barrio y diariamente salen a la vereda a disfrutar de sus tiempos libres. “Estaba con mis hijos y mi pareja. Sentimos una explosión, entramos a mirar y de repente veo una botella de aceite, que se derramaba por los dos orificios de entrada y salida. Yo antes lo había cambiado en el motor de mi auto”, confesó.

Luego, especificó que lo volcó al frente de su hogar, en el pasto, movió el bidón y hacía un ruido. “Cuando decido verterlo me encuentro con una bala achatada. Fue una de las 11 que se encontraron en el barrio y pudieron haber sido 11 muertes”, explicó.

“Reitero que una bala es una muerte. Hay un loco en el barrio que no se por qué motivo tira balazos al aire. Eso va a ser una tragedia tremenda”, aseguró contundente José.

También, se conoció el relato de Roxana, otra residente que vive a la vuelta, quien venía caminando con su hija cuando escuchó un ruido en un portón. Ella miró pensando que era una piedra que le habían tirado, pero cuando observó el piso se encontró con otra de las balas perdidas.

En ese momento tomó conciencia que no era la única que lo percibió ya que había varios comunicados en grupos de difusión alertando la situación. “No llegó a perforar el portón ya que la trayectoria desde arriba hacia abajo se generó en una velocidad diferente”, planteó Telenueve.

Fuente y fotos: Telenueve (TL9).

 

 

 

Facebook Comments

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close