N° de Edición 7273
La Matanza

Ramos Mejía: Vecinos denunciaron a joven que dispara a casas linderas con un rifle de aire comprimido

TESTESTE
Edificio en el que vive el agresor.

Un adolescente fue denunciado ante la policía por haber disparado en varias oportunidades contra las propiedades linderas y haber producido daños materiales.

Frentistas de las calles Urquiza y Espora denunciaron en la comisaría 2ª de Ramos Mejía, a un joven quien ataca a sus casas a balinazos disparando con un rifle de aire comprimido desde la ventana de su edificio.

Ante una fuerte discusión ocurrida el pasado viernes entre uno de los colindante y el agresor, distintos vecinos se agruparon en la puerta del edificio para recriminar al joven tirador y pidieron la intervención de la policía.

Minutos después, tres móviles de la comisaría 2da. de Ramos Mejía llegaron hasta el edificio en cuestión y pudieron interceptar al joven cuando se iba. La policía habló con el agresor quien dijo tener 17 años, y vivir en el departamento señalado por donde salen los disparos, pero si bien aceptó tener un rifle de aire comprimido dijo no haber efectuado los disparos.

Sergio Obel, quien protagonizó el altercado con el joven denunció que el agresor había impactado cuatro balinazos en el capot de su camioneta. “Gracias a Dios que no lastimó a ninguno de mis hijos porque sería otra la historia” arengo y agregó: “imagínate que también le pegó un balinazo a la puerta de la cocina a media altura, decí que no salía nadie en ese momento. No podemos convivir con una persona así en el barrio”

Miguel Presa, vecino lindero a la obra, quien puso en sobre aviso al comisario Adrián García sobre el hecho y posteriormente radicó la denuncia, comentó que la odisea lleva varios días. “Dos sábados atrás me llamó la atención que mis perros rasguñaran la puerta queriendo entrar y ahí me dí cuenta que les estaban disparando. Lo ví en el balcón tirando no solo contra mi casa sino también disparaba contra la propiedad de enfrente así que intenté fotografiarlo para presentar la denuncia”, explicó.

Otros de los vecinos de la cuadra, también llamado Sergio, denunció que sus hijos no pueden salir a patio porque están disparando, y aunque si bien sabía de donde provenían los balines confesó que no podía dar con el agresor pero se enteró por la disputa ocurrida.
Los damnificados coincidieron en calificar de “extraño” al joven, quien estaría todo el día solo en su departamento ante la ausencia de sus padres. “Es todo extraño en este edificio, un día vive uno, al poco vive otro, pero después está vacío, no sé qué decirte. Además vive gente en oficinas, algo raro hay acá” sentenció Obel.

Una lucha que lleva años

El departamento donde vive el tirador está ubicado en un edificio sito en la calle Urquiza 354 públicamente conocido por ser el disparador de las continuas marchas contra la construcción ilegal.

Es de recordar que sobre el mismo recae un interdicto de obra nueva por ilegalidad y los vecinos reiteraron que –entre otras irregularidades- la construcción se encuentra denunciada debido a que en el primer cuerpo del edificio está compuesto por oficinas pero en realidad es utilizado como departamento y viven familias en ellos.

También se aclaró que nunca debieron ser autorizadas por el municipio de La Matanza porque no respeta el uso predominante ni el uso complementario del lugar ya que es una zona residencial netamente de casas bajas (así lo ratificó la zonificación particularizada de Ramos Mejía)- ya que no hay oficinas en la zona porque no es una zona comercial.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba