N° de Edición 7265
La Matanza

Rafael Castillo: Trabajos de contención social en una sala barrial

 En la Sala San José Obrero, se realizan diversas tareas en los cuales se invita a todo el barrio a participar, generando un vínculo de hermandad y cooperación vecinal, mediante actividades recreativas y de concientización para la salud.

Patricia Dávila
patriciasdavila@gmail.com

Dentro de esta unidad sanitaria que nació con el esfuerzo y el trabajo de Nair Gomez, una vecina del barrio que hace 20 años, soñó con un proyecto que hoy se hizo realidad y ayuda a todos los habitantes del Barrio San José Obrero. Allí se llevan a cabo diversos talleres con los cuales tratan de cooperar con el bienestar de toda la comunidad, además de realizar charlas, seminario y hasta un cortometraje para concientizar sobre la adicción a las drogas.

Así lo ratifico, Cinthia Di Dio, una joven trabajadora social que desarrolla su labor en esta unidad, “el barrio donde está la salita es una cooperativa, en principio los mismos vecinos se fueron juntando para hacer las diferentes instituciones que existen actualmente y una de ellas es la sala, Nair es la fundadora y trabaja con nosotros en la prevención y promoción por eso se dan talleres, tenemos diferentes propuestas, por ejemplo una de las problemáticas del barrio es la obesidad, por eso hacemos caminatas dos veces por semana los días martes y viernes a las 9 de la mañana y hacemos un trabajo en red con otra sala que está en la calle Estanislao del Campo”.

En este sentido, la integrante de esta institución, manifestó las causas por las cuales todo un barrio padece de obesidad, “este problema lo registramos primero con los pacientes que se venían a atender en la sala, se hizo un censo a toda la población del barrio y entre las cosas que preguntábamos eran las patologías crónicas a partir de la observación ves si es la persona obesa o no, una vez al mes tenemos una jornada de detección de factores de riesgo, se les toma la glucemia a toda la gente que se acerca, se toma cintura, talla, peso y la presión, se hace como un mini control, y a partir de esto se detecto un montón de casos de glucemia, había gente que solo se acercaba a preguntar y le hicimos el test y tenía 300 de glucemia que es muy alto y ahí se los derivaba con la doctora, donde se les da una medicación para bajar esa glucemia, porque esto es un factor que potencia a la obesidad”.

Debido a esto, en conjunto con otra organización, lanzaron cursos de cocina saludable, donde enseñaban a realizar distintas comidas con alimentos económicos y sin algún tipo de grasa que altere su salud, “hay una realidad, que por su situación económica no pueden comprar comestibles estén dentro de lo saludable, por eso tuvimos en cuenta que son más de 6 comensales en una familia, y a partir de esto veíamos que cocinábamos para que después lo lleven a sus hogares, nosotras pusimos los recursos pero hubo un montón que ya no podíamos hacerlo porque se sumaba más gente y ya no teníamos los recursos”, enfatizo Cinthia.

Cabe destacar que no solo se tratan temas de salud, sino que también se organizan reuniones que unen a todos los vecinos, como la que se efectuó para el día del niño, y también se realizo un cortometraje con ayuda de varios voluntarios de la sala, articulando su labor con el programa Envión y el CPA (Centro Para las Adicciones), el cual se exhibirá próximamente en la Universidad de La Matanza, “decidimos usar la herramienta como es la comunicación para tocar diferentes temáticas, por ejemplo hicimos una revista donde hablamos de sexualidad, violencia de género o violencia en el noviazgo y el corto surgió de la idea del taller, y se trata del rechazo de los vecinos hacia unos chicos que están en una ONG que empezó a trabajar con problemas de adicciones, y los vecinos ven a esta ONG como un aguantadero, y muestran que eso no es un aguantadero y que tratan de salir adelante, y el tema es mostrar como 5 pibes se dividen de un grupo que está tirado en la calle todos drogados, y se separan del resto para planificar un robo de abrazos a los vecinos, para que con ese abrazo ayudar a los otros que están tirados en la esquina, y tiene un significado con la falta de afecto de estos pibes, y en declaraciones de ellos, dicen que el abrazo a ellos los rescataría”.

También se realizan talleres de sexualidad y planificación familiar, que se lleva adelante en escuelas zonales y en el Barrio San Cayetano, “voy una vez por mes a entregarles anticonceptivos, para hablarles de los cuidados, y con el consentimiento del ginecólogo de la sala les doy un turno para que se hagan un PAP y una Colposcopia” subrayo Di Dio, que además resalto la importancia de la contención que se brinda, “me siento más que feliz con el trabajo que estoy haciendo en la sala, cada vez surgen mas objetivos a cumplir con todos, en mi cabeza tengo miles de proyectos, y si estos puede ayudar a esta comunidad que está muy vulnerable bienvenido sea”.

Mostrar más

Articulos relacionados

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: