N° de Edición 7274
La Matanza

 “Las Renatas”, un refugio para animales con discapacidad

TESTESTE
“Las Renatas”, un refugio para animales con discapacidad.

Giselle Ferrero, fundadora y presidenta de esta ONG habló con Diario NCO sobre el trabajo comprometido que realizan para rescatar, rehabilitar y dar en adopción a diferentes animalitos “especiales”.

Cuando le preguntan qué significa Las Renatas para Giselle Ferrero, entre lágrimas, ella responde: “Para mí el refugio significa gran parte de mi vida. Tengo el corazón compartido entre el refugio y mis hijos”, y eso se puede ver, cuando después de ser rescatados y rehabilitados de la calle, “Los Renatos” vuelven a nacer y comienzan una nueva vida.

Este espacio nació el 8 de diciembre de 2012 y desde entonces se encarga de ofrecer servicios de veterinaria a los animales abandonados para comenzar cuanto antes la recuperación, ya que la gran mayoría se encuentran en situaciones de salud muy críticas. Cuenta con 25 voluntarios y voluntarias que trabajan con amor y dedicación.

“No siempre se consigue rehabilitar al animalito. Nosotros, igual, seguimos cuidando de ellos, dándoles calidad de vida y nos convertimos en su hogar,porque muchas veces no son adoptados”, relató Giselle.

Muchos de “Los Renatos” tienen problemas complejos como ceguera, cáncer o enfermedades neurológicas, entre otras, por lo que los voluntarios y voluntarias de Las Renatas hacen un gran esfuerzo por brindarles los cuidados necesarios para que tengan una vida digna.

Los comienzos y la actualidad

En un principio, Giselle le brindaba asilo a Los Renatos en su casa, pero la magnitud que tomó los obligó a buscar otro hogar. Alquilaron una casa a la que bautizaron “Las Ruinatas”, por el estado en el que se encontraba, pero que pudieron acondicionar. Sin embargo, dos años después, no les renovaron el contrato de alquiler.

Recibieron como donación una casa quinta en Escobar que ya contaba con un precario asilo de animales. “Después de dos años, el municipio comenzó a mandarnos notificaciones e intimaciones, varias falsas”, denunció la fundadora y agregó: “El municipio no quiere que nosotros estemos en nuestra propiedad en Escobar”.

Actualmente, el refugio se encuentra en Escobar, pero debido a las trabas del municipio que imposibilitan la habilitación del espacio, deberán mudarse a un predio en Virrey del Pino que están pagando, ya que debieron sacar un préstamo privado.

En este sentido, Giselle aseguró que ya van “un año y medio de idas y vueltas”, que solo han recibido negativas por parte de las autoridades municipales e incluso fueron notificados de que deben pagar “una contravención de 27 mil pesos”. A pesar de que ya tienen el nuevo lugar para mudarse, las “notificaciones por irregularidades falsas” siguen.

Un nuevo hogar

Todo el tema legal con el municipio de Escobar obligó a Giselle y personal del espacio a lanzar diferentes campañas para conseguir donaciones, y de esa manera poder mudarse y hacer el traslado de los animales.

“Los bancos no le dan prestamos a las ONG”, por lo que Las Renatas necesita de la colaboración de la comunidad en general para poder pagar el préstamo privado que adquirieron.

“Estamos tratando de acondicionar el lugar para mudar a Los Renatos, porque seguimos con las notificaciones y actas del municipio”, afirmó la entrevistada y agregó: “estamos con toda una cuestión legal en este momento y tratando de poner al resguardo a los animales”.

Tomar conciencia

Giselle es mamá de cuatro chicos, pero su amor y preocupación también se la dedica a los animales “especiales” que rescata, ya que para ella son parte de su familia.

Cuando habló con Diario NCO, no pudo evitar emocionarse y dio un mensaje que invita a la reflexión y concientización respecto al abandono y maltrato hacia los animales. “Si nosotros los abandonamos, ellos pierden todo. Ir a dejar un animal en un refugio no es nada bueno”, lamentó.

Y sostuvo: “Sería bueno que cada familia los empiece a considerar familia, que los deje de ver como objetos o una cosa que tengo atado o que le doy de comer cuando quiero o que no me importa cómo está, porque eso es maltrato”.

“Llamo a todos a la concientización. Ellos son seres sintientes como nosotros. Tienen los mismos sentimientos de dolor, de hambre y de felicidad”, expresó y concluyó: “Por eso, que la gente empiece a considerar a sus animales como parte de sus familias y que no se deshagan de su familia”.

Cómo ayudar

Según Giselle, Las Renatas solo reciben el apoyo y la ayuda de las personas que colaboran cada vez que lanzan campañas. Por eso, es muy importante que quienes deseen y puedan les brinden una mano.

Para ponerse en contacto con el espacio, adoptar, donar o ayudar voluntariamente, se los puede buscar en Facebook como “Refugio Las Renatas” o a través de su página web www.lasrenatas.org.

Para hacer donaciones por transferencia, los datos necesarios son:

Titular: ASOC CIVIL LAS RENATAS ANIMALES ESPECIALES.

Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Número de Cuenta: 5011-50497/7.

CUIL/CUIT: 30-71522983-4.

CBU: 0140067001501105049772.

Alias: REFUGIOLASRENATAS.

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba