Número de edición 7773
La Matanza

Liniers trajo el paraiso a Villegas

Liniers trajo el paraiso a Villegas

El ascenso y el campeonato en juego. No fue fácil para Liniers, las dificultades que presentó Puerto Nuevo hicieron mucho más valorable la conquista obtenida. La Topadora debió extremarse al máximo para alcanzar el objetivo.

Por Víctor Marinelli
Fotos Gustavo Echeverry

El partido tuvo todos los condimentos de una final. Liniers en el primer tiempo jugó atado por la presión, la ansiedad, un estadio colmado y la posibilidad cercana del ascenso. Puerto con su habitual juego vertical, hizo un par de cambios con respecto al partido de ida y a pesar de algunas desinteligencias defensivas, siempre mantuvo en alto la posibilidad de dar el golpe.

Pocas jugadas de riesgo, Liniers a los 11 tuvo la más clara en los pies de Ortíz con un disparo cerca del poste derecho, en la instancia siguiente Monzón remató por arriba desde inmejorable posición.

A los 30 Samaniego debió ver la roja ante una agresión a Formichelli. Sobre los 43 llegó un impecable pelotazo de Moreno que Lojda bajó de pecho, para con violento derechazo dejar sin chances a Díaz Peyrous.

El golpe lo sintió Liniers que volvió a pasar un momento de zozobra en un pelotazo de Balbuena que peinó Areco y Ritacco en el área chica no pudo conectar, salvando el arquero celeste. Silencio y preocupación en el Juan Antonio Arias para ir al entretiempo.

La charla de César Monasterio en el vestuario dio sus frutos. Liniers cambió la cara y ganó en confianza. A los 6 llegó Ortíz exigió a Balbuena tras gran combinación previa.

Por fin sobre los 9 explotó el estadio cuando un estupendo envío de Ortíz habilitó a Méndez que resolvió con categoría ante la salida de Balbuena. A partir de allí con oficio Liniers manejó el trámite al tiempo que la desesperación comenzó a dominar a los jugadores de Puerto Nuevo.

Fue un gol psicológico que encaminó el encuentro. Liniers supo cerrar el partido. Ramón llegó cerca de la media hora con un zurdazo bien conjurado por Díaz Peyrous. Dimotta  con posibilidades a los 39 cerca de un poste.

Sobre el final vieron la roja Samaniego y Gastón Pérez en la visita, en el límite de la impotencia. Liniers terminó sin soportar momentos comprometidos, supo cerrar el partido y festejó a lo grande.

La Topadora vuelve a la C en una temporada con algunos altibajos, que en un momento pareció complicarse. Fabián Cabello armó el plantel pero no llegó al funcionamiento ideal, el golpe de timón se dio con la llegada de César Monasterio que encaminó el recorrido.

Triunfos decisivos como frente a Sportivo Barracas o en Campana determinaron alcanzar la ventaja necesaria para llevarse primero el Clausura y luego el título de Campeón.

Seis años pasaron del último ascenso en cancha de Atlas, un breve paso por la C y luego volver a luchar en la menor de las categorías. Siempre en instancias decisivas, siempre cerca del ascenso que sistemáticamente el mismo se fue negando, aún con grandes campañas.

Se abre a partir del 2022 un horizonte interesante para continuar con el crecimiento deportivo. El institucional tuvo un fuerte impulso en los últimos años, faltaba el que le da identidad al Club. Ahora vendrán nuevos desafíos.

Locura Celeste. Liniers dio la vuelta olímpica en Villegas. ¡Campeón!

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba