N° de Edición 7324
La Matanza

MO.DE.SO: Volver a los orígenes; Un buen camino para saber quiénes somos

TESTESTE

3 - Plenario del MODESO

En el 2013. Año del 30º aniversario de la recuperación de la democracia
Cuando la política se convierte en un juego en el que todo vale y en el que la moral no cuenta, es prescindible volver a los valores que forjaron la identidad de la UCR.

Porque nuestra identidad es un conjunto de rasgos propios, es la conciencia, es lo que nos convierte en algo distinto a los demás. Nos permite identificarnos, individualizarnos, saber quiénes somos.
Pero esa armonìa se desmorona cuando predominan las confrontaciones, los personalismos, el internismo que canibaliza todo esfuerzo y rompe el puente del partido con la sociedad.

La multiplicación de voces y de mensajes a la sociedad, muchas veces inconsistentes, no ayudan a recuperar la confianza de una ciudadanía que percibe al partido y a sus dirigentes más preocupados por su sobrevivencia que por resolver los problemas que la aquejan.
Así, se equivoca el rumbo. Se niega la valentía de ser radicales. Se malogra la aptitud de resistencia y cunde un sentimiento de incapacidad para reconstruir un partido grande y relevante.
Allí es donde la población pierde de vista para qué está el radicalismo y esto solo genera y expresa confusión.

Cuando los ciudadanos se preguntan adónde está la oposición, la respuesta suele ser, la oposición brilla por su ausencia. Es necesario hacernos presente a través mensajes claros, potentes, con contenidos que marquen diferencias y a la vez, definan un rumbo despejado hacia adonde se quiere ir Porque un rumbo claro es condición necesaria para que las tendencias rebeldes al cambio no predominen dentro del partido Saber quiénes somos y qué queremos hacer, es requisito indispensable para poder renovar el partido y al mismo tiempo elaborar alternativas innovadoras que den respuestas a los mismos problemas que el gobierno no resuelve y que esconde sin escrúpulos con la práctica de la mentira constante.

El gran Desafío

El radicalismo tiene el desafío de ser el partido del cambio y oponer a la ilusión regresiva, una visión de futuro fundada en el progreso social, en una democracia republicana y solidaria.
No debe confundirnos la crítica al oficialismo, ya que es tarea de la oposición, pero siempre que se tenga una alternativa, una propuesta que despierte en la ciudadanía la esperanza de un futuro mejor
Porque el papel de la oposición es inseparable de la formulación de alternativas. Porque ser opositor no significa criticar acciones o tener una visión discordante a la del oficialismo, es proponer soluciones mejores y concretas para los problemas que aquejan a la gente.
Es función prioritaria de la UCR restaurar esta democracia humillada que termina de manifestarse definitivamente en el “Vamos por todo”, proclamado por la presidenta.
Es preciso cumplir con la Constitución Nacional, y reconstruir las instituciones del Estado, hoy cautivo de intereses particulares en una democracia prebendaría.
Es preciso ponerle freno al gobierno y construir alternativas de poder y autoridad. Esto radica en encontrar un rumbo y adelantar el futuro.

De eso se trata en política.

De dar un horizonte hoy reclamado por vastos sectores sociales que no se resignan a que el futuro de sus hijos sea solo amenaza Debemos atrevernos a cambiar para provocar el retorno de los votantes desilusionados que abandonaron el partido por otras opciones y para anudar consensos inter-partidarios entre las fuerzas políticas que coincidan con nuestras banderas en pos de la defensa de los valores y las ideas que inspiraron medidas concretas en las políticas de la UCR. El quiebre que separan a las fuerzas políticas no se definen con banderas abstractas de derecha o de izquierda, se definen con el tipo de gobierno que se quiere, con qué estado, con qué patrón productivo, qué políticas sociales. Sólo así se podrá identificar quienes son progresistas y quienes sólo tienen la retórica del progresismo.

Porque si la sociedad argentina se hubiera derechizado la UCR deberá prepararse para perder elecciones pero nunca para hacerse conservadora
Hoy la UCR necesita de un liderazgo y de una plataforma capaz de convencer a vastos sectores sociales y devolverles la esperanza.

Un liderazgo convincente para una ciudadanía que durante mucho tiempo se resignó a aceptar que el peronismo, era la única fuerza capaz de gobernar este país, y que la oposición sólo puede gobernar períodos breves.
Conocedores de que la política es la negociación de las diferencias, es confrontación y es acuerdo, mantenemos toda intransigencia frente a lo que represente la negativa de los postulados de libertad y reparación moral, política, económica, social y cultural por los que lucha el radicalismo desde que surgió a la vida pública
Las elecciones parlamentarias que se avecinan responden a una lógica distinta de las presidenciales.

Debemos ser una propuesta alternativa, que esté a la altura de los nuevos tiempos sin que esto signifique dejar de lado los postulados fundacionales del radicalismo

Se trata de maximizar la fuerza institucional del partido y construir alianzas en cada distrito para lograr que una franja del electorado le dé competitividad al partido y nos permita avanzar en una tarea legislativa que gane la credibilidad en la sociedad. Debemos afianzar coaliciones electorales que sean a la vez coaliciones de gobierno creíbles tanto por los apoyos como por las coincidencias que vertebran y esto es una responsabilidad de la UCR.

Hay que ganar y hay que gobernar.

Cimentar una coalición electoral y de gobierno es una empresa pendiente.
Los fracasos no significan que deba abandonarse una estrategia para construir una alternativa de poder en un mapa político fragmentado como el nuestro.
Se aprende de los fracasos.
El radicalismo tiene el desafío de mostrar que puede motorizar esa estrategia.

En este sentido y por todo lo expuesto proponemos:

1) La reafirmación de la U.C.R. como partido progresista y social demócrata, en defensa de la evolución de la sociedad y de su propio fortalecimiento a partir del desarrollo territorial y ampliación de su representatividad institucional en los distritos y en la Provincia sumados a una estructura y militancia activa en todos los municipios.
2) En el municipio luchamos, crecemos y prevalecemos para ampliar nuestra representatividad y bregamos para obtener una espacio legislativo en el orden Provincia y Nacional porque La Matanza lo merece y le corresponde.
3) Concebir la posibilidad de formación de frentes o alianzas con partidos y/o agrupaciones con las cuales nos unan coincidencias ideológicas y programáticas..
4) Garantizar a todos los radicales, sin trabas de ninguna naturaleza, la participación en la definición de candidatos en las P.A.S.O.
Deseamos y queremos que cada cual diga lo suyo y que cada cual tome su puesto de lucha en el lugar que sus convicciones le señale. Nosotros, como siempre, estamos al pie de las viejas banderas del radicalismo, que continúan siendo una esperanza para todos.

Union Civica Radical: MO.DE.SO. La Matanza

Atencio Manuel, Murad Ricardo, Sergio Rauch, Alejandra D. Martínez, Rubén Coggiola, Juan Ruiz, Barbur Carlos, Atencio Roberto, De Miguel Mónica, Destèfano Nancy, Zullo Alberto, Acosta Daniel, Olate Miguel, Cao Aldo, Fernández Guillermo, Miranda Samuel, Peñaloza Ángel, Freiberg Osvaldo Agüero Stella, Rivas Julio, Fridsam Hugo, Vargas Àngel, Guarnieri Claudio, y siguen las firmas

Articulos relacionados

4 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: