N° de Edición 7446
La Matanza

Liniers primera sonrisa con goles

TESTESTE

Liniers primera sonrisa con goles

Por fin apareció el equipo. Seguramente el cambio de entrenador influyó porque Liniers tuvo la claridad y determinación que le había faltado en muchas ocasiones en una actuación convincente frente a un digno rival que por primera vez sufre tantos goles.

Por Víctor Marinelli

En un campo de juego excelente el fútbol tenía que aparecer, y los primeros minutos alcanzaron gran intensidad por la propuesta de ambos equipos. En ese panorama Liniers siempre se mostró más profundo. A los 19 desbordó Dimotta y su centro cerrado fue conectado a la red por Filiosi. El Celeste muy vertical, soltando los laterales y potenciando al máximo virtudes en ofensiva.

Tanto Filiosi como Sallabarry tuvieron a muy mal traer a sus marcadores. El local intentó con el manejo de Smarra y su aproximación más clara fue a los 28 con un tiro de Nicolás López que se fue cerca del poste izquierdo. Sobre el cierre un tiro libre lejano de Olivetti que aparecía sin consecuencias derivó en el empate ante una desafortunada acción de Díaz Peyrous.

Liniers mantuvo su predominio en el complemento. Dos remates de Sallaberry arrimaron riesgo, uno cerca del horizontal, otro controlado por el arquero Albano. La presión celeste no tardó en reflejarse en el marcador. A los 11 tras un remate de Palacio y una serie de rebotes, apareció Méndez de media vuelta para desnivelar.

Poco después llegó un anticipo de Víctor López tras un tiro libre de Sallaberry para convertir el tercero. Liniers no se conformó con la ventaja y a pura contundencia desbordó por todos los sectores al Gallego, que a pesar de sus buenas intenciones no tuvo contención. Sobre la media hora llegó el justo premio para la figura de la cancha, Sallaberry, que con remate rasante decoró el resultado. Al final Kirzner tuvo también su oportunidad pero salvó magistralmente Albano.

La Topadora resolvió con solvencia un partido que en los papeles no era simple. El equipo tuvo orden y firmeza atrás, intenso en el medio y fue implacable arriba. Varios jugadores que venían actuando levantaron su nivel, otros que no eran de la partida demostraron que tenían que estar.

Un triunfo que era indispensable para seguir albergando posibilidades de ganar el Clausura. Un debut muy auspicioso de César Monasterio que comenzó a plasmar su impronta.

Liniers vuelve a ilusionarse a lo grande.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

 

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba