N° de Edición 7271
La Matanza

Laferrere: Falleció el dr. Néstor “chino” Oliveri

TESTESTE

cortejo del dr Olivieri
El deceso se produjo el martes 24 de Junio a las 8 de la mañana en la clínica del “Buen Pastor” donde había sido internado por una insuficiencia respiratoria.
Por Emilio González Larrea
El Dr. Chino o “el Chino” como lo llamaban sus pacientes y compañeros, era el titular de la sala del Barrio María Elena donde trabajaba desde hace casi 30 años. Comenzó trabajando como médico voluntario desde los inicios del barrio cuando la “salita” era una pieza sin revocar y con techo de chapas, construida por los vecinos que conformaron la Junta Vecinal “7 de Mayo” y le pusieron el nombre de la institución. Hoy es una construcción de dos pisos con múltiples servicios sanitarios y sociales que atiende una población de alrededor de 50 mil personas de los barrios aledaños como El Porvenir, Latinoamérica, 24 de Febrero, La Juanita, Villa Unión y otros. Como médico, integraba la “Corriente de Salud Salvador Mazza”, la CCC y el Partido Comunista Revolucionario al que desde muy joven se había afiliado.

Dr Olivieri

En sus 30 años de dedicación y entrega, de trabajar por la salud pública, “el Chino” luchaba diariamente por una salud pública, igualitaria y accesible para todos y para que el pueblo (vecinos y pacientes) fuera protagonistas y pudiera dirigirla. Por eso, como elemento central de esa concepción de la salud, implementó los cursos anuales de agentes sanitarios, este año se está realizando el número 26; en él se formaron cientos de vecinos y vecinas en las tareas sanitarias. Esta es una de las experiencias más avanzadas de salud en la Argentina, y se la tiene como referencia, no solo a nivel nacional sino en otros lugares de Latinoamérica e incluso habiendo llegado el cine con la película del cineasta Pepe Salvia “Cuento Chino: Clasista y Combativo” en 2010.
En la sala donde el Chino era el “alma mater” se atendía a todo el que llegaba; la mayoría quería ser atendidos por él, entonces, personalmente atendía a alrededor de 50 pacientes por día. Ya cuando llegaba a la mañana y se bajaba de su viejo auto, lo abordaban afuera para consultarlo y lo mismo ocurría al retirarse, lo seguían hasta el auto.

El velorio

La “Salita” fue el lugar elegido por su familia y sus compañeros para homenajear a este médico dedicado en su vida profesional a servir al pueblo, ya que, como dijo uno de sus hijos, “ese era su lugar en el mundo”.
Por eso desde la llegada del cuerpo a la tarde del 24, centenares de personas se hicieron presentes para despedir al “Dr. Chino”; vecinos, pacientes, amigos y camaradas de su partido. El dolor de esos cientos de hombres y mujeres se expresaba en el llanto, la congoja y la tristeza con la que se concentraron en la improvisada sala velatoria del hall de ingreso de La Salita.
Conmovedor homenaje.
A la mañana del día 25, frente a la Sala de Salud se le realizó un homenaje antes de que partiera el féretro para ser cremado, por deseo de su familia las cenizas quedarán en la Sala donde había encontrado su lugar en el mundo.
El dirigente nacional de la CCC, Fredy Mariño dio la apertura al acto, leyendo las múltiples adhesiones de condolencias del distrito y de diferentes lugares del país. Mariño, antes de cederles la palabra a los hijos del Dr. Chino, Ariel y Luciano Oliveri, venidos de Mar del Plata con otros miembros de su familia, aclaró que Juan Carlos Alderete, coordinador nacional de los desocupados de la CCC, se encontraba en Jujuy y que frente al repentino fallecimiento del médico se vio imposibilitado de asistir al velatorio.
Posteriormente hablaron el Dr. Pedro Zamparolo, amigo, colega y camarada de partido; sus compañeros de la Sala: Hugo Pollola, Mónica Correa, Nuria Benítez, Jorge Orellano; Miguelina Gómez, dirigente del Movimiento de Desocupados de la CCC; Adrián Corvalán, director de la escuela 187 “Salvador Mazza”, cuyo laboratorio lleva, ya desde hace un tiempo, el nombre de Néstor Oliveri , quien vino acompañado por alumnos de la escuela con la bandera de ceremonias y por último el Secretario General del PCR, Otto Vargas.
Al final del homenaje cientos de personas acompañaron el cortejo por varias cuadras del barrio, en su marcha hasta el destino final del cuerpo del querido Chino.

CARTA DE ARIEL OLIVERI A SU PADRE, EL DR. NÉSTOR OLIVERI

“Se murió el Dr. Chino, mi viejo. Un tipo que ni bien se recibió de médico en una clínica privada quisieron hacerle operar a una paciente de apendicitis sin ser necesario.
Entonces, después de negarse, prometió que nunca más iba a trabajar en la medicina privada ya que entendía que con la salud de la gente no se negocia. Un tipo que eligió hasta el último día de su vida trabajar en salas de salud de La Matanza y en un Corsa hecho pedazos recorriendo calles de tierra.
Hace más de 20 años empezó a atender ad honoren entre cuatro chapas en el Barrio María Elena. Y fundó la sala de salud 7 de mayo que hoy es de material y tiene 2 pisos. Ahí encontró su lugar en el mundo. Ahí lo estamos velando.
Cuando llegué había más de 200 personas esperando para entrar a verlo, sus pacientes. Pobres, mal alimentados, con frío, tristes, pero agradecidos.
Muchos me dejaron pegados sus abrazos, sus lágrimas y sus mocos, casi que yo tenía que consolarlos a ellos. Claro que no podía.
Un señor mayor, flaco, desdentado me preguntó… ¿dónde vamos a conseguir un doctor como éste…?
En una sociedad individualista, donde podías haber elegido tu consultorio privado, tu casa, tu 4 x 4, tus vacaciones en donde quieras, vos elegiste lo colectivo, el curar a los pobres y que ellos tomen la salud en sus manos como vos predicabas, y luchaste para cambiar el mundo.
Sabés que estoy orgulloso, claro que lo sabés, pero por las dudas te lo recuerdo una vez más. Te van a extrañar mucho Dr. Chino, te voy a extrañar mucho Pa”.

Mostrar más

Articulos relacionados

3 comentarios

  1. Un gran dirigente , mi mamá trabajo junto a el fue junto a su equipo el impulsor de la lucha contra la desnutricion en los niños la zona y el implementador de los agentes sanitarios para esa causa. Una gran tristeza pero dejo muchas semillas eso es muy bueno y la mejor forma de que se lo recuerde.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: