N° de Edición 7271
La Matanza

No es desalojo, es traslado: Reubican a 12 mil puesteros de «La Saladita» para seguir con el saneamiento del Riachuelo

TESTESTE

 Unos 12 mil puesteros de la feria conocida como «La Saladita», ubicada sobre el Camino de Sirga en el municipio bonaerense de Lomas de Zamora, fueron reubicados en otro predio en el que funcionarán transitoriamente, en el marco del saneamiento de la cuenca Matanza Riachuelo, informaron autoridades nacionales y municipales.
Del operativo que se realizó esta mañana participaron unos 580 efectivos de la Policía Bonaerense, más de 420 gendarmes, funcionarios municipales y de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), por orden del Juzgado Federal de Quilmes, a cargo del Luis Antonio Armella.

«No es un desalojo, es un traslado. Estas personas van a mantener su fuente de trabajo, legalizándose», dijo durante el operativo el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

El jefe de ministros recorrió la feria «La Saladita», que también se conoce con el nombre de «La Ribera», junto al Secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable Juan José Mussi, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y el Ministro de Justicia de Buenos Aires Ricardo Casal.

«De esta manera, estamos cumpliendo con ese gran anhelo de la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner), que es seguir trabajando todos los días para mejorar la vida de los millones de argentinos, en este caso lomenses, bonaerenses y porteños que vivimos en la cuenca del Riachuelo», subrayó.

En tanto, Mussi explicó a Télam que con esta acción el camino de sirga sigue siendo liberado. «Hay tramos enteros libres: ya hemos reubicado viviendas y empresas, y hoy estamos mudando 12.000 puestos», ya que «cada vez que la feria funcionaba» por una extensión de cerca de 2.000 metros, comprendidos entre las calles Isaac Newton y Antonio Machado, «quedaba interrumpida la circulación» de esa franja costera.

Es que de acuerdo a la decisión de la Corte Suprema de la Nación, «los titulares dominiales de las tierras que limitan con cursos de agua están obligados a dejar una calle o camino público de 35 metros hasta la orilla cuando los ríos o caminos sirven de comunicación por agua, ya sea para la navegabilidad como para la flotablidad» Para cumplir con esta orden judicial, la ACUMAR ya concretó la extracción de «todos los barcos, 110 coches y autopartes» que había en el curso del agua» y «se trasladaron y reubicaron todas las viviendas que se encontraban sobre el camino de sirga del partidos de Avellaneda», dijo Mussi.

El funcionario explicó que en todo este proceso de saneamiento 1.200.000 personas más tienen cloacas y 1.100.000 tienen agua.

Faltan aún reubicar algunas familias de Lomas de Zamora y La Matanza, donde para junio serán trasladadas unas 200 que quedan viviendo sobre el Riachuelo; mientras que en Lanús «están en vías de terminarse unas 200 viviendas para mudar a unas 200 familias y faltan otras 200 casas que deben construirse en un predio de Fabricaciones Militares».

«En Luján se han mudado unas 150 familias y otras tantas se están mudando en Magaldi, y nos quedan las 13.000 personas que viven en la villa 21-24, en la Ciudad de Buenos Aires», puntualizó.

En concreto, se llevan liberados 10.931 metros en los municipios de Avellaneda, Lanús, La Matanza y Lomas de Zamora y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo que permite tener un 81% del camino de sirga libre, que alcanzará al 87% una vez concluido el traslado de la Saladita.

Los trabajos en el camino, una vez liberado, consisten en la pavimentación y construcción de un camino costero de doble vía, que registra a la fecha un avance del 65%, para lo cual la Nación, a través del Ministerio de Planificación Federal se encuentra invirtiendo más de 211 millones de pesos, de los cuales 48 millones corresponden al tramo comprendido entre Puente La Noria y Ruta 4 donde se ubica la «Feria de la Ribera» frente al complejo La Salada.

Mussi también recordó que 10.500 coperativistas trabajan cotidianamente para sacar la basuras de los márgenes del curso del agua y destacó que «en cinco años más el riachuelo será como el agua de lluvia», tras lo cual vendrá «la limpieza del fondo».

En tanto, explicó que la reubicación en el predio de Urkupiña de los puesteros que se realizó hoy es transitoria, ya que se está trabajando en un terreno que «hoy estamos rellenando, donde vamos a construir cinco naves y un estacionamiento. Los puesteros serán entonces propietarios de esos espacios» en unos dos años, concluyó el funcionario.
Este operativo se realiza en el marco del Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA), que lleva adelante la ACUMAR, con el objetivo no sólo de recomponer las condiciones ambientales sino de brindar obras de infraestructura, procurando la preservación de los puestos de trabajo, mejorando las condiciones y eliminando los riesgos que implicaba ubicarse sobre las márgenes del río.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba