N° de Edición 7413
La Matanza

“La violencia de género se tiene que acabar, no pueden morir más mujeres en manos de los violentos”

TESTESTE
“La violencia de género se tiene que acabar, no pueden morir más mujeres en manos de los violentos”

Diario NCO relató el caso de Lara Belén Gatto, mujer de 23 años que sufrió reiterados hechos de violencia de género de su expareja, Ismael Vecchio. La palabra del abogado de la familia y una entrevista exclusiva con su madre.

LUIS FERNÁNDEZ

El día que fue un quiebre para Belén y toda su familia fue el 16 de septiembre del año pasado cuando su novio intentó matarla con un traba volante y tras ese hecho denunció a su pareja, Ismael Vecchio, por violencia de género, con el dato alarmante de que el implicado ya contaba con 48 denuncias por el mismo tema, realizadas por ex parejas y los padres de Lara.

La lentitud de la justicia se hace evidente al tener una reacción luego de casi 50 denuncias que mostraban la violencia del acusado. A pesar de las reiteradas denuncias, la causa no tomaba fuerza porque no era realizada por la persona que estaba sufriendo los hechos de violencia y terminaban siendo archivadas.

Ese día de septiembre, Lara e Ismael estaban discutiendo, el hombre la sube a su auto y la lleve raudamente por todo Ramos Mejía. Un patrullero advierte la situación y comienza a perseguir al rodado y tras constatar signos de violencia física contra Lara se llevaron detenido a su pareja.

Desde ese momento se encuentra privado de su libertad y se espera una sentencia por las denuncias de violencia física, psicológica y sexual. A poco tiempo de conocerse el veredicto, rompieron el estudio jurídico del abogado de Lara y también la casa de la víctima y anteriormente había recibido amenazas de Ismael.

El letrado que acompaña a la familia de Lara, Adrián Borgo, relató cómo ingresaron a su estudio jurídico y realizaron actos vandálicos: “Sucedió el sábado por la madrugada, me entraron por la ventana, hicieron un boquete. Radiqué la denuncia en la Comisaría de San Justo. Es mucha casualidad que nos robaron a ambos con el mismo modus operandi”.

Además, informó donde se encuentra alojada la causa y los delitos por los que está acusado Ismael Vecchio: “El caso está en el Tribunal Número 4 de San Justo y la fiscalía tiene elementos suficientes para sostener la imputación de Ismael Vecchio por el delito de violencia de género. También está en investigación el abuso sexual, además de la violencia física y psicológica”, precisó.

Asimismo, detalló que por el caso de violación sexual puede caberle una condena de entre 18 a 20 años de prisión, mientras que por los hechos de violencia de género, Vecchio podría recibir entre seis y ocho años, por lo cual, en la sumatoria podría pasar más de 25 años tras las rejas.

El relato de la madre de Lara contando el sufrimiento de ella y toda la familia

La madre la víctima, Mabel Bruzzone, habló en exclusiva para Radio NCO y contó los padecimientos de su hija y su familia: “Estoy muy acongojada. Es un tema que viene hace ya cinco años, de reiterados hechos de violencia que sufrió mi hija. Como padres recurrimos a la justicia, que es muy lenta”.

“No solo le arruinó la vida a mi hija, sino a toda una familia que está con tratamiento psicológico y psiquiátrico por sus constantes agresiones, física y verbalmente, incluso hasta a mi hija chiquita”, reveló la entrevistada.

Sobre el día que cambió para siempre la vida de Lara y sus allegados, recordó que “el 16 de septiembre del año pasado ella volvió a nacer, porque su ex pareja casi la mata con un traba volante y si no fuera por la ayuda de una policía que le salvó la vida hoy no estaría con nosotros”.

Él está próximo a una condena y a su vez, su madre contó una de las tantas amenazas que recibió la joven: “Le dijo que le iba a matar la gatita y se la iba a dejar en el congelador. Después de que destruyeran su casa lo primero que hizo Lara fue revisar la heladera. Es una locura lo que está pasando”.

Más de la palabra de la madre

Relatando con lo que deben lidiar todos los días de su vida, Bruzzone afirmó que “estamos luchando la familia entera y esperamos que haya una condena pronto. La mujer que sufrió violencia de género sabe lo difícil que es salir de esto, tal es así que más de la mitad de las mujeres no pueden salir del círculo vicioso y terminan muertas”.

“Tengo que agradecer que tengo a mi hija viva, porque ayer cuando irrumpieron en la casa de mi hija no robaron nada, solo destruyeron. No hay casualidades, hay causalidades. Agradezco a la policía que está investigando lo que pasó”, valoró la entrevistada.

Sin embargo, criticó que la ley que debe amparar a las mujeres que sufren este tipo de acoso sea muy blanda con los agresores: “Es un violento, abusador y acosador la expareja de mi hija. Agradezco a la fiscal Córdoba que se haya tomado el tiempo de meterlo preso, aunque lamentablemente la Ley de Violencia de Género no nos dan respuestas, porque la condena por violencia de género es excarcelable”.

“Somos una familia muy transparente, no tenemos nada que esconder. Mi hija sufrió durante cuatro años una tortura espantosa, que tuvo que exponerla ante los medios de comunicación para tener una respuesta, ya que cómo él hay muchos sueltos”, enfatizó la madre de Lara Belén Gatto.

Vale recordar que, según relevados por el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina, el número de asesinatos mediados por la violencia de género fueron de 251 y contando los travesticidios, el número asciende hasta los 287. Esto significó que cada menos de 30 horas, una mujer fue víctima de femicidio.

El trabajo de su abogado, y el pedido para que se “despierte” la justicia

Acerca de la incansable labor que viene realizando el letrado que los acompaña en la causa, puntualizó que “nuestro abogado está yendo por todo, porque a mi hija le hicieron una revisación médica el mismo 16 de septiembre, donde ya arrastraba lesiones y por eso queremos que mi ella sea el ejemplo de todas esas mujeres que no pueden hablar”.

Sobre los dichos de los familiares del acusado de violencia de género, la entrevistada remarcó que “no me interesa en nada lo que diga la familia Vecchio (de la expareja de Lara)”. “Una mujer que está violentada no puede hablar, porque no solo amenazan a la mujer, sino a toda su familia. Ese es el gran problema”, prosiguió la mamá de Lara.

“Pido que se despierte la justicia y baje el martillo de una vez. Al menos una mujer en la Argentina tiene que vivir en paz, no amenazada. No puede ser que locos así estén sueltos y la gente inocente tenga que vivir con miedo a represalias”, continuó la entrevistada.

Más relatos desgarradores del calvario que vivió y vive su hija

A su vez, contó otra de las tantas situaciones violentas que le tocó vivir a su hija a manos de su expareja: “Una noche irrumpió con su moto y destrozó la puerta del edificio y por eso fue echada por el dueño del lugar donde alquilaba la casa, por los desastres que cometía Ismael Vecchio y también tener a los vecinos con miedo”.

“Todo lo que hablo lo hago en base a pruebas, con denuncias realizadas. Mi hija tiene todo el cuerpo marcado, la nariz y la cabeza pegada con la gotita (pegamento) y el tabique desviado y la espalda toda golpeada. En qué condiciones puede hablar una víctima así”, expuso la entrevistada.

Casi a modo de cierre, mencionó una frase impactante que le expresó su hija: “Ella me dijo ´va a venir por mí, por vos, por toda la familia´ y aunque momentáneamente esté preso no estamos tranquilos porque vivimos observando a nuestros alrededores. Él no está solo, está adentro, pero afuera tiene mucha gente que responde a él. Vivimos con miedo, quiero a mi hija viva, no muerta”.

“Nos dijeron de irnos del país, pero no queremos hacerlo. El Estado tiene que brindarle al ciudadano la seguridad y al delincuente en la cárcel. Se están muriendo y están quedando los malos. La violencia de género se tiene que acabar, no se pueden seguir muriendo mujeres en manos de estos violentos”, concluyó duramente la mamá de Lara Belén Gatto.

Un caso en primera persona, de una sobreviviente que todavía puede vivir para contar su historia. Una mujer violentada física, verbal, psicológica y sexualmente, que no quiere ser un número más de los femicidios en el país y busca ser el ejemplo de todas aquellas mujeres que no tienen voz.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba