N° de Edición 7358
La Matanza

Movilización por mejora de condiciones Escuela N°23

TESTESTE
Movilización por mejora de condiciones Escuela N°23.

Los alumnos se organizaron para reclamar por las condiciones en las que se encuentra la institución. Hoy se buscará llegar a un acuerdo, de lo contrario, la medida de fuerza seguirá.

Alumnos y padres de la Escuela N° 23 de la localidad de Gregorio de Laferrere se movilizaron este viernes en reclamo por las condiciones edilicias del establecimiento educativo. Los alumnos decidieron suspender las clases hasta la realización de una asamblea para tratar los problemas que afectan a la institución.

La comunidad educativa reclama inconvenientes como filtraciones y goteras en las aulas del establecimiento, incluso fuga de gas. “Hace dos años tuvieron que sacar a una preceptora por la inhalación de tóxicos, producto de las distintas fugas”, explicó a Diario NCO Ágatha Llorusso, miembro del centro de estudiantes de la escuela.

La entidad permanece sin clases desde el martes pasado, día en que se realizó una asamblea en conjunto con profesores y el centro y se decidió la toma de esta medida, que por el momento rige hasta este lunes, pero si no se llega a un acuerdo podría extenderse. “Hasta que no arreglen los problemas de infraestructura no tenemos pensado volver a clases”, afirmó la joven.

La medida de suspensión de clases fue apoyada por los directivos, docentes y padres de los alumnos, e incluso se han sumado a la movilización SUTEBA y otros gremios. “Los profesores también se cansaron, porque las únicas medidas que se tomaban eran la elevación de actas de los reclamos”, aclaró.

Según mencionó, la Escuela N° 23 funciona con un sistema de calefacción que no solo es obsoleto, sino que está prohibido. Las pantallas de gas funcionan en la mayoría de las aulas del establecimiento, por lo que los adolescentes piden el cambio de las mismas por equipos más modernos.

Los estudiantes se han movilizado no solo dentro de la comunidad educativa, sino también por redes sociales para realizar la protesta que se concentró en la sede de SUTEBA local y hacia la Jefatura en reclamo por todas estas irregularidades.

Todavía no se ha realizado un pedido al Municipio, sino que la comunidad recurrió al Consejo Escolar, el Departamento de Infraestructura y presentó distintos petitorios a departamentos de educación mediante actas: “Todavía no hubo un movimiento a Intendencia o presentación al Intendente”, explicó la joven.

El alumnado llevó su reclamo al ámbito de las redes sociales, donde denunció el estado edilicio de la institución con fotos del estado de las aulas y otras instalaciones dentro de la escuela. En las mismas se pueden visualizar manchas de humedad cerca de las conexiones eléctricas y caños rotos o podridos.

 “Los problemas en las instalaciones del colegio son la pérdida de gas, muchas filtraciones por todos lados y las cloacas que todavía no están hechas”, enumeró la chica entre otros problemas edilicios con los que cuenta la institución.

A estos también se les tienen que sumar otros problemas que no requieren un gran trabajo por parte del Estado, como ventanas rotas o la falta de picaportes en las puertas de las aulas. “No hay una puerta que cierre como se debe”, explicó.

Los chicos, las chicas, los padres y las autoridades escolares esperan una respuesta para mejorar las condiciones de su escuela y para poder ir a estudiar en las condiciones que deberían hacerlo.

“Hasta que no se arreglen las cañerías, la electricidad y las ventanas y no se cambien las estufas y ventiladores de techo no volveremos a clases”, sentenció.

Este lunes por la mañana se llevará a cabo una asamblea para tomar una decisión sobre las medidas de fuerza aplicadas sobre el colegio y pedir por la mejora de las condiciones edilicias. “Si no viene un especialista en estos temas se seguirá con la suspensión de las clases”, concluyó.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba