N° de Edición 6892
La Matanza

Marta Pizzo: “La música para mí es como el oxígeno del aire”

Marta Pizzo: “La música para mí es como el oxígeno del aire”.

En una charla exclusiva con Diario NCO, la autora Marta Pizzo confiesa cómo vive los nuevos cambios de paradigma dentro del tango y su preparación para la final del Primer Festival de la Canción Argentina.

De las calles de La Matanza al mundo: llevando sobre su espalda una mochila llena de letras y poesía, Pizzo se define como “obrera de la palabra” y gracias a su canción “Cuestión de género” se posiciona como una de las candidatas a ganar esta primera gran convocatoria musical el 27/11 en el Teatro Astros.

En la gala se presentarán los diez finalistas pertenecientes a diferentes géneros musicales como folklore, pop, rock, latino, música urbana y por supuesto, el tango, que será la cantante, Sandra Luna, la responsable de interpretar “Cuestión de género” con música del maestro Fabián Bertero.

El tema elegido según Pizzo “es un tango dedicado a las mujeres y a la fuerza imparable que tenemos en la unión de nuestras acciones, libertades y sueños”.  Esta dedicatoria se refleja en el apoyo y sororidad que se plasmó entre las ciudadanas frente a las intensas luchas por sus derechos yademás, en las masivas manifestaciones feministas de los últimos años, en donde “la unión hace la fuerza”.

Desde sus inicios, la figura del tango fue por excelencia el hombre, mientras que la mujer ocupaba un papel secundario. Sin embargo, la artista considera que la escena tanguera está cambiando e incluso, ella misma se entiende como “parte activa de esa transformación” en la que todos por igual buscan “erradicar ese sesgo machista”.

De camino a la final

Para Pizzo, “Cuestión de género” debería llevarse el premio del festival “porque eltango históricamente ha contado a través sus letras nuestras realidades”. Su aclamada creación tendrá la ventaja frente a los demás competidores, de representar la tarjeta de presentación que posee Argentina ante el mundo, como lo es el tango, considerado “patrimonio inmaterial de la humanidad”.

Sin embargo, este tema representa solo una parte de la infinidad de sentimientos que quiere exteriorizar la artista a través de su música. “Sinceramente, al escribir en primera persona, busco transmitir un cúmulo de sensaciones y pensamientos que habitan hoy más que nunca en mí”, reflexiona la tanguera.

Su inspiración proviene del ejército de adolescentes y adultasque luego de mucho tiempo en las sombras, cada vez se encuentran más firmes y rebeldes para desafiar las raíces del machismo. Esto lleva, según la autora, a que las mujeres sean más conscientes de lo poderosas que son al manejar sus propias vidas. “Cuando digo poderosas quiero decir libres y felices”, reformula Pizzo.

El trío compuesto por la compositora, Sandra Luna y Fabian Bertero, se encuentra en trabajo constante para que el día del gran show salga todo bien.  En lo personal, la escritora, vive este momento “con mucha ilusión”por poder compartir el escenario con los diferentes artistas que se presentarán ya que solo ellos entienden el trabajo y sacrificio de lo que implica una carrera independiente.

Pasado, presente y futuro dedicado a la música.

Su relación con la música tiene un comienzo, pero no un final. Pizzo admite que toda su vida estuvo rodeada de ella. Desde chica recibió la melodía del folcklore para continuar en su adolescencia con el rock argentino e incluso llegó a tener una banda, hasta que llegó el tango con el 2 x 4 y marcó un antecedente en su vida. “A través de su ritmo encontré los espacios ideales para decir lo que siento y lo que pienso, en forma de canción”, se sincera.

Su carrera empezó en las calles matanceras de Villa Luzuriaga, en donde estudió guitarra y empezó a componer sus propias canciones, destacándose por su gran oído musical.  Dedicada siempre al arte, años después, se profundizó en la poesía, y de esta manera, participó de reuniones literarias, coordinó talleres y fueco-fundadora de la Asociación Literaria La Besana.

“La escritura ocupó un lugar fundamental en tiempos de menos horas libres para ensayos cuando murió mi papá y necesité salir a trabajar”, se confiesa Pizzo. En 1994, el Maestro Quique Rassetto, fue quien le puso melodía a uno de sus poemas para convertirlo en tango, creando así el tema“A mi calle”, finalista en el Certamen de Tangos Inéditos Enrique S. Discépolo en 1998. Este suceso marcó un antes y después en su trayectoria musical.

Sus próximas prioridades la encuentran a la artista de lleno entre su querido tango y su pasión por la escritura. La compositora finalizará “La cocina del Tango», una entrevista con música. En enero en Puerto Rico, presentará sus libros «A tango traviesa» y «Tangos a La Pizzo» y realizará el remake de su musical «7 Perlas sobre el diván, el tango de tu vida». Definitivamente, música en su vida no va a faltar.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close