N° de Edición 6670
La Matanza

La UNLaM reflexionó sobre la evaluación en prácticas de enseñanza

La UNLaM reflexionó sobre la evaluación en prácticas de enseñanza.

Dirigida a docentes y directores de escuelas secundarias y de educación superior, la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) llevó a cabo la jornada de reflexión “La evaluación en las prácticas de enseñanza”, en el marco del programa Nexos, mediante el cual se articula el ingreso a la Casa de Altos Estudios con las escuelas de la región.

Al respecto, la directora de Pedagogía Universitaria, Jorgelina Monti, ponderó “el diálogo y el intercambio que permiten estos encuentros”, habida cuenta que el objetivo radica en que cada año “puedan ingresar más chicos a la Universidad y puedan permanecer en ella”.

En este sentido, el especialista Jorge Steiman dejó en claro que la práctica de la evaluación “demanda una intervención moralmente buena, es una práctica ética y está en juego la justicia”, por lo tanto, sugirió a sus colegas “no desviar el sentido de la enseñanza”, de modo tal de no contraponer el aprobar con el entender los contenidos dictados en una clase, puesto que en varias ocasiones “está en juego el relato de los contenidos versus el trabajo cognitivo”.

Asimismo, y a lo largo de su trayectoria por aulas e instituciones de todos los niveles, Steiman remarcó que el docente debería evaluar del mismo modo que enseña, porque de lo contrario el estudiante no aprende en la clase del modo en que posteriormente será evaluado y, por ende, “no es justo porque no lo trabajó cognitivamente”.

También, el docente aconsejó que las calificaciones que se otorgan con las evaluaciones sean acompañadas con una intervención y señalamiento de su profesor, de modo tal de reorientar el estudio de los alumnos que cometieron errores, y en consecuencia que esa nota tenga una devolución para que comprenda qué debe mejorar para la próxima instancia.

Por otro lado, Steiman remarcó que el profesor debe “enseñar a analizar, a comparar porque si no al alumno no le sale solo”, aunque, no obstante, la tecnología puede servir para “compensar déficits” en cada asignatura, puesto que existen tutoriales vinculados a campos disciplinares que puedan ayudar en los procesos cognitivos diferentes que tiene cada uno.

Luego, su par Marisa Bolaña explicó que la evaluación no puede ser relegada solo “a un momento preciso y acotado”, ya que deben construirse “prácticas contextualizadas para una educación inclusiva y de calidad”, habida cuenta que “la decisión que se toma generan efectos en las trayectorias de los alumnos”, debido a los juicios de valor generados en esa instancia.

Dentro de su ponencia, Bolaña coincidió con Steiman en que no se puede pensar las prácticas de evaluación como algo separado de las prácticas de enseñanza, y, en consecuencia, instó a los docentes que asistieron al Patio de las Américas de la UNLaM, a tener creatividad, suspender los juicios totalizantes y valorativos y formularse preguntas para encontrar las limitaciones a diario.

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close