N° de Edición 7147
La Matanza

Los femicidios en lo que va del año en el país, en números

Los femicidios en lo que va del año en el país, en números.

La organización nacional Mumalá realizó un informe con el número de femicidios que se cometieron en la Argentina desde el 1 de enero hasta el 30 de agosto.

La pandemia fue un agravante para la situación.

En diálogo con “Haciendo Radio”, una producción de Diario NCO que se emite de lunes a viernes de 10.30 a 13 por la 20.20 NCO Radio (https://diario-nco.com/radio/),la coordinadora nacional de Mumalá, Silvia Ferreyra, confirmó que a través de un informe hecho por la organización, ya son 208 las mujeres asesinadas.

La organización política y feminista que se encuentra en 22 provincias de la República Argentina dio a conocer el Registro Nacional de femicidios con el Observatorio «Mujeres, Disidencias, Derechos» y confirmóque de esas 208 muertes, 181 femicidiosfueron comprobados y caratulados y los otros 27 casos están en investigación.

“De esos 181 femicidios, 118 fueron cometidos en el contexto de la pandemia. Tenemos un femicidio cada 32 horas en Argentina, y además tenemos revelados 167 intentos en donde está clara la intencionalidad, pero por alguna razón no se concretaron, porque la víctima está internada por Covid o porque se interpuso un tercero para evitarlo”, confesó Ferreyra.

Y añadió: “Estos son los datos que tenemos que nos golpean en la cara. Si esos intentos hubiesen llegado al objetivo, tendríamos el doble de femicidios en nuestro país. Está clara la intencionalidad y por eso lo hacemos visible también”.

Según el informe, el 24 por ciento de las mujeres fueron asesinadas con arma de fuego, el 28 por ciento con arma blanca, el 15 por ciento por asfixia, el ocho por ciento fueron quemadas, el 17 por ciento fueron asesinadas a los golpes y el ocho por ciento de las víctimas fueron torturadas, envenenadas o tiradas desde la altura.

El promedio del horror

Asimismo, aseguró que el indicador de este año hasta el momento es muy “similar” al de agosto del año pasado, y que la cantidad de casos y el promedio de una mujer muerta cada 31 o 32 horas se viene repitiendo en los últimos diez años.

“Se notó en los primeros meses de la pandemia un leve aumento, teníamos un femicidio cada 29 horas, pero ahora se volvió a estacionar en esa cifra que lamentablemente se puede hablar como un promedio histórico”, manifestó.

Además, la coordinadora de la organización política afirmó que en el norte del país se encuentran las provincias con las tasas más altas de femicidios en referencia a la cantidad de muertes en relación con el total de la población. Tucumán, Misiones, Catamarca y Chaco pican en punta.

“Este mes se incorporó a ese tope Santa Fe, con una cantidad importante.Tenemos 21 femicidios relevados en lo que va del año en esa provincia. La provincia que sigue teniendo la mayor cantidad de casos es Buenos Aires, lleva la delantera por tener la mayor población. Ahí tenemos 64 femicidios en lo que va del año”, admitió.

Un pedido de Estado

Por otro lado, desde Mumalá exigen al Estado una serie de políticas para la prevención de la violencia de género en el país, y la declaración de la emergencia de Ni Una Menos debido al triste número de casos de mujeres muertas a lo largo de los años.

“Estamos exigiendo medidas urgentes porque ya venimos con un retraso importante de políticas públicas que puedan enfrentar esta situación, y en el marco de la pandemia vemos agravada la situación de muchas mujeres que atraviesan esta situación en todo el país”, advirtió.

“Lo más urgente que estamos viendo es la asistencia que en todos los Municipios tienen que llevarse adelante: el acompañamiento, asesoramiento gratuito jurídico y psicológico, qué hacer cuando hay niños o niñas a cargo de quienes atraviesan estas situaciones, ayuda económica directa para aquellas familias que se hacen cargo de los hijos de las víctimas de femicidios”, agregó.

En estos ocho meses del 2020, 193 niños y niñas se quedaron sin su madre producto de la violencia machista, y las familias que se hacen cargo de la tenencia de los menores, tienen que “hacerle frente” a toda la situación económica que deviene. “Es importante tener en cuenta cuestiones concretas”.

“También está el tema de que haya medios electrónicos que favorezcan las medidas de protección, que haya más tobilleras, dispositivos duales que permiten hacer efectivas las medidas concretas que dicta la Justicia, que se implemente efectivamente la Ley Micaela en los organismos del Estado, en todos los niveles con los correctos talleres de capacitación”, pidió Ferreyra.

Ayudas necesarias

Por último, se refirió a las dificultades que la organización está teniendo a la hora de llevar adelante el acompañamiento y la asistencia a las mujeres debido al contexto del Covid-19 que hace que la tarea muestre complicaciones.

“Estamos sin recursos, sin dispositivos electrónicos que nos permitan mantener un contacto con las víctimas. Nos hemos encontrado un montón de casos en donde las víctimas no cuentan ni siquiera con un teléfono celular por donde se le pueda hacer un seguimiento”.

Y concluyó: “Necesitamos que se fortalezcan todas estas medidas de prevención para que de manera coordinada podamos avanzar en el abordaje de la violencia machista en nuestro país”.

Imagen: Facebook Mumalá Nacional

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba