N° de Edición 7330
La Matanza

¡No a la Ley del Talión! Por: Dr. Juan Carlos Amarilla

TESTESTE

MAT5 AMARILLA (1)

El término ley del talión (latín: lex talionis) se refiere a un principio jurídico de justicia retributiva en el que la norma imponía un castigo que se identificaba con el crimen cometido. El término «talión» deriva de la palabra latina «talis» o «tale» que significa idéntica o semejante, de modo que no se refiere a una pena equivalente sino a una pena idéntica. La expresión más conocida de la ley del talión es «ojo por ojo, diente por diente» aparecida en el Éxodo Antiguo Testamento .

Históricamente, constituye el primer intento por establecer una proporcionalidad entre daño recibido en un crimen y daño producido en el castigo, siendo así el primer límite a la venganza.

Por: Dr. Juan Carlos Amarilla

jcamarilla961@gmail.com

Según el diccionario de la Real Academia Española linchar, es:.(De Ch. Lynch, juez de Virginia en el siglo XVIII). 1. tr. Ejecutar sin proceso y tumultuariamente a un sospechoso o a un reo.  y Linchamiento: es la acción de linchar.

Estimados lectores, no pretendo ser sensacionalista, pero la foto inicial está en el mundo y es una técnica que aún utilizan ciertos países de medio oriente, para juzgar a las mujeres adulteras, es lamentable que esos métodos “justicieros” nefastos existan aún, pero los hay. Después de casi 32 años de vuelta a la democracia a nuestra querida, sangrada, vapuleada y maltrata Argentina, es patético tener que ver una imagen como la que sigue y en nuestra ciudades, aún las más grandes, donde los medios de formación cultural y educativa son más accesibles, pero es la realidad, no la neguemos.

El año pasado sin ir más lejos cuando estallaron las protestas de las fuerzas policiales provinciales, se intentó regionalizarlas, hasta que se hicieron extensivas a casi todo el país, y donde no se llegó a reclamar, fue porque los gobiernos de turno ya habían acordado con sus fuerzas policiales aumentos salariales.

MAT5 AMARILLA (2)

El deterioro de la seguridad

Ciertamente, si uno recorre o anduvo como es mi caso viviendo por distintas provincias (Corrientes, Santa Fe, Misiones, Buenos Aires y ahora la CABA), fui observando a lo largo de mis años el deterioro de la seguridad en distintos ámbitos y rubros, la verdad que uno piensa parcialmente y luego se olvida -en Argentina- y me incluyo, tenemos mucha facilidad de olvidarnos fácilmente de lo lindo y aún más rápido de lo feo, que nos tocó vivir.

Si en 1982 un general alcohólico llevó a la guerra fraticida a toda nuestra nación y a la muerte a miles de jóvenes, sean en el campo de batalla de nuestras Islas Malvinas, en el mar, luego en el continente, y aún olvidándonos por varios lustros de nuestros queridos héroes de Malvinas, que recién ahora se está pensando en darles la merecida jubilación o pensión a sus deudos para quienes estuvieron en el TOAS, ¿por qué habría de sorprendernos que las plazas públicas y parques, estén cercadas y de noche o aún al atardecer ya no se puede circular porque las bandas de maleantes acechan las mismas?   (No faltará la prensa crítica de un lado o del otro que diga que el herrero que empezó haciendo las vallas se lleno de plata), pero poca prensa dirá no, che es serio de noche por allí no se puede ni pasar por la vereda, te roban, te violan, están dándose con merca, etc.-

Si a este país ingresaba cualquier persona del mundo, con antecedentes penales graves (familias de sicarios, de narcotraficantes, etc.) con documentos falsos, con dineros mal habidos y los lavaban acá embelleciendo los nuevos barrios porteños, o la zona norte del conurbano bonaerense y algunas otras urbes del resto del país también, y nadie los controlaba, que se creen qué hicieron esas familias, cabeceras de playa y se quedaron. Pero no culpemos a los jóvenes extranjeros de Colombia, Perú, Bolivia, Paraguay, Chile, Brasil, Uruguay que vienen a estudiar a Argentina, porque o los favorece el cambio o porque consiguen más fuentes de trabajo  acá. Ahora el gobierno nacional tiene como siempre ocurrió en la historia, sus seguidores y sus opositores, pero en el pasado allá por el 2003, 2004, nadie se quejaba de los extranjeros y todos  apoyábamos el programa Patria Grande.

La corrupción y sus consecuencias

Y porque no lo apoyaríamos si Argentina es un crisol de razas y siempre lo fue, o  creemos que miles de argentinos y argentinas no viven en el resto del mundo. Obvio que es así, en América Latina, en EE.UU y la CEE de a miles, lo que pasa que en EE.UU y la CEE, hay normas muy estríctas con los migrantes y las cumplís o te deportan.  Acá no, acá estamos llenos de leyes de todo orden, blandas, duras, mixtas, etc.- Hay corrupción, como en todo el mundo, pero  a veces es más lo que se corrompe que lo que se hace. Y cuando un gobernante nacional, local o comunal toma una medida positiva para la sociedad, el resto crítica. ¿Cómo el gobernador de Buenos Aires, no va intentar parar la inseguridad que está tiñiendo de rojo el suelo provincial, sino todos sus predecesores también bailaron con el tema?  En el diario “Varela al Día” “Con la Verdad No Ofendo NI Temo”, reza en sus portadas, frase de quién, de Mariano Moreno ¿quién no lo quiere a este prócer?’y quizás algunos no..!! en el ejemplar gráfico de ayer 9-4-14 uno de los títulos:  Florencio Varela: Lo asaltaron y, como no tenía plata, le gatillaron en la cabeza y le cortaron parte de un dedo” (porque elijo este diario zonal, simple cada vez que voy a trabajar de abogado a algún lugar lo que veo para leer lo tomo o lo compro y ya, y me entero que pasa en esa zona), porque no vivo en una burbuja, vivo en un país riquísimo de recursos humanos primeros, de territorios, de cultivos, de gente estudiante, de científicos, de laburantes del día de las fábricas, comercios, industrias, servicios, personal de fuerzas de seguridad, militares, amas de casa, estudiantes, docentes, funcionarios públicos, y más, todos tenemos derecho a vivir en paz, dignamente.

Pero no, me voy a otro lugar donde viví 15 años de mi vida, Rosario era la gran ciudad con mentalidad de pueblo, que dormíamos la siesta y le dábamos la espalda al río, pero el tiempo cambio, el campo explotó, se generó mucho dinero con la soja, la agroindustria, la metalurgia, el antiguo cordón petroquímico y químico, se reactivó su puerto, se construyeron  más y más edificios, creció la mano de obra, se construyo el puente colgante Rosario-Victoria, se construyo un casino y un hotel 5 estrellas al lado, y todo eso mueve mucho dinero,  se instaló a escasos kilómetros de Rosario una planta de la industria automotriz (la Chevrolet) que también aumentó considerablemente las pymes, aumentó  la densidad poblacional, obviamente consumen más,  etc., pero también aumentó y mucho las barriadas pobres, marginales y al tener gobierno opositor al nacional -sabemos que de la canilla gotea menos recursos- y con ello viene el juego, el alcohol, la droga, la prostitución, la trata de personas, el trabajo marginal, informal, la plata fácil, los Ni Ni, lo que estoy seguro es que todos los gobernantes –salvo contadas excepciones que están a la vista- no se preocuparon en generar más fuentes de trabajo dignas para las fuerzas de seguridad, de generar más personal calificado  y obviamente con mejores sueldos, pues muchos de ellos salen a trabajar en adicionales y tampoco muchos de ellos, vuelven vivos!! Se durmieron los gobernantes en este tema, pero a lo largo de los últimos 20 años yo diría.

El Papá, en su libro “El jesuita” cuando aún no era Papa y era cardenal primado de Buenos Aires, Rubin y una periodista italiana lo entrevistaron y en uno de los tanto capítulos le preguntaron qué opinaba de los subsidios para las clases sociales marginales, “ y les dijo claramente que son necesarios, pero no para siempre, en algún momento hay que reemplazarlos por fuentes de trabajo, mejor educación y salud.”Francisco desde que nuestra Presidenta de la Nación, se enfermó en 2013, se encargó personalmente de enviarle notas, llamarla y preocuparse, porque el no se la creyó en Roma, primero es humilde, jesuita, argentino, y no se olvida de donde salió.

¿Qué quiero decir con esto? Que hay que ser empático con el otro, ponerse en el lugar del otro, ayudarlo, asistirlo, acompañarlo en las buenas y en las malas, pero no significa: linchar a un delincuente, patearlo y/o dejarlo sangrando, pues eso lisa y llanamente es homicidio calificado por alevosía, es sancionable con una pena de 8 a 25 años de prisión y aún más porque esta pena es la figura básica del artículo 79 del Código Penal(Homicidio simple o doloso) el que  con ensañamiento, alevosía (es el linchamiento) que es la figura del artículo 80 del mismo Código, son las agravantes (se aumentan por tiempo indeterminado las penas), son varias más las penas privativas que se suman (artículo 52 del Código penal).

Y por un lado pasa algo paradogico, el  victimario, se convierte en víctima.

El que fue/ron a defender a la primer víctima (hurtado, robado, golpeado o tristemente víctima de homicidio) pierde el enfoque –ante la bronca, impunidad e impotencia – y pasa a ser el nuevo victimario.

Por el otro, pierde objetividad y seguramente con la cantidad de cámaras que hay hoy día en la vía pública serán filmados y se comerán un proceso penal; (obviamente hay que estar en lugar de la víctima inicial y de quienes van en su ayuda).

Y el personal de las fuerzas de seguridad, no pueden -ni deben- porque son estado y el resto del estado nosotros, con nuestros impuestos les abonamos sus haberes para estar ausentes, por eso, no siempre hay miembros de la fuerza de seguridad que se corrompen fácil, hay que echarlos y ya o meterlos presos. ¿Es utópico? Puede ser si un comisario de calle gana el 20% del que está cómodo en el departamento de policía, hay una mala distribución del presupuesto de la fuerza.

Pero  el Estado no puede, ni debe estar jamás ausente!

Pero recuerden primero la vida, después la muerte, pero no por mano propia, solo a través de la justicia,  y si es lenta, hay que darle más presupuesto y que se mueva mas rapido. Pero asumamos que esa es nuestra actual realidad argentina y que viene de más allá del 2001. Todavía estamos pagando los pagarés del neoliberalismo salvaje de los 90´.-

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba