N° de Edición 7013
La Matanza

Ramos Mejía: Grupo musical “Piaste Tango”

PIASTE TANGO

Ramos Mejía. En su cuarto año de vida, la banda la rompe en bares y bodegones del oeste, siempre aspirando a más. Influidos por las grandes estrellas del ritmo popular argentino por excelencia, que es el tango, decidieron hacer algo al respecto para demostrar sus atributos como músicos y la pasión por el compás del 2×4 que invade sus venas.

Por: Melanie Martínez

mmelanie92@hotmail.com

El 2×4

Pablo Moro, un vecino dela céntrica ciudad de Ramos Mejía, de 39 años, decidió armar su grupo de música allá por el año 2012, hace cuatro exactamente: “Decidimos tocar tango porque es una música con la que nos sentimos cómodos”, aseguró en una entrevista a la periodista Carolina Oiza del diario Clarín local.

Junto a Octavio Baratuchi de 34, Fernando Estarque de 32 años y Rodrigo Martínez de 33, ya están por lanzar este año su segundo disco. “De chicos escuchábamos milonga con nuestros padres y es algo que nos representa. Es por eso que a través de lo instrumental queremos demostrar el mundo del 2×4”, indicó Estarque, completando un poco lo que inició su compañero en aquella nota.

Los jóvenes oriundos del partido de La Matanza también recorrieron teatros, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, todo el oeste y gran parte del país, con sus cuatro guitarras al hombro. “Tenemos dos tipos de público: los que vienen a bailar y los que solo se acercan a escuchar nuestra música”, afirmó Baratuchi en el encuentro antes mencionado.

“El año pasado hicimos una gira de 15 días por la provincia de Córdoba”, contó. Donde presentaron, como hasta hoy, temas de su primer sencillo, titulado “Piaste Tango”, que demuestran en cada evento, cada show al que asisten. ”Estamos muy contentos con la respuesta del público”, dijo Moro respecto de los seguidores que cada día los sorprenden.

Repertorio

Para su repertorio se basan en los tangos históricos, desde el origen de los tiempos hasta ahora, teniendo como himno al gran Discépolo con su “Cambalache”, y otros grandes hitos como “La Cumparsita”, “Danzarín”, “Palomita Blanca” y muchísimos más, a los que le hacen sus propios arreglos, aportándole una identidad y estilo propios, sin deshacerse de la esencia, como grandes músicos que son.

Todos vecinos de Ramos Mejía no dejan de lado su origen y el de su país. A pesar de que, en su adolescencia, pasaron por otros ritmos que hicieron historia a nivel internacional como el Rock, y bien populares como la cumbia, se sienten en casa tocando el sentido tango porteño.

Hacen sonar la milonga en sus cuatro guitarras, fanáticos de la música en sí, desde la cuna hasta el cajón, apasionados como ellos solos, lo transmiten a cada instante. Su calidez, su comodidad con el ritmo, su amor por lo que hacen, por las melodías y por el tango en especial, hacen participar a su público de ese gran sentimiento.

Vibran desde sus amigos, familiares, otros vecinos, seguidores, amantes del tango, grandes y chicos, pues ya no hay edad ni género para el tango, ni mucho menos clase social como en sus inicios a orillas del río de la plata, donde era prostibulario y mal visto por las clases altas, hasta que lo aceptaron y acondicionaron, y pasó a ser social y luego melancólico.

Vale decir que al hacer sus propios arreglos se la juegan a que pueda gustar o no, pero hasta el momento, todo va sobre ruedas, y nada indica que se vea de otra forma. Pues existen críticos del tango, algunos arraigados a sus orígenes que creen que ya no surgen nuevos cantores o músicos, o que el tango electrónico o actual deja de lado ciertos aspectos.

Todavía se conserva en la cuna del ritmo, en ciudades como La Boca, cierto colorido y escenografía acordes, bares de Boedo en donde los más grandes van a disfrutar de la clásica música nacional, y “Piaste Tango” va a tocar todo su amplio repertorio instrumental. Pero… ¿Cómo siguen? ¿Qué piensan a futuro? ¿Sumarán alguna voz? Grandes preguntas, grandes enigmas.

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close