N° de Edición 7446
La Matanza

Mosaico: historia de una violación sistemática

TESTESTE
Mosaico: historia de una violación sistemática

Diario NCO, conversó con Norma Minniti, docente, bibliotecaria, escritora, autora de varias obras que formaron parte de antologías. Sus obras tuvieron menciones en concurso donde participó.

Su ultima obra, que fue presentada virtualmente, narra la historia desgarradora de Anahí, fue justamente ella quien pidió contar lo vivido como medio de poder sanar y eligió a Norma para ese fin.

ALEJANDRA LAJAS

Norma escribió desde siempre, incursionó en los géneros de poesía, cuentos y novela y especialmente se abocó a aquellos temas que tenía que ver con las cuestiones sociales.

Mosaico, historia de una violación sistemática es una obra que demandó mucho trabajo, que, si bien la protagonista estaba de acuerdo, necesitó de sus tiempos para poder abrirse y relatar la triste historia.

¿De qué se trata tu nueva obra Mosaico?

“La obra relata un caso real sobre la violación sistemática de un padre a sus hijas, en el caso de la protagonista de los cuatro a los quince años”.

¿Por qué del título? ¿Qué relación hay entre el título y la historia?

“El título se refiere al mosaico que la protagonista va formando con las imágenes, dibujos, pinturas, obras de arte con las que va cubriendo una pared dorada a la manera de la técnica japonés del kinsugi, que valora lo dañada embelleciéndolo con oro.

La pared vendría a ser la propia Anahí destrozada, tratando de unir sus fragmentos para ser un todo, una manera de buscar la sanación tan necesaria para seguir viviendo.

En esa pared, Anahí va colocando imágenes significativas para su vida, imágenes tristes y también imágenes felices, o sea imágenes que dejan ver lo que ha pasado, imágenes felices que tiene que ver con la esperanza.

Una de las imágenes más crueles es la reproducción de Saturno, devorando a sus hijos, es una de las imágenes más significativas, porque realmente semejante aberración en verdad destruye a la persona”.

¿Hay un comentario que la técnica que utilizaste es japonesa ¿es así?

“Si, en la cultura japonesa, las cosas que se rompen no se tiran, se utilizan unos pigmentos y pegamento con dorado y las piezas se vuelven a unir. Como en la técnica del kinsugi esta todo unido por ese dorado Yo estoy y fragmentos uniéndose Soy un todo, soy entera, eso lo que quiere significar el mosaico”.

¿Como Llega a vos esta historia?

“Anahí supo de varios poemas y relatos míos sobre la vulneración de los derechos en la infancia, por eso se acercó a mí y me pidió que escribiera su historia”.

Contame sobre Anahí

“Anahí es una sobreviviente al horror, con cicatrices emocionales que no pueden ser borradas. Tiene una voluntad admirable por mejorar. Su lucha es diaria, sufre altibajos, lógicos si conocemos todo lo que ha pasado.

El libro, su pedido que narre su historia, tiene que ver con su voluntad de sanación”.

¿Qué te llamó la atención de esta niña, de la historia en sí o de ambas?

“El delgado hilo por el que transita la infancia desamparada. Tantos años de horror, ella y su hermana y nadie, nunca, notó algo mal. El desamparo y la indefensión de las víctimas.

Su imposibilidad de expresar de alguna manera el horror que viven, el mirar para otro lado y, en especial, la complicidad de las madres en este y otros casos similares”.

¿Cómo fuiste desarrollando la trama?

“Anahí necesitaba contar, pero no le era fácil, hubo momentos de silencios y regresiones. Recuerdo un día que tuve que llamar al marido, ella había perdido la noción de dónde estaba.

Él la llevó de la mano diciéndole “yo te cuido, tranquila”, en ese momento vi a una criatura indefensa. Situaciones como esta me llevaron a leer a una especialista en el tema, Susana Toporosi, y allí pude entender los silencios y que debía respetar sus tiempos.

Ni la protagonista, ni yo, buscamos efectismo, el libro cuenta la historia desde el sentimiento de quien ha padecido un dolor indescriptible. Es por eso que el libro se vale de imágenes, porque pueden contar visualmente sin caer en el lugar común de describir el horror literalmente”.

¿Qué sensación te dio la historia y que te provocó tanto escucharla como escribirla?

“El conocer esta historia en profundidad, el haber leído casos similares, el ser docente y estar en contacto con niños, niñas y adolescentes me deja la certeza de que debo ser atenta a cualquier signo de abuso en ellos para obrar en función de rescatarlos de tamaño horror”.

Es decir, la historia es la que padecen muchas criaturas y que siguen padeciendo, así que es muy doloroso escuchar por lo que pasan. Eso es terrible. Y escribirla, se me dificultó porque yo no quería contar la violencia.

Nosotros ya sabemos como es ese tipo de violencia extrema, y no quería caer en ese lugar común de lo morboso y pensé cómo hago para contar la historia desde el punto de vista del dolor de la victima sin ser yo violenta

Por eso pensé en contar desde el sentimiento y utilizando, dibujos y fotografías para complementar la historia, explicar esas vivencias traumáticas con imágenes y con palabras.

Creo que así es más entendible y menos cruento, no es la idea ser cruenta, demasiada cruel es la realidad, podemos hablar de la realidad sin caer en lo que caen muchas veces”.

¿Cuál es el mensaje?

“Creo que el mensaje es doble. Por un lado, deja en quienes han padecido algo similar el ejemplo de vencer sobre la adversidad. Por otro lado, después de no haber podido confiar, después de haber tenido tantas experiencias malas, ella encontró el amor.

Ese es un mensaje muy poderoso: en algún lugar hay alguien bueno que me sabe amar”.

Palabras para los lectores y seguidores

“Creo que es una lectura necesaria por varios motivos: entender el sufrimiento de los demás, atender a las señales de que algo no está bien, saber escuchar a los niños, saber respetar el dolor y dejar que las personas elaboren sus pesares a su propio ritmo.

Por otro lado, considero que puede ser una herramienta para ayudar o para salvar o para frenar este tipo de violencia tan terrible y que las criaturas puedan sufrir un poco menos.

El daño que se les hace es espantoso, después la persona tiene que construirse es un camino muy difícil que se les traza y totalmente injusto, por eso espero que pueda servir para ayudar a mas personas”.

¿Cómo adquirimos tu libro?

“El libro se puede adquirir en la página web de Tahiel ediciones, en formato papel o como e-book o contactándose conmigo.

Facebook: https://www.facebook.com/norma.minniti

Tahiel ediciones: https://tahielediciones.com.ar/

 

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba