N° de Edición 6775
La Matanza

Magnífica labor del CRRE en la recuperación de caballos maltratados

Magnífica labor del CRRE en la recuperación de caballos maltratados.

El Centro de Rescate y Rehabilitación Equino (CRRE) se encuentra trabajando en la zona sur de la Provincia desde hace seis años y cuenta con más de 20 voluntarios, entre ellos, profesionales y estudiantes veterinarios.

Como si fuera parte de la cotidianeidad, el que veamos un caballo mal cuidado y sucio tirando un carro con una familia arriba o unos hombres llevando centenares de objetos e, incluso, niños manejándolos, no es novedoso, pero continúa causando indignación.

En el conurbano bonaerense es casi habitual encontrar este tipo de situaciones en las que, muchas veces, la vida del animal está en juego y su salud llega a instancias límites, llegando a quedar postrado en el suelo y que corazones solidarios son los únicos que podrían brindarle una oportunidad más.

Es aquí en donde entran en acción los rescatistas y en este caso nos referimos al CRRE. Diario NCO dialogó con su fundadora y presidente, Florencia Sampietro, quien además es estudiante de Ciencias Veterinarias.

Ubicados en la zona sur de la provincia de Buenos Aires, hace seis años se encuentran rescatando a caballos (hasta el momento llevan contando más de 300) que eran maltratados y explotados por personas que los tenían en condiciones verdaderamente negligentes.

Todo un trabajo a pulmón

El centro no persigue fines lucrativos y se sostiene gracias a voluntarios que solo buscan salvar y darles una mejor vida a los caballos y, también, por el aporte que puedan hacer todos aquellos que desean colaborar, ya sea apadrinando o con donaciones monetarias que van desde 100 pesos mensuales.

Por eso, contó Sampietro, cuentan con una cuenta corriente, la cual publican constantemente en sus páginas y, asimismo, remarcó que necesitan aún más de la ayuda de todos ahora que las épocas de bajas temperaturas empiezan a sentirse.

Así sostuvo Sampietro: “Tenemos visita el 19 de mayo, la última hasta que vuelva a empezar el calor porque es bastante crudo ir al campo durante todo el día. En invierno también decaen mucho las donaciones y es la época más dura para las proteccionistas de caballos porque todos los caballos se caen en invierno y es en donde más rescates tenemos”.

También refiriéndose a las visitas, estas son otra manera que ellos tienen para juntar fondos para poder seguir trabajando. En estas jornadas invitan a que las personas conozcan el campo y a los caballos, además, cuentan con un buffet y brindan charlas de concientización.

Los últimos rescates

Ingresando a la página de Facebook del CRRE (“CRRE Centro de Rescate y Rehabilitación Equino”) se puede conocer todo lo que la organización hace y los diversos casos que afrontan.

De este modo, uno de los últimos rescates es el de Isa, una yegua que fue trasladada desde Berisso hasta el campo a la que debieron amputarle una pata producto de una herida en muy mal estado. Totalmente descuidada, llegó, además, al Centro con signos de desnutrición.

África, tal como publicaron en la página, fue rescatada en Ezeiza, con un tumor que por falta de cuidados desarrolló una infección en uno de sus ojos, pero no fue lo peor. No solo fue utilizada para tirar de un carro, sino que sufrió ataques físicos por parte de niños que tiraban piedras a su ojo herido por pura diversión.

El otro caso es el de Odín, que fue abandonado por sus dueños y que no podía mantenerse más de pie. Si bien algunos vecinos le acercaban frutas y lo cubrían, pasaron cinco días hasta que el CREE fue a auxiliarlo. Hoy se encuentra medicado y su diagnóstico es “infosura en sus dos manos y artrosis, lo que le genera mucho dolor al caminar o estar de pie”.

Para colaborar con el CRRE aquí dejamos toda la información:

Para donaciones

Banco Provincia

Cta Cte Nº 0505994 – Sucursal 7031

Cbu: 0170310505994

Cuit: 30-71500285-6

“Centro de Rescate y Rehabilitación Equino”

Vía de comunicación por rescates y urgencias

 (011) 1569037345

Toda la historia del CRRE

Conocé la trayectoria de la institución contada en palabras de su fundadora

NCO: ¿Qué es el CREE? ¿cómo y cuándo nació?

CRRE: “Desde hace más de cinco años, cinco oficialmente por una cuestión de personería jurídica, pero hace seis que existe el predio con la intención de salvar animales. Nosotros somos de Zona Sur, cercanos a La Plata y empezamos, en realidad, trabajando en otra ONG que lo que hacía era asistencialismo en barrios carenciados de todo lo que sería las afuera del casco urbano de La Plata.

A raíz de esa experiencia, de trabajar con familias carreras y trabajar con caballos de carro, empezamos a ver situaciones donde la realidad es que no había ignorancia sino más bien situaciones en donde había un abandono, desidia y una mala intención y que había que denunciar esa situación.

También, un poco que nos cansamos, yo hice por siete años esa actividad y decidimos fundar el CRRE para poder ayudar a los animales que eran maltratados ahí.

Empezamos con una yegua que en realidad la cedió el carrero, porque quería jubilarla, y a partir de ahí nos empezaron a llamar. Las personas iban pasando nuestros números de boca en boca y nos avisaban cuando abandonaban algún caballo en la vía pública.

En el primer año fue oportunista, es decir, de ir encontrando caballos que necesitaban ayuda, pero ya después mucha gente tenía conocimiento de lo que hacíamos. También, como habíamos tenido bastante éxito en la recuperación de esos animales, incluso nos empezaron a llamar de las fiscalías, empezaron a tener nuestro contacto personas de ´más poder´ para poder sacar estos caballos de forma más legal; ya no había que transar con el cuatrero, pedirle que lo entregara o pagárselo, que al principio lo hacíamos para sacar de la miseria a ese animal, nosotros le pagábamos al tipo.

Lo que hacemos es rescatar, como lo dice el nombre, rehabilitar y dar después en adopción, a familias responsables, a caballos de cualquier tipo de disciplina, no solo de carros, hemos tenido caballos de razas y que han participado de deportes y que vinieron maltratados, que se rehabilitaron y se dieron también en adopción.

Nos manejamos con un grupo de veinte voluntarios, de los cuales tres son pagos. Tenemos veterinarios, odontólogo, radiólogo, herrador y todo lo hacemos a través de las donaciones que nos da la gente, con eso pagamos toda la estructura, lo único que no tenemos que pagar es el alquiler del predio que está prestado por uno de nuestros voluntarios”.  

NCO: ¿Cómo se enteraban cuando había un caballo que necesitaba ser rescatado?

CRRE: “En parte por conocimiento de voluntarios y también porque nos mandaban fotos de denuncias.

Al principio no existía tanto la movida del Facebook, de Instagram ni de WhatsApp, todo eso no existía era mas manejarte de boca en boca o, como habíamos estado siete años trabajando en los barrios, sabíamos las zonas en donde había animales en muy mal estado.

También nos manejábamos con proteccionistas de perros que van a los barrios a castrar o que van a hacer asistencialismo y ellas nos contaban ´ayer fui a castrar una pitbull y el hombre tiene tres caballos raquíticos, la dirección es tal, por favor fíjate´.

Obviamente es muy difícil porque no podés decir quién te pasó la información o cómo llegaste al lugar, para preservar a la otra persona y también para preservar que esta gente pueda seguir yendo a los barrios para ayudar a otros animales, que también lo necesitan”.

NCO: ¿Vivieron situaciones peligrosas en algún rescate?

“Con policías era más fácil porque la policía te daba el apoyo de la seguridad. Nos hemos metido en barrios donde la verdad era un desastre, donde no quería ni entrar la policía y tenías que llevarte el caballo. El tráiler tampoco quería entrar porque teníamos miedo de que nos roben. Nos han robado y hasta nos han apuntado con armas”.

NCO: ¿Cómo pueden realizar todo lo que hacen?

CRRE: “Todo es con el aporte de las personas que donan 100 pesos mensuales, apadrinando un caballo y también hacemos visitas a la ONG para que la gente conozca a los animales y en esas visitas tenemos un buffet, una tiendita donde todo lo hacemos nosotros y donde recaudamos para pagar todo eso.

Nosotros tenemos un gasto fijo de 70 mil pesos mensuales y todo eso significa juntar peso a peso para poder llegar al mes siguiente”.

NCO: ¿Cuántos caballos llevan, hasta ahora, rehabilitando?

CRRE: “Tenemos más de 300 rescates en cinco años y tenemos más de 160 adoptados”.

NCO: ¿Cuál es el caso de Isa?

CRRE: “Isa fue rescatada en Berisso. Está muy inmunodeprimida y está recuperando peso porque estaba muy desnutrida cuando llegó, tenía un ´bichera´ en la herida que se la estaba comiendo viva, la herida estaba toda podrida y tenía el casco colgando, se lo tuvimos que cortar y hacer una limpieza profunda en la zona para prepararla a una futura cirugía”.

NCO: ¿Qué se hace para concientizar sobre la Ley de Atracción a Sangre animal (TAS)?

CREE: “Nosotros asistimos a colegios a dar charlas de concientización sobre lo que es la TAS. Han venido colegios y el sábado tuvimos la visita de la Universidad Nacional de La Plata, vinieron 100 estudiantes a participar y a informarse sobre lo que es la problemática.

Alrededor de la TAS hay muchas cuestiones, algunas legales, porque muchos caballos robados, con los carros (hay alquiler de caballos), hay ilícitos de todo tipo como robos, tráfico de armas, tráfico de drogas, de autopartes. Muchas veces, cuando secuestras un caballo que está metido en ese tipo de ilícitos, a veces te cae un abogado a la comisaría a defender al carrero que decís no tiene para comer, pero tiene para un abogado, que no es cualquier abogado porque se nota y ahí te das cuenta de que atrás de todo esto hay otros negocios.

A mí me ha pasado secuestrar un caballo que lo manejaban dos menores, uno de seis y otro de ocho años; dos menores yendo en una avenida, en contramano y que pasaron un semáforo en rojo. Casi se chocan con otro auto, casi matan a una familia y se matan los menore. Fuimos hasta la comisaría con los menores, vino el padre de los chicos, los miró y se fue. Los dejó porque sabe que, como son menores, no los van a meter presos. Después, mandó un abogado a que vaya a buscar al caballo, el hombre había llegado con un celular en mano último modelo y en una camioneta que no le faltaba para comer y tiene a los hijos cartoneando expuestos a un montón de enfermedades”.

NCO: Respecto a las adopciones ¿Hacen algún tipo de seguimiento?

CRRE: “Generalmente pedimos fotos con fecha al día y videos. Hay un contrato de adopción donde pedimos que nos informen si el animal fallece, si se enferma y si se cambia de domicilio. También, les aclaramos a todos los adoptantes que nosotros jamás nos desligamos del caballo, si ellos necesitan ayuda o están pasando por una situación que necesita de la ONG, nosotros vamos a estar para ese caballo.

El caballo, ya cuando es rescatado, mejora un montón, pero cuando se va en adopción cambia la cara y hasta le cambia la personalidad. Había caballos que en el campo no se dejaban tocar y hoy por hoy conviven con nenes chiquitos que los agarran, pasan por debajo de las patas y pensás ´pero este caballo era malísimo´.

El animal entiende que ahora es querido y que esa vida de dolor y maltratos quedó atrás”.

 

Anuncios

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close