Número de edición 7648
La Matanza

Los Diputados Matanceros: Impulsan Declarar a La Matanza como “Capital Nacional de «la Producción y el Trabajo»

diputadosnacionalesMatanceros
Los Diputados nacionales matanceros Gdansky Carlos Enrique; Cigogna Luis Francisco Jorge y Balcedo Maria Ester, giraron a las respectivas comisiones de Legislación del Trabajo y Legislación General un proyecto de Ley en Noviembre del 2012 que aún esta en estudio de las Comisiones que busca la declaración de nuestro distrito como Capital Nacional de «la Producción y el Trabajo.
Resulta interesante analizar los fundamentos con los que sustentan la petición y que transcribimos a continuación

FUNDAMENTOS

El partido de La Matanza, ubicado en la provincia de Buenos Aires, dentro del denominado Gran Buenos Aires, es el más grande del conurbano bonaerense. Tiene 325,71 kilómetros cuadrados, de los cuales unos 120 kilómetros cuadrados son rurales

Según el censo de 2010, posee 1.775.816 habitantes. Considerando su área urbana, solamente la densidad poblacional es de 8.658 habitantes por km2, superando la densidad media del Área Metropolitana que es de 5.045 habitantes por km2. Todo esto la lleva a ser conocida como «la quinta provincia».

Hasta la década del 30, La Matanza presentaba una fisonomía rural. Según datos proporcionados por el Censo Industrial de 1935, el Partido tenía un total de 136 establecimientos industriales que ocupaban un total de 1.190 personas. La mayoría de los establecimientos se ubicaron principalmente en San Justo y en Ramos Mejía, ciudades más cercanas a la Capital Federal, de manera que se empezaron a urbanizar a un ritmo acelerado.

Entre 1935 y 1947 la cantidad de industrias se triplicó.

Después, entre 1947 a 1960, se produjo un proceso de modernización debido a la intensificación de la actividad industrial. Esto implicó un significativo aumento en la población, acompañado por un incremento de la urbanización. El Censo Industrial de 1954 reflejaba este desarrollo con un total de 1.638 industrias y el Censo General de Población de 1960 daba 401.738 habitantes.

Desde el 17 de octubre de 1945, La Matanza fue protagonista central en el nacimiento del proyecto nacional impulsado por el peronismo en la Argentina , constituyéndose por ello, entre otros hechos históricos destacables, en el lugar elegido para la construcción de una de las primeras ciudades diseñadas y pensadas para que los trabajadores accedieran a una vivienda digna, como fue la creación por Decreto N° 33.221 del año 1947, del Presidente Juan Domingo Perón, que expropiaba las tierras para erigir en ellos una ciudad que debería contar con 15.000 viviendas. Esa ciudad se llama Ciudad Evita.

Es de destacar que fue tan solo en esa época donde La Matanza recibió directamente los beneficios de algún régimen de promoción industrial o de inversiones establecido por la Nación, como fue el sancionado por la Ley N° 14.122 de 1953, que permitió la radicación de Mercedes Benz en nuestro país, en la planta que aun hoy posee en Virrey del Pino.

Por eso y por lo que representaba como símbolo de un modelo de país donde el trabajo y la producción eran el motor del crecimiento y de la igualdad social, fue uno de los Distritos que sufrió con mayor fuerza los efectos de las políticas económicas instauradas a partir del golpe de estado del 24 de marzo de 1976 y que culminaron el ciclo de destrucción del capital nacional acumulado durante años, en los años 90, con el cierre de innumerables fábricas y plantas industriales, como también de talleres y PYMES vinculadas a las mismas.

La «Florida de La Matanza», como se conocía en los 70 a la calle Arieta, graficaba la realidad industrial de La Matanza, que contaba en ese momento con más de 10.000 industrias y se la consideraba la «locomotora industrial» del país.

En nuestro país, las distintas medidas puestas en práctica significaron además de un alto costo social, la destrucción sistemática de la acumulación del capital que durante décadas la Nación y los argentinos habíamos generado.

El conurbano bonaerense y particularmente La Matanza, sufrieron como pocos las consecuencias de estas políticas. Pueden reconocerse entonces en distintas iniciativas tendientes a destruir el aparato productivo nacional y, sobre todo, a debilitar las bases del movimiento nacional y popular que lideraba el peronismo en La Matanza, corazón de ese movimiento nacional. Solo el inicio de un nuevo ciclo del Proyecto Nacional y Popular en 2003, comenzó a remediar este tema.

Esta situación, de persecución a los logros del movimiento nacional y las clases populares, que se inicia a partir del golpe de estado de 1955, se acentúa en forma descomunal con el golpe militar de 1976 y culmina ya en plena «globalización» en los 90, con la destrucción definitiva de nuestro aparato productivo y la entrega del patrimonio nacional acumulado.

Luego de la explosión del 2001, el índice de pobreza alcanzó al 54,70% de la población, y el de indigencia al 26,30%, los desocupados y sub ocupados llegaron también a casi la mitad de la población. El PBI cayó cerca de un 10%. La economía se desestructuró, la sociedad también, la crisis amenazó el sistema democrático y la situación social nos llevó al borde de la disgregación.

De las 10.000 industrias que La Matanza tenía en 1976, entre las que se destacaban muchas que habían surgido con el nacimiento de la llamada burguesía nacional en el primer y segundo gobierno justicialista y las que surgieron en el proceso de industrialización posterior como Santa Rosa, Borgward, Textil Oeste, Siam, etc, algunas de ellas finalmente cerraron sus puertas y otras sufrieron cambios drásticos. Como ejemplo de esto último se encuentra Santa Rosa (hoy Acindar, luego de pasar por diferentes manos), que para esa fecha contaba con 4300 trabajares y en el 2001 tenía apenas 140…

En el año 1994 el Partido de La Matanza contaba con 3.923 industrias manufactureras, ocupando 44.464 puestos de trabajo. En el año 2003, según el último Censo Económico Nacional y luego de la debacle económica del 2001, la cifra descendió a 2794 industrias manufactureras, ocupando 33.334 personas. La estimación de la destrucción en tan poco tiempo fue escalofriante: más del 28% de los establecimientos industriales y cerca del 25% de los empleos directos.

Si lo comparamos con el crecimiento de la población, los datos son aún más estremecedores, mientras entre 1960 y 2001 la población aumentó un 312% (de 401.738 a 1.255.288 habitantes, es decir un aumento de 853.550 matanceros), entre 1964 y 2004 la cantidad de establecimientos industriales creció solo un 0,07%, tan solo 2 establecimientos industriales más.

La Matanza parecía no tener futuro.

Pero gracias a la lucha iniciada en 1999 por importantes hombres y mujeres, entre los que se encontraban Alberto Balestrini y Fernando Espinosa, grupos de trabajo como el FOBEM y, desde 2003, con la llegada del Gobierno Nacional y Popular de Néstor Kirchner, continuado en 2007 por nuestra Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner, cuyas políticas pusieron en pie a nuestra Patria, el futuro de La Matanza y de nuestro país, se ha convertido en un presente de recuperación de la historia gloriosa donde el trabajo y la producción son el motor del desarrollo nacional .

El crecimiento del 107% del PBI Industrial, gracias a las políticas desplegadas por el Gobierno Nacional, han permitido en La Matanza recuperar también gran parte del empleo industrial y que nuevamente el Distrito sea uno de los de mayor cantidad de establecimientos industriales del país, alcanzando una cifra estimada de más de 7.000 establecimientos al día de hoy.

Esto significa la consolidación de los derechos de los trabajadores, con trabajos y salarios dignos, con más educación y más acceso a los bienes esenciales, que solo con un desarrollo productivo que los incluya puede hacer sustentable.

La Matanza, desde 2003 a la fecha, ha crecido a un ritmo vertiginoso que muestra el camino del desarrollo nacional como en pocos lugares de la Argentina.

Pese a todos los esfuerzos por destruir a esta capital nacional del trabajo y la producción, con leyes que durante la dictadura prohibieron la radicación de industrias y con normas promocionales nacionales y provinciales intentando que la población y las industrias se radiquen en otras zonas, definitivamente esto no ha ocurrido.

El incremento de la población más importante, entre el censo 2001 y el 2010, se dio en La Matanza, que subió en un 41,6%, pasando de 1.251.000 habitantes en 2001 a 1.775.000 en 2010.

La tasa de desempleo, que en el 2002 superaba el 30% de la población en La Matanza, a diciembre de 2011 era solo el 7,9%. La creación de empleo en el distrito de mayor población de la Argentina ha sido notable y el crecimiento de la población radicado en el mismo en este tiempo, solo es posible merced al crecimiento del trabajo y la producción nacional en todos los órdenes, las cuales la han vuelto a convertir no ya en la «locomotora industrial» del país sino ahora con la diversificación y la densidad de su desarrollo en la «locomotora productiva y de empleo» de la Argentina.

Es de señalar que, según las investigaciones realizadas, más del 50 % de la mano de obra ocupada, se desempeña en empresas aglomeradas en jurisdicciones territoriales, por lo que podemos decir que la mitad de la mano de obra está ocupada en «clústeres productivos», mientras que la otra mitad lo hace en empresas aisladas o dispersas en el territorio. De allí la importancia que las empresas se mantengan próximas.

De los 8 manchones productivos más relevantes de las Pymes del país, La Matanza participa en los 6 primeros, lo que denota la importancia del sector en el Distrito.

Otras regiones intentan, por medio de la instalación de parques industriales, formar sus aglomerados productivos.

En la Provincia de Buenos Aires se localizan 17 parques industriales, 25 Sectores Industriales Planificados y no menos de 200 zonas Industriales que, a diferencia de los anteriores, no poseen necesariamente desarrollo de infraestructura.

Los parques industriales bonaerenses con más plantas industriales son los de Pilar, (90 Plantas), General Pueyrredón, (62 plantas) y Olavarría, (33 Plantas), a efectos de potenciar su industrialización.

Para señalar la importancia industrial de La Matanza y el impulso que para la producción nacional esta representa, debemos señalar que de 2003 a 2011 la cantidad de establecimientos industriales que se han instalado e iniciado actividades en el distrito superan los 3.000, mayoritariamente Pymes, lo que equivale a más de 30 parques industriales como el de Pilar.

Pero además, La Matanza presenta la característica de reflejar como pocos Distritos el mapa productivo del país. Además de contar con la mayor cantidad de industrias, que van desde las grandes empresas automotrices, la industria del calzado, la metalmecánica, la textil, la alimentaria, etc., pasando por cooperativas y fabricas recuperadas, hasta emprendimientos de todo tipo que incluyen los más altos desarrollos tecnológicos, posee además en sus más de 10.000 hectáreas rurales, cientos de pequeños productores agrícolas ganaderos hasta los grandes productores de oleaginosas.

Es también el lugar de mayor crecimiento del sistema educativo, puesto al servicio de la producción nacional y el trabajo. Más de 900 alumnos egresarán en 2013 de sus recuperadas escuelas técnicas, más de 50.000 matanceros se han formado en los programas y centros de formación profesional y su Universidad Nacional es la de mayor crecimiento entre 2003 y 2011, pasando de 10.000 a 42.000 alumnos.

Por todo ello es que consideramos que La Matanza debe ser declarada «Capital Nacional de la Producción y el Trabajo» como símbolo para todo el país y el mundo de lo que la Argentina ha podido lograr en este ciclo histórico reiniciado en 2003. El que le ha permitido al Distrito, recuperarse como muy pocos para volver a impulsar el desarrollo nacional de los argentinos.

Por todas las razones expuestas precedentemente, dejamos a consideración de nuestros pares el presente Proyecto de Ley.

Publicaciones relacionadas

3 comentarios

  1. !QUE PASO MUCHACHOS!
    NI SIQUIERA LOS TECLADOS A LOS CUALES LES ENVIAN UN PAR DE PLANES POR MES PARA QUE ESCRIBAN A FAVOR DE SUS ¿GENIALIDADES? OPINARON SOBRE ESTO

    SI LA MATANZA REALMENTE TENDRIA LAS CIFRAS QUE UD MENCIONAN:
    ¿COMO SE EXPLICAN LOS MAS DE 350.000 PLAN ARGENTINA TRABAJA, QUE RECIBE EL DISTRITO?

    ¿COMO SE EXPLICA QUE MAS DE 130 MEDICOS SON BECARIOS PAGADOS POR LA PROVINCIA?

    CUANTOS DE LOS 200.000 PUESTOS DE TRABAJO QUE EL SR INTENDENTE FERNANDO ESPINOZA, PUBLICITA EN LOS CARTELES SON REALES, SIN CONTAR LOS MILES DE PESOS QUE MATANZA PAGA POR REALIZAR PUBLICIDAD «INTENDENCIA ESPINOZA» QUE EL TRIBUNAL DE CUENTAS DE LA PLATA, APLICA MES TRAS MES , POR EL NARCISISMO DEL SR INTENDENTE FERNANDO ESPINOZA

    PORQUE EN VEZ DE PRESENTAR TONTERIAS, NO FIRMARON EL PROYECTO DE LEY, QUE PRESENTO EL DIPUTADO PROVINCIAL RICARDO VAGO, A FIN DE EVITAR EL REMATE DEL EDIFICIO DE CEMEFIR POR 420.000 DOLARES A MANOS DE UN PARTICULAR,CONOCIDO DE DANIEL (SENADOR PROVINCIAL POR LA TERCERA, QUE SALIO DESDE MATANZA), EL CUAL VENDIO TRES VECES EL MISMO MOVIL QUE NO EXISTE EN EL NOSOCOMIO DE LA CALLE PERU DEL MUNICIPIO?

    MIREN QUE LOS CARGOS ELECTIVOS SE ACABAN Y DEBERAN VOLVER AL DISTRITO, COMO EL EX FUNCIONARIO DE LA SECRETARIA DE SALUD, QUE DEBE VOLVER A ATENDER CONSULTORIO DE 36 HORAS, Y QUE NO SABE COMO HACER, PARA QUE NO LO LINCHEN.

    GRAIAS A DIOS LA MATANZA
    PARECE HABER DESPERTADO Y AHORA AVANZA
    SOBRE LOS FUNCIONARIOS QUE NO SIRVEN NI COMO
    INOPERANTES VALIDOS (CONSULTAR A ALGUNOS CONCEJALES)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: