N° de Edición 7095
La Matanza

“Somos perros sueltos y todavía seguimos ladrando”

Perros Sueltos: “Somos perros sueltos y todavía seguimos ladrando”.

Semanas atrás, se presentaba bajo el sello de Uno del Oeste, Arrabal Adentro de la autora María Cristina Hisijos, una docente arrancó en el taller de Alberto Ramponelli incursionando en temas literarios.

Pero en el 2008,Hisijos comienza un proyecto junto a Luis Barroso, periodista muy conocido del momento, una revista. MaríaCristina y su hija Beléndialogaron con Diario NCO y relataron los comienzos de Perros Sueltos.

¿De qué se trata en general Perros Sueltos?

Belén: “Perros sueltos es una revista que inauguró, creó mi madre, María Cristina Hisijos y Luis Barroso, se conocieron como compañeros en el taller de Alberto Ramponelli después se sumó Mercedes Roldán Reboledo, Hugo Heck, Miguel Ángel Córdoba, Marcelo Fernández.

Yo igual para todo esto tenia, 11, 12 años, era muy pequeña, pero ayudaba y escribía, porque también participé del taller de Ramponelli, así que siempre andaba por ahí”.

¿Cómo veías, desde tu corta edad, todo este trabajo que venía haciendo tu mamá María Cristina junto a Luis Barroso?

Belén: “Para mí fue siempre muy natural, porque tuve la suerte que mamá me haga entrar al mundo artístico, desde chica estudié artes, y como me ponía a hacer obritas y ensayar, para mí era lo mismo.

Es decir, no era que yo lo veía como algo raro o especial, sino que, como yo hacía más o menos lo mismo, obvio que no con la magnitud que lo hacía mi mamá porque era una nena, para mí era muy normal y también tengo la suerte que mi viejo se dedica a algo parecido dentro de lo artístico. Cobró mas importancia cuando crecí y me di cuenta que eran grosos”

¿Cómo fue, cómo se inició la primera etapa de Perros Sueltos?

María Cristina: “Se inició, juntándonos en un verano, que en verano para esa época se cortaban los talleres, para diciembre no había más talleres, o teníamos mas a donde joder con nuestra literatura, ni quien nos corrija, ni quien nos lea, con quien pelearnos, con quien debatir.

Entonces nos juntamos con el negro Barroso, ahí nos conocimos y empezamos con nuestros propios textos, entre nosotros, y él pensó e ideó esto de ¿Por qué no hacemos una revista?

En donde seamos más, en donde tengamos un pequeño grupo y en donde podamos poner nuestras producciones, nuestras ideas y darle una forma a estas charlas que transcurre en un bar y en una trasnoche.

Yo decía: No va andar, esto no va a andar hasta que largamos con el primer Perros Sueltos que fue en el 2008. Empezamos a armarla en febrero, marzo y en abril ya salió el primer número y se llamó Padre nuestro que estás en Morón”.

Cristina contános un poco de “¿Quién fue Luis Barroso?”

María Cristina: “Luis Barroso era un periodista, muy reconocido en el Oeste, periodista y escritor, él no había publicado ningún libro, no se consideraba escritor, pero fue un gran escritor.

Él se consideraba un periodista. Era muy reconocido el Morón, especialmente por su solidaridad, su generosidad, siempre estaba donde se lo necesitaba, causa que fuera, ahí estaba, en una marcha, en una colaboración, en donde sea estaba ahí.

Tuvo e una época, antes de Perros Sueltos, un programa radial que se llamaba Falta Envido y al parecer en la zona, yo nunca lo había conocido, era muy re conocido porque la gente siempre lo recordaba a partir de ese momento como: ¡Ah! El locutor de Falta Envido”.

En esa primera etapa ¿Quiénes fueron los que componían el grupo de la revista?

María Cristina: “Estábamos Luis Barroso y yo, después se incorporó Hugo Heck, y de a poquito se incorporó Miguel Ángel Córdoba, un poeta de Ituzaingó que anda mucho por Moreno, después se incorporó Mercedes Rondan finalmenteHelena Taurisano.

Estos éramos los que estábamos siempre en cualquier piringundín de Morón ahí estábamos discutiendo cosas indiscutibles para el resto de la gente”.

¿Cuáles eran las temáticas en ese momento de Perros Sueltos?

María Cristina: “La temática, así como fue Dios, el amor; la locura; la suerte; erotismo, pornografía y obscenidad; la literatura, el hambre, el trabajo, la filosofía; la muerte; la soledad, etc.

Así iba saliendo cada dos meses o cada mes y con una temática abarcativa, demasiada amplia y eso nos daba lugar para ir acomodándonos”.

¿Cómo lo presentaban?

María Cristina: “La repartija iba en el taller, en el taller nuestro, el que iba a otro taller como Miguel Córdoba en Moreno con todo los morenenses, en algún evento o entrega de premio literario.

Había un encuentro literario que se hacía el primer viernes de cada mes en Haedo, en el museo del Ferrocarril de Haedo, fue algo muy largo y ahí íbamos. Después no animamos a hacer nuestras propias presentaciones, nos apoyó mucho Ramponelli, Walter Gianelli y nos encontraba, huecos y lugares.

Había un mes en el municipio de Morón, en el teatro dedicado a la literatura, en ese mes, nos daban un espacio para hacer la presentación de la revista en el teatro de Gregorio de Laferrere.

Después encontrábamos lugarcitos en un bar donde nos juntábamos en Morón al lado del Bingo; ahí se comía, se tomaba mientras la gente escuchaban nuestras cosas.

Se llenaba bastante y quedábamos contentos, iban nuestros propios compañeros, nuestras madres y nuestros hermanos”.

¿Cómo eran las expectativas con respecto a lo que iban haciendo? ¿Se imaginaban que podían llegar a lo que son hoy?

María Cristina: “Se trataba de mantener la estructura, se pensaba en seguir viviendo en el día a día, yo en algún momento soñé que esto siguiera, así, mínimamente y sin ambiciones.

También soñé en ser viejita y que venga el negro Barroso con un bastón, y encontrarnos en un bar a seguir tomando un vino y a seguir escribiendo la revista.

Y en un momento y debido a los problemas económicos que iban surgiendo en nuestras familias de cada uno de los integrantes y el negro Barroso pensó en un paso mas grande que era ir a legalizarla y empezar a poner publicidades importantes que él tenía ya algunos contactos.

Como para poder hacer de esto, no un billete, pero si una ayudita y en un futuro poder pensar en alquilar en algún lugar donde poder ir a trabajar nosotros, en hacernos de un local, donde tengamos un espacio donde ir a trabajarsobre la revista exclusivamente.

Llegamos a ir a legalizarla en el registro del autor y luego el negro falleció y ese plan de hacernos mas legal quedó trunco, porque yo sola no podía encargarme de hacerlo legal, publicidad y todo eso, me conformé conque sigamos respirando”.

Belén en esta segunda etapa ¿Cómo surge el volver a lanzar la revista?

Belén: “Primero creo que lo que mas nos impulsó es que yo estoy más grande y podía darle una mano a mi mamá y a escribir. Tome la palabra de una columna que se promocionó, Barragán, que la escribía Helena Taurisano, que falleció.

Y, más o menos, implícitamente, me fui adentrando, metiendo en el grupo, escribiendo la columna y ayudando a mi mama en toda la parte de edición, a mamá le surgió el deseo de sacar una revista, yo ayudé en la parte de edición, diagramación, de tipeo.

Luego el siguiente paso fue el armado de redes de nuevo porque tenias un Facebook, pero volvimos a armar otro, másInstagram, esta idea del vivo, se sumaron nuevos integrantes, esto le dio como una cara nueva al grupo, se bajaron otres, es como que se reformuló.

La segunda etapa como que para mí fue implícita, simplemente le dije: Mamá, ¡hey! Puedo hacerlo, la edito yo. No es que necesitamos méritos. La cargamos las dos al hombro, nos pusimos hablar con el resto de los Perros, se sumó gente nueva y así fue, como que de un momento a otro estábamos nuevamente en la pista”.

Perros Sueltos, ¿Por qué el nombre?

María Cristina: “Perros sueltos surgió de una pavada, una cosa tan graciosa que en un momento dijimos: Esto tiene que tener un nombre le tenemos que poner un título, y compañero dijo: Podíamos ponerle Aves Sueltas, porque yo me siento un ave cuando escribo.

Y otro compañero, que en realidad era yo ese otro compañero, dijo: En realidad yo cuando escribo me siento un perro. Y de ahí salió lo de Perros Sueltos que a todos le gustó y le resultó gracioso y quedamos así”.

En esta segunda etapa ¿Cómo la vienen diagramando? ¿con las mismas temáticas? ¿Algo nuevo? ¿Cómo esta conformada hoy Perros Sueltos?

María Cristina: “La número 48, tuvo una temática impuesta por mí, porque mas que nada tenía que darle un título, un dibujo a la tapa y una vuelta a la nota central.

Y lo demás, con Uno del Oeste, que es la gran incorporación también, que nos ayudó un montón en este nuevo impulso, dijimos: vamos a dejarlo libreque esa temática sea para la tapa, para la nota central como para darle un contexto a todo esto, pero para invitar a gente de afuera a escribir y demás, vamos a arrancar libre.

Fue un tema, antes cuando le dabas un tema a la gente que escribía, medio que se quejaba: No quiero escribir tan acotado, siempre con una temática, quiero libertad.

Y esta vez fue gracioso, porque cuando Uno los convocó con temática libre, la misma gente preguntaba, ¿pero con qué temática? Así tan libre no puedo ser. Fue muy gracioso.

Pero ahora para las próximas temáticas tratamos de debatir grupalmente, y se hace difícil porque se debate por WhatsApp, ya no es en un bar o en la casa de quien tenga la parrilla grande para hacer un asado”.

En la segunda etapa de Perros Sueltos, ¿van a seguir con las mismas temáticas, lo van a reestructurar con algo nuevo, como por ejemplo temas periodísticos o solo se basará en literatura?

María Cristina: “Por lo general hacemos que todo sea literatura, a la temática, aunque sea abstracta o concreta, ponele desde la soledad más presión total hasta el futbol que es otro tema de la revista, siempre es en base a lo literario.

Y la cuestión más de investigación o de periodística se vuelca en la nota central, donde hay un espacio para eso y después en la parte de atrás que se llama La Paré del Dofón también hay un espacio como para ligarlo con algún evento de la actualidad, o alguna urgencia de a actualidad, denuncia o efemérides.

Digamos que esos espacios lo cumplen lo periodístico, lo informativo o lo de investigacióny el resto de la revista es pura literatura”.

¿Quiénes están acompañándolos hoy por hoy?

Belén: “Yo, Belén Cosmos, Uno del Oeste, a la cabeza María Cristina Hisijos, Hugo Heck, Mercedes Rondan Reboledo y se incorporó Ezequiel Bajadish la semana pasada.

Ahora somos nosotres, pero igual se van sumando, participando escritores y escritoras de La Matanza, de Morón que participaron en la revista. Digamos que los que las estábamos trabajando en esto son las personas que mencioné”.

María Cristina: “También Miguel Córdoba, que estamos sin poder avisarle, pero él siempre estuvo, no sabemos en qué situación esta, pero siempre tiene un lugar”

¿El formato que van a presentar la revista solo será en papel imprenta o también lo lanzarán en formato digital?

Belén: “Las dos formas”.

De aquí en más, ¿cómo lo tienen planificado, será una tirada, semanal, quincenal, mensual?

María Cristina: “Pensábamos llegar a la tirada cada dos meses o tres meses, vamos a ver como da el cuero. La cuarentena nos está favoreciendo en que todos tenemos más tiempo o al menos la mayoría tiene más tiempo para dedicarle, esto como para sacar algo positivo a la cuarentena.

Después suele pasar que con el transcurso del torbellino de la vida y las actividades de todos se diluye un poquito más de tiempo, pero igual estamos dentro de los parámetros que se puede, dos o tres meses, sacar una revista.

La idea es poder mantener el espíritu de un primer momento que era juntarnos en algún momento que se pueda, debatir sobre lo que se publica y lo que no se publica.

Corregirnos entre nosotros y que nos quede claro que acá no hay nadie que sobresalga, no hay ninguna estrella, Borges ya se murió, Cortázar también se murió.

Y así, como quien entró alguna vez a la revista con algún aire de escritor consagrado, así como entró, salió, porque no es un lugar donde pueda sobresalir.”

En los comienzos de Perros Sueltos, ¿también tenían una radio?

María Cristina: “Sí creo que fue después del primer año, hicimos un Perros Sueltos radial, realmente, muy lindo, muy bien hecho, muy prolijo, contenía un formato repetido al de la revista, lo único que no tenía era dibujos, pero uno se lo podía imaginar.

Un pirulo de tapa, una presentación, un cierre con un saludo final, muy parecido, pero respetando el formato de la revista y una temática también. En ese programa radial se ponía temas musicales variados, desde un tango hasta un AC&DC, pero que también tenían que ver con la temática. Si eran temas foráneos les leímos arriba del tema, la letra.

Palabras Finales

María Cristina: “Yo quisiera agradecer a los muchachos que se incorporaron, a Uno del Oeste que se puso al hombro también la diagramación y la cuestión de diseño y que tiene una pila impresionante y a Ezequiel Bajadish que también tiene pila.

Un agradecimiento muy grande porque eso de sangre nueva, renovar y sangre que tenga tanta onda dan un empuje y un apoyo terrible”.

Belén: “Lo mismo, me parece re interesantes las incorporaciones que incluso me acompañan generacionalmente, perdón (risas), pero realmente una marejada de mentesy de ideología.

Como que generacionalmente venimos como bastantes combativos y me parece bueno llevarlo al ámbito de las redes, de lo que está pasando políticamente, de la actualidad, de lo que venimos atravesando.

Y también, me pareció bueno lo del vivo, algo que se pueda sostener, cuando vuelva la vida normal, no va a costar un montón, pero estuvo muy bueno tuvo éxitos, y ahora en cuarentena lo pudimos hacer y me parece bueno que siga, esto de las redes, que vuelva el día de mañana, una fiesta, o reuniones como se hacía antes, estaríamos buenísimo el contacto con les otres”.

María Cristina: “Solo agregar, que la idea es la misma, que juntos somos más y que uno solo no es nada y que en algún momento todos nos vamos a concebir como un todo, como parte de algo más grande”.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar