N° de Edición 7269
La Matanza

“La unidad no es uniformidad”

TESTESTE

La Tablada – Parte II

Esta es la segunda y última parte del reportaje al Concejal (mandato cumplido) y ex titular del radicalismo matancero, José De Miguel, quién desgrana propuesta hacia el partido y hacia la sociedad.
Alejado de la política, De Miguel analiza el presente de la UCR matancera y la posibilidad de recuperación del centenario partido.

“Vengo de una familia que siempre ha trabajado por la gente, en la sociedad de fomento del barrio, en el viejo club de madres de mi mamá, en el hospital de La Tablada donde hay una placa de mi viejo, siempre han trabajado desinteresadamente y yo me crié de esa manera y la gente lo percibe cuando uno se dedica desinteresadamente” explica el ex Concejal y aclara que “Nada llena más el alma que el agradecimiento de la gente, para aquel que es militante, eso tiene un valor insuperable que supera incluso, las pequeñas conquistas personales de nuestra vida cotidiana. El agradecimiento de la gente por haber sido útil en algún momento, eso tiene un valor inconmensurable, eso es lo que tiene que buscar el militante. Si ese agradecimiento se transforma en votos, bienvenido sea pero, hay que evitar esa búsqueda descontrolada e histérica del voto. La gente sabe percibir el mensaje de los militantes, de los dirigentes y de los candidatos; démosles la oportunidad que escuche y dirima de quién quiere que la represente”.
Respecto a cómo ve La Matanza en estos tiempos, De Miguel afirma que“Tengo que ser muy sincero y decir que La Matanza está mejor pero, al mismo tiempo dijo, que podría estar mucho mejor. En estos últimos años se han hecho obras que han servido para mejorar la calidad de vida de los matanceros, por supuesto, hay muchas asignaturas pendientes donde el radicalismo tiene la posibilidad de acercar la propuesta. La unidad no es uniformidad, no es que todos tengamos que pensar iguales, hay gente que piensa distinto, pero eso no significar estar en contra o convertirse en oposición. Hay miradas distintas sobre diferentes realidades. No hay que hacer oposición por la oposición misma, hay que trabajar para beneficiar a los vecinos del distrito, hay que acercar propuestas e ideas” y agrega que “La clave de todo esto, que es el sueño que concebí desde que me inicie en política, que es algo muy sencillo nada de Harvard, la gente debe definir cuando decide su voto entre los que se preocuparon o los que lograron la solución; si yo fui el que me preocupe sobre un tema y presenté propuestas, ideas y proyectos pero, luego el que solucionó el problema fue el ejecutivo, la gente tiene que definir esto: si no hubiese habido la preocupación, no habría estado la solución. El vecino debe dirimir esto, algunos valorarán la preocupación y otros valorarán la solución; lo que no puede existir, es que haya una acción, que puede ser buena o mala, sin que haya otra idea. La gente después define entre estas dos alternativas. Cuando se logre eso, vamos a tener mejores elecciones, mejores candidatos, se le va a dar más sentido a la democracia”.
“La realidad del radicalismo matancero lo vivo con una gran frustración” asegura José De Miguel y dice que “A La Matanza le dicen la quinta provincia pero solamente para los discursos porque después en la realidad no sólo tenemos representación provincial o nacional, sino que ni siquiera hubo una candidatura radical matancera, más allá de que hubiese entrado o no, el radicalismo matancero no tuvo ninguna candidatura y en esto, hay una absoluta responsabilidad nuestra, pero no es sólo de ahora, yo también me hago cargo de en su momento haber sido responsable de está situación, de no haber logrado el reconocimiento y la consideración de la dirigencia nacional y provincial hacia el radicalismo matancero. Porque los dirigentes nacionales o provinciales vienen a La Matanza solamente para saber el caudal de votos que aportamos, cuando en definitiva, los votos del radicalismo matancero termina definiendo la elección nacional y provincial”.
“Nosotros somos un partido centenario y siempre tenemos la oportunidad de recuperarnos” afirma el ex Presidente de la UCR matancera y explica que “Tenemos muy buenos dirigentes pero también, hay muchos que por distintas razones se han alejado. Me parece que es el momento de la gran convocatoria, es el momento de volver a las fuentes de la militancia. Pero la convocatoria debe ser desinteresada, si no nos damos cuenta del lugar en el cuál estamos, si seguimos especulando o buscando algún beneficio personal, sectorial o interno, no va a servir de nada. Hay que hacer una apertura franca, donde se pueda dar un debate y aportar desde la experiencia; esto no debe asustar a nadie, al contrario. Hay muchos radicales que tienen buenas ideas y tienen que tener la oportunidad de aportar esas ideas y ver de que manera, gradualmente, vamos trabajando para volver a recuperar la confianza de la gente” y asegura José De Miguel que “Esto no se puede hacer desde M. Marcón 3061 (sede del Comité de Distrito de la UCR matancera) sino desde los barrios para recuperar ese contacto con la sociedad en la cuál vivimos, de esa manera vamos a comenzar a recuperarnos”.

Para resaltar

“La realidad del radicalismo matancero lo vivo con una gran frustración”
“Me parece que es el momento de la gran convocatoria, es el momento de volver a las fuentes de la militancia. Pero la convocatoria debe ser desinteresada, si no nos damos cuenta del lugar en el cuál estamos, si seguimos especulando o buscando algún beneficio personal, sectorial o interno, no va a servir de nada”.

Mostrar más

Articulos relacionados

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: