N° de Edición 7147
La Matanza

Padre “Bachi”: “Me uno a la esperanza de tantos pobres de que algo nuevo está viniendo”

Padre “Bachi”: “Me uno a la esperanza de tantos pobres de que algo nuevo está viniendo”.

El cura “villero” se refirió a la implementación de la tarjeta alimentaria y la lucha contra el hambre en el conurbano.

En el marco de la implementación del Plan Argentina contra el Hambre en el territorio bonaerense, el padre Basicilio “Bachi” Brítez, quien es reconocido por su labor comunitaria en el barrio Alma Fuerte, ex Villa Palito, de La Matanza, se refirió a la tarjeta alimentaria y a los polémicos dichos de Miguel Ángel Pichetto sobre la pobreza.

En este sentido, el párroco afirmó que las medidas económicas tomadas por el actual Gobierno “van a fortalecer la economía familiar” de miles de bonaerenses que no podían cubrir la canasta básica de alimentos.

“Muchísima gente está esperanzada con este recurso, me parece que lo que viene es para que las familias dejen de hacer filas en las asociaciones, aún en nuestras parroquias, por la mercadería. Les va a hacer muy bien. Hasta que la economía del país se reactive”, indicó el sacerdote.

En comunicación con Somos Radio, el “Padre Bachi” remarcó que es muy rápido para “pretender resultados”, ya que este programa recién fue lanzado. Por eso, el exigir que los efectos positivos se manifiesten inmediatamente, es querer que le “vaya mal” al Gobierno.

“Con el plan del Gobierno, lo que hace el pobre es vivir de la esperanza. Mientras tanto, hay que seguir sosteniendo la olla. Me uno a la esperanza de tantos pobres de que algo nuevo está viniendo y que ojalá sea pronto, y que esto de las tarjetas se pueda implementar rápido en la economía de las familias”, sostuvo Brítez.

Justifican su “odio”

Respecto a los dichos de Miguel Ángel Pichetto, excandidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, sobre la supuesta “exageración” de la Iglesia en los relevamientos de la pobreza, el sacerdote expresó: “Es complicado cuando lo que se dice es detrás de un escritorio o en un lugar de comodidad”.

Además, Brítez remarcó que aquellos que nunca transitaron la pobreza, el hambre y la necesidad, jamás podrán comprender todo lo que le pasa a una familia para poder “sobrevivir” a las marcadas desigualdades sociales.

Según el “cura villero”, en el barrio hacía mucho que no se repartía tanta mercadería, pero que estos últimos años fueron “terribles” para los vecinos. “Hasta a mí me da vergüenza repartir mercadería, porque no alcanzaba, era muchísima la gente que hacía filas por alimentos”, informó.

Y agregó: “Lo digo sin ninguna bandera política, lo digo como un cura que está en la villa, que intentó e intenta acompañar la vida de la comunidad. En este último tiempo ni siquiera el fiado, la gente no fiaba porque sabía que no iba a haber plata”.

En este sentido, el sacerdote remarcó que hablar de la pobreza desde un escritorio, sin tener en cuenta las necesidades y realidades de muchos argentinos, solo fomenta el “odio” de quienes quieren justificar su accionar.

La realidad “grita”

Para el Padre Bachi, la única realidad es que la pobreza golpeó fuerte, que hay mucha hambre, y esa realidad es la que “grita” y de la que los gobiernos se tienen que hacer cargo.

En este sentido, el párroco afirmó que, con el Gobierno anterior, se favorecía a unos pocos, ya que tenía dos modelos de país muy diferentes. Por un lado, un proyecto que favorecía a los que están bien y “engrandecen la patria”; y, por otro lado, una Argentina compuesta por los villeros y los extranjeros de países limítrofes que fueron “descartados”.

Asimismo, Brítez expresó que las personas en situación de pobreza tienen una alimentación en base a las harinas y lácteos, con poca incorporación de frutas y verduras, y con poca proteína. Todas estas cuestiones provocan un mal desarrollo de las capacidades en niños menores de seis años, que serán condicionados de por vida.

Hasta que la economía se reactive, la parroquia del padre Bachi estará necesitando donaciones de alimentos no perecederos, pañales, ropa y calzado. Para ayudar, se puede llamar al 011- 4691- 0359.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba