N° de Edición 6960
La Matanza

Manifestación: Los veteranos de guerra marcharon hacia la sede de PAMI

La movilización se llevó a cabo ayer tras la convocatoria de los ex combatientes de Malvinas de La Matanza. Se trató de una marcha cuyo destino final fue la sede central del PAMI en Capital Federal y se produjo ante la falta de respuestas para paliar problemáticas en la salud de los protagonistas que ya cuentan con cerca de 55 años.

Una problemática preocupante                                    

A poco de cumplirse 35 años de aquella guerra que dejó mucho dolor y desolación, como toda guerra, en definitiva, en la Argentina el veterano, que hoy ronda los 55 años, sigue sin lograr el reconocimiento en su propia tierra. No se trata de una medalla, no se trata de honores decorados con discursos llenos de palabras emocionantes pero vacíos de contenido.

Simplemente se trata de darles, al menos, lo mínimo indispensable para mejorar su calidad de vida. Pero, nada de eso ocurre, porque los recortes también alcanzan a los ex combatientes y sus derechos. Están casi sin cobertura médica y por eso marcharán este jueves para reclamar en el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, más conocido como PAMI

En La Matanza la problemática pega, aunque por ahora está en un punto manejable. Carlos Dante Farina, titular de la Dirección de Veteranos de Guerra de la Municipalidad de La Matanza e integrante de la comisión directiva del Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas de La Matanza avisa de la preocupación que existe.

“No hay bastones, sillas de ruedas, insumos, medicamentos; no hay descuentos en ópticas, ortopedias”, dice Farina, quien en el conflicto del ‘82 fue parte de la tripulación del portaviones 25 de Mayo. “En La Matanza por suerte el Hospital Italiano de San Justo atiende aún pese a que hace cuatro meses que no les pagan, pero odontólogos, kinesiólogos, psicólogos, han dejado de atender”, afirma el dirigente. “Esto viene sucediendo desde 2016, pero en lo que va de 2017 ya son 26 los fallecidos a nivel nacional, mientras que son cuatro en La Matanza, en Isidro Casanova, Gregorio de Laferrere y González Catán”, revela.

¡Soluciones ya!

Carlos Farina describe que “los muchachos que estuvieron en la guerra, muchos de ellos son diabéticos nerviosos, y en muchos casos hay enfermedades terminales”. “Imaginate que tiene 54 años pero con tantas angustias, el cuerpo tiene 80 años. Por eso el sistema nervioso está destrozado, y es también la razón para que el 45 por ciento padezca diabetes nerviosa”, aclaró.

Tras indicar que mantuvieron una reunión con el director de la UGL XXXV de PAMI La Matanza y que se comprometió a pedir soluciones en la sede central, Farina insiste: “Va entrando plata pero le deben a los prestadores por la gente de la tercera edad y así no queda nada para cubrir nuestras necesidades. Por ahora, en La Matanza el problema arranca cuando el médico te receta medicamentos u otros insumos, porque no hay descuento alguno. Esto si sigue así se va a complicar cada vez más. No hay contención a nivel del Estado”. Y agrega: “En el distrito pasa que cuando los veteranos piden un turno se los dan a 40 días y así, la dolencia se empeora”.

Por ello, los veteranos de La Matanza marcharán junto al resto de sus compañeros de todo el país hacia el PAMI.
“Será un ruido grande. Sabíamos que iba a pasar, tuvimos paciencia, esperamos un año. Pero no hay soluciones”, entiende Farina.

 

Facebook Comments

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close