N° de Edición 7369
La Matanza

Rafael Castillo: Dos horas de trabajo para rescatar a un perro atropellado por un colectivo

TESTESTE

pag.10_linea_317

El hecho, que finalmente resultó caótico, sucedió , cuando un coche de la línea 317 arrolló a un perrito callejero que se encontraba en celo. Había quedado en el hueco de las ruedas traseras y era imposible retirar su cuerpo. Llegaron los bomberos y tras una ardua tarea lograron rescatarlo y llevarlo al veterinario.

Nora Adámoli
Noraadamoli.nco@gmail.com

Sobre la calle Cristianía, a la altura de Bermúdez se vio una escena bastante particular en la que, pese a ser poco visto, se defendió la vida de un animal ante todos los pronósticos. Por esas cosas del destino, un coche de la Línea 317 atropelló a una mascota. Era algo previsible. Hay cientos de animales que transitan, desorientados, por las calles, y ni siquiera los automovilistas pueden tomar el control de su vehículo cuando se los topan.

Asimismo, son muchos los perros callejeros que se encuentran es esta época en período de celo, por lo que las jaurías cruzan las avenidas con pasividad. Según comentaron quienes participaron de la escena, el chofer no pudo evitarlo y lo llevó por delante.

El perro, tras ser atropellado, quedó atrapado entre las ruedas traseras y el eje de las mismas. “Si el coche se adelantaba, terminaría aplastando al animal, pero era imposible retirarlo jalándolo ya que estaba totalmente aprisionado”, comentó Verónica a NCO.

Pero el panorama cambió momentos más tarde: llegaron los bomberos y el conductor del vehículo llamó a la grúa de la empresa para que brinde ayuda y puedan retirar el cuerpo del animal, que se encontraba vivo, del hueco en el que había quedado.

“Pero quien debió tomar en serio este caso no transmitió el informe y la grúa jamás se acercó al lugar. Y eso que el llamado se realizó en dos oportunidades. Algunos dicen que quien contestó se rió del episodio”, aseveró la mujer.

Se cumplieron las dos horas de trabajo por parte de los bomberos de La Matanza, junto a un mecánico del lugar que se aproximó para dar una mano. Tomaron la decisión de ser ellos mismos quienes retiren las ruedas del coche 529 y así poder sacar a la mascota de entre las ruedas y el eje.

“Ninguna veterinaria cerca y la única q estaba a unas cuantas cuadras no recibía al perro.

La mascota sufrió el dolor durante mucho tiempo porque sus patas traseras estaban aprisionadas y su piel del lado derecho, desgarrada hasta las costillas. Pese a eso, en ese centro médico no quisieron atenderlo. Los bomberos actuaron de manera de destacar. Era sólo un perro dirán muchos pero los efectivos no actuaron como si fuera únicamente eso. Uno de ellos era muy joven y me parece que eso también para también destacar”, mencionó la mujer.
Finalmente, al retirar las dos ruedas traseras del lado izquierdo, el perro quedo liberado y los bomberos lo trasladaron en camilla, acudiendo a la solidaridad de un chofer de un camión que los acercó hasta la veterinaria ubicada sobre la Ruta Nacional Nº3.

Articulos relacionados

2 comentarios

  1. Muchos diran,se trata de un perro y mas siendo callejero ,no es o era un perro de raza ,de algun ricachon o ricachona,seguro que los veterinarios que se negaron a atenderlo hubieran actuado de otra manera si se trataba de un perro de raza,nadie mas tendria que ir a esa veterinaria h d p

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: