N° de Edición 7095
La Matanza

La Nirva: ya son nueve meses sin cobrar: exigen una respuesta

La Nirva: ya son nueve meses sin cobrar: exigen una respuesta.

Las instalaciones de la fábrica de Lomas del Mirador, que fabricaba los alfajores Grandote y La Recolecta, se encuentran ocupadas por sus trabajadores y trabajadoras como medida de fuerza y reclamo para percibir lo que les corresponde.

En diálogo con «Haciendo Radio”, una producción de Diario NCO que se emite de lunes a viernes de 10.30 a 13 por la 20.20 NCO Radio, Lorena Pereyra, empleada de La Nirva, explicó que “la situación sigue de la misma manera”, es decir, hace nueve meses que “seguimos estando sin plata y sin producción”.

En este sentido, Pereyra contó que están en “asamblea permanente” para debatir y decidir en conjunto las posibles soluciones. Sin embargo, la entrevistada aseguró que “no se acerca nadie a hablarnos, ya ni el dueño llama”.

A su vez, marcó una diferencia de trato por parte del ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social: “A ellos les dan audiencia constantemente. Ellos se dan el lujo de pedirlas, no se presentan, se las pasan para el otro día, no van con ninguna propuesta”.

Lo que es más, según lo que sostuvo Pereyra, en la última audiencia que se llevó a cabo hace dos semanas, la parte empleadora les ofreció que, a partir del 24 de julio, les paguen el 12 % de la deuda acumulada y, luego, el 7 % por semana “hasta cubrir el total, con la condición de que salgamos de la empresa”.

Esta propuesta, para los y las trabajadoras fue “un chiste”: “¿Qué arreglo es ese? No es ningún arreglo para nosotros, con todo lo que pasamos y seguimos pasando acá dentro de lunes a lunes”.

Posibles compradores: ¿es posible?

“Ahora surge unos supuestos compradores que quieren negociar con nosotros, pero me parece que acá no hay nueva función, acá hay una deuda que nos tienen que pagar y después de ahí vemos que pasa”, argumentó, en representación de sus compañeros y compañeras, la posición inflexible y fundada en lo que consideran justo.

“Posibles compradores vinieron a hablar con nosotros para ver si podemos llegar a un acuerdo pero nosotros no queremos acuerdo, queremos la deuda, porque ni siquiera intereses, nada, queremos que nos paguen lo que nos corresponde”, continuó.

La Nirva: ya son nueve meses sin cobrar: exigen una respuesta.

Es por eso que Pereyra consideró “si viene un empresario serio” no debería “querer ir en contra” de ellos. “Obviamente un empresario serio, no van a poner su apellido ante los demás. Nuestra postura es cobrar lo que nos deben y después vemos cómo sigue todo porque es la realidad. Son nueve meses sin cobrar”, conjeturó.

Otro punto a tener en cuenta es que cada mes que pasa es más dinero pendiente y una o un posible interesado tendrá que “hacerse cargo de la empresa con semejante deuda que tiene de millones”. Es decir, en base a lo que estiman los y las trabajadoras, “hoy es más grande el valor de la deuda que de la empresa”.

Una salida cooperativa

Otra alternativa, como parte de un camino para resolver el conflicto, es la conformación de una cooperativa. No obstante, alertaron que “es un camino largo” que se dificulta ya que, por el “tiempo que lleva la fábrica en concurso, ya tendría que alguien pedir la quiebra”:

De esa manera, los y las trabajadoras que están varadas, se verían “beneficiadas”. “Si logramos conseguir la matrícula como cooperativa sí, podríamos hacer producción pero, mientras tanto, no.Ni siquiera tenemos esa suerte”, sintetizó Lorena.

Por esta razón, tampoco pueden producir y necesitan el “respalde de alguien” que les garantice que están en regla”. De todas maneras, en principio sería para “solventarse” a ellos mismos y sus gastos, pero no se equipara a cobrar un sueldo.

A falta del Estado: la solidaridad de la sociedad

En su diálogo con “Haciendo Radio”, la entrevistada agradeció a los medios de comunicación, en especial a Diario NCO, por la difusión y el compromiso desinteresado sobre el caso: “Siempre están pendientes de nosotros y nos sirve muchísimo”.

Por otro lado, los movimientos sociales se acercan a la empresa ubicada en Dorrego 867 de la localidad bonaerense, Lomas del Mirador, para preguntarles qué necesitan y cómo siguen en su reclamo.

La Nirva: ya son nueve meses sin cobrar: exigen una respuesta.

“No tenemos respaldo de nadie. Esta es la verdad. Los movimientos que vienen nos siguen trayendo donaciones, otra ayuda no tenemos”, describió Pereyra y sostuvo que con ese tipo de ayuda pueden cocinarse.

A su vez, hicieron una rifa de “un lechón y quince cajas de alfajores” elaborados por ellos, para “poder seguir con esta lucha”. “La verdad que nos fue re bien, vendimos todos los números, los movimientos se acercan, nos llevan rifas, venden”, agradeció.

En definitiva, como síntesis de este momento que se profundizó con la pandemia, históricamente, cuando el mercado regula la economía, son las organizaciones de la sociedad civil las que salen a salvaguardar y sostener a familias que nos son amparadas por el Estado.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar